LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR VIELKA BLIS

IMÁGENES DEL ESCRITOR VIELKA BLIS

FRASES COINCIDENTES

VIELKA BLIS

| FRASES | ESCRITOS |

15 cosas que si las dejas ir te harán la vida mucho más fácil y mucho más feliz. Nos aferramos a cosas que nos causan dolor, estrés y sufrimiento.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

La percepción clara y consciente del yo eterno es el único despertar o iluminación, es la única liberación ilusoria de una esclavitud ilusoria, es el despertar del sueño viviente.

No crear falsas ilusiones es la iluminación.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

Cuando un hombre ha alcanzado el samadhi, la iluminación definitiva, la unión con Dios, ser uno con Dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

El practicante espiritual está buscando consuelo, y para algunas personas la iluminación suena mucho como el consuelo final y total de todo.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

Necesitamos iluminación, no solo individual, sino colectiva para salvar el planeta. Necesitamos despertarnos. Necesitamos practicar mindfulness si queremos tener un futuro, si queremos salvarnos a nosotros mismos y el planeta.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

La iluminación espiritual no es un estado, una experiencia ni un objetivo que alcanzar en el futuro.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

La iluminación no es un estado alterado de conciencia. -Está saliendo de un estado alterado de conciencia.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

La iluminación es la intimidad con todas las cosas.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

La iluminación espiritual es una constante invitación, a través de cada momento de nuestra vida, a abrazarnos tal como somos, con todas nuestras imperfecciones.