LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR SAINT GERMAIN

IMÁGENES DEL ESCRITOR SAINT GERMAIN

FRASES COINCIDENTES

SAINT GERMAIN

| FRASES | ESCRITOS |

YO SOY la presencia amorosa que prevalece siempre por encima de cualquier cosa que la condición sea.

YO SOY la mente pura de Dios.

YO SOY el perfecto aplomo en mi hablar y en mi actuación en todo momento porque yo soy la presencia protectora.

YO SOY el poder de mi autocontrol completo para siempre sostenido.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

YO SOY la perfecta actividad de cada órgano y célula de mi cuerpo.

YO SOY el principio vital en este mi cuerpo, en todas partes hasta en el corazón de Dios soy la inteligencia gobernante del Universo.

YO SOY si me doy cuenta del Poder Ilimitado a mi servicio.

Ascender a la quinta dimensión, es ampliar nuestra conciencia para percibir la unidad y el amor entre todo lo que existe.

YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar.

YO SOY la plenitud de mi amor divino que te bendice para que prosperes.

YO SOY el milagro y la perfección.

YO SOY la presencia conquistadora.

YO SOY mensajera de la luz.

YO SOY la inteligencia protectora omnipresente y omnipotente que protege este cuerpo.

YO SOY la presencia que nunca falla o comete un error.

YO SOY la pura inspiración; yo soy la luz pura en acción aquí.

Podemos estar en la tercera, cuarta y quinta dimensión al mismo tiempo, hasta consolidar la ascensión a la quinta definitivamente.

YO SOY si se que la grandeza viene del YO SOY.

YO SOY ahora el ser ascendido del ser que deseo ser.

YO SOY la perfecta visión mirando a través de estos ojos; yo soy la perfecta audición oyendo a través de estos oídos.

YO SOY el camino, la verdad y la vida.

YO SOY el vencedor del temor y la duda que son los dos ladrones de la felicidad humana.

Todas y cada energía retornando, no importa su naturaleza debería ser recibida con Amor porque el Amor transmuta el pasado.

YO SOY la Ascensión en la luz.

YO SOY la suprema autoridad, dios en acción.

YO SOY la suprema autoridad de Dios en acción.

YO SOY la perfecta salud manifestada ahora, en cada órgano de mi cuerpo.

La Gran Fuerza Espiritual está más allá de la comprensión humana. Acepta lo que te da con gratitud, no la interrumpas ni la cohíbas. ¡Simplemente vibra con ella!

«YO SOY» el poder y la presencia consumidora de todo temor, duda y confusión que pueda haber en mi mente exterior, sobre la invencible actividad del «YO SOY».

YO SOY la esencia misma de todo aquello que yo deseo.

YO SOY la milagrosa presencia trabajando en todo lo que yo necesito que se haga.

YO SOY en ti.

YO SOY la resurrección y la vida.

YO SOY la presencia gobernante que me precede a donde yo vaya durante este día, ordenando perfecta paz y armonía en todas mis actividades.

La Tierra tiene demasiados rezagados de otros mundos que ya no tienen vida en la tercera dimensión y en otros planetas del Sistema Solar que ya han ascendido a la quinta dimensión, ellos son quienes tienen conocimientos de tecnología pero no tienen amor.

YO SOY aquí y soy allá.

YO SOY la única presencia todopoderosa actuando en mi mente, mi cuerpo y mi mundo.

YO SOY la perfección de mi mundo y ésta es autosostenida.

YO SOY el poder de Dios todo poderoso.

YO SOY la sustancia y opulencia ya perfeccionadas en mi mundo de todas las cosas constructivas que pueda concebir o desear.

YO SOY si se que la fe es poder sostenedor.

YO SOY la suprema e inteligente actividad de mi mente y mi corazón.

YO SOY la luz iluminando.

YO SOY la vibración de los colores, soy el efecto sanador sobre mi ser; soy la energía transformadora, soy vibración perfecta.

Si vibras con la verdad, estarás vibrando a altas frecuencias. La vida es ella misma alimento. Ella es salud, energía, belleza. ¡Ella es vida, es vibración!

La vibración de Cristo es elevada, permite que la energía de alta frecuencia de la quinta dimensión, se funda con sus auras.

La conciencia de las almas avanzadas, que llaman Semillas Estelares, está en el proceso de entrar en la conciencia de la quinta dimensión.

En la quinta dimensión hay planetas que han ascendido donde hay vida y también hay ciudades de luz o retiros espirituales.

YO SOY la luz pura.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Iluminación es el atributo de Dios que están buscando los Seres Humanos y se encuentra dentro de sí mismos.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

Examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos. Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

Alineación es iluminación.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

La iluminación es cuando nos aceptamos tal cual somos sin maltratarnos, nos transformamos.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

Mantén siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran océano y el pico más alto: vacía de todo pensamiento. Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llénate a ti mismo con el poder de la sabiduría y la iluminación.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

La iluminación no sólo es atemporal. También es hermosa, verdadera e indestructible. Más que cualquier cosa separable o condicionada.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

La palabra iluminación evoca la idea de un logro sobrehumano y el ego quiere conservar las cosas así, pero es simplemente el estado natural de sentir la unidad con el ser.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Debemos lograr la iluminación antes de lograr la iluminación. No es después de haber logrado la iluminación cuando comprendemos su verdadero significado. La intención de hacer algo es de por sí la iluminación.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

La iluminación espiritual es la experiencia de lo divino.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

La iluminación debe basarse en la práctica.

La práctica-realización de la iluminación completa, es conciencia fundamental de la realidad más allá del dualismo. Es darse cuenta de la realidad y experimentar esa realidad.

La iluminación espiritual significa toda aniquilación consciente de uno mismo.

La iluminación es una condición en la que hemos llegado al final de esta relación con la experiencia humana dolorosamente centrada en el yo.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.