LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

NO TE DEJES PROGRAMAR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR STANISLAV GROF

IMÁGENES DEL ESCRITOR STANISLAV GROF

FRASES COINCIDENTES

STANISLAV GROF

| FRASES | ESCRITOS |

Textos escatológicos antiguas son en realidad los mapas de los territorios interiores de la psique que parecen trascender la raza y la cultura y se originan en el inconsciente colectivo.

La psique del individuo es proporcional a la totalidad de la energía creativa. Esto requiere una revisión más radical de la psicología occidental.

Hay gente que puede empezar a tener experiencias muy poderosas sin tomar drogas psicodélicas. Puede ocurrir en contra de su voluntad. Este es un fenómeno universal.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

Pasé gran parte de mi infancia tardía y la adolescencia muy, muy involucrados e interesados ​​en el arte, y sobre todo en las películas de animación.

El conocimiento del reino de la muerte hace posible que el chamán se mueva libremente hacia adelante y hacia atrás y mediar estos viajes para otras personas.

A diferencia de cientificismo, la ciencia en el verdadero sentido de la palabra es abierto a la investigación imparcial de los fenómenos existentes.

Las experiencias relacionadas con la muerte eran vistos como visitas a importantes dimensiones de la realidad que merece ser vivido, estudiado y cuidado asignan.

La conciencia después de la muerte demuestra la posibilidad de la conciencia operar independientemente del cuerpo.

La fascinación y obsesión por los fenómenos psíquicos se consideran normalmente una peligrosa trampa del ego del buscador y una distracción lamentable en la búsqueda espiritual genuina.

Si la conciencia puede funcionar independientemente del cuerpo durante la vida, podría ser capaz de hacer lo mismo después de la muerte.

En el curso de nuestra tenaz búsqueda de lógica y sobria racionalidad, hemos pasado por alto las poderosísimas herramientas y el valor del conocimiento empírico de nuestros antepasados.

En momentos en que la codicia desenfrenada, la agresión maligna, y la existencia de armas de destrucción masiva amenaza la supervivencia de la humanidad, debemos considerar seriamente cualquier avenida que ofrece algo de esperanza.

Una transformación interna radical y lugar a un nuevo nivel de conciencia puede ser la única verdadera esperanza que tenemos en la actual crisis global provocada por el predominio del paradigma mecanicista occidental.

En ocasiones el proceso de despertar espiritual es tan sutil y gradual que prácticamente es imperceptible. Tras meses o años, una persona mira hacia atrás y se da cuenta de que se ha producido un cambio profundo en su compresión del mundo.

De acuerdo con la ciencia materialista, cualquier memoria requiere un sustrato de material, tal como la red neuronal en el cerebro o las moléculas de ADN de los genes.

Ponerse de acuerdo con el miedo a la muerte es propicio para la curación, la transformación positiva de la personalidad, y la evolución de la conciencia.

Un texto del budismo tibetano describe el momento de la muerte como una oportunidad única para la liberación espiritual de los ciclos de muerte y renacimiento y un período que determina nuestra próxima encarnación.

El elemento miedo es una pieza esencial en el mosaico del cambio.

Sea o no creemos en la supervivencia de la conciencia después de la muerte, la reencarnación y el karma, que tiene muy graves consecuencias para nuestra conducta.

Para cualquier cultura que se ocupa principalmente de sentido, el estudio de la muerte - la única certeza de que la vida tiene para nosotros - debe ser central para la comprensión de la muerte es la clave de la liberación en la vida.

Tengo que decir que me arrepentí de renunciar a las películas de animación.

El mundo que tenemos es la única esperanza para la supervivencia.

Ciencia académica tradicional describe los seres humanos como animales altamente desarrollados y las máquinas pensantes biológicos. Parece que estamos objetos newtonianos hechas de átomos, moléculas, células, tejidos y órganos.

Creo que es esencial para nuestro futuro planetario para desarrollar herramientas que pueden cambiar la conciencia que ha creado la crisis en que estamos.

Cuando se lee la literatura psicodélico, hay una distinción entre los llamados psicodélicos naturales y psicodélicos sintéticos que son producidos artificialmente.

El paradigma materialista de la ciencia occidental ha sido un obstáculo importante para cualquier evaluación objetiva de los datos que describen los eventos que ocurren en el momento de la muerte.

Una consecuencia importante de liberarse del miedo a la muerte es una apertura radical a la espiritualidad de un tipo universal y no confesional.

En la clase de mundo que tenemos hoy, la transformación de la humanidad bien podría ser nuestra única esperanza para la supervivencia.

En muchos casos, tras el anhelo por las drogas, el alcohol u otras adicciones está el anhelo por el Ser Supremo o Dios.

La mayoría de tradiciones espirituales nos avisan de que los ámbitos trascendentales pueden ser seductores y que podemos estar tentados a abandonar el mundo en su favor.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Desear la Iluminación estando sumergido en lo ilusorio es como las nubes que salpican la infinitud del espacio.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

Cuando el sabio que desea alcanzar la iluminación se encuentra con dificultades o circunstancias adversas, las acepta y no permite que alteren su serenidad.

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

La ilustración es la iluminación de la percepción cuando la luz del alma fluye y el hombre en su conciencia, puede percibir lo que antes estaba oscuro y oculto.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

Amigos, hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable; por lo tanto, confiad siempre en vuestro sagrado Guía Espiritual.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

La iluminación espiritual es caminar en lo oscuro llevando consigo la luz, cambiando sin fijación, alcanzando la fuente de la unidad suprema para responder infinitamente.

La Iluminación es un estado de energía inagotable y de espontaneidad absoluta, que se vuelcan continuamente en una acción creativa ininterrumpida.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Cuando en el budismo hablamos de la Iluminación, nos referimos a este estado de Conocimiento Superior, Amor, Compasión y Energía.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

La iluminación espiritual es el esclarecimiento previo, es la percepción cuando la luz del alma fluye y se nutre constantemente desde la fuente.

El gurú no quiere nada del discípulo. Gurú es esa fuerza moviendo un alma hacia la iluminación. Las acciones del gurú son de pura compasión.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

Muchos caminos conducen a la iluminación, pero en el fondo sólo hay dos: la razón y la práctica.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.