LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR SHIBENDU LAHIRI

IMÁGENES DEL ESCRITOR SHIBENDU LAHIRI

FRASES COINCIDENTES

SHIBENDU LAHIRI

| FRASES | ESCRITOS |

El swadhyaya es el comienzo del Kriya Yoga.

Y no es la libertad del «yo», sino liberarse del «yo». Es decir, la ausencia de «yo» personal» y la emergencia del Yo impersonal.

El Kriya Yoga es un movimiento de swadhyaya — el estudio de los caminos del “yo”— hacia isvarapranidham —la percepción de la Totalidad— a través de tapas —la práctica del Kriya—.

Buscad sin plantear preguntas inútiles.

Postrándonos, formulando preguntas inteligentes y escuchando con cariñosa y sincera atención.(Bhagavad Gita 4.34) Así es como un discípulo puede recibir del maestro el cambio radical, a través de un proceso inductivo.

Los mudras no son algo que imitar o exhibir para glorificar o engrandecer el ego.

Swadhyaya, el conocimiento de uno mismo, en compañía de un Sat-Gurú es el comienzo del Kriya Yoga.

Una persona religiosa no apela a su reserva acumulada de codicia y miedo para ofrecer suplicantes plegarias a una imagen proyectada como “Dios”.

“Chaitanya” puede traducirse como “Inteligencia”.Esta es la traducción más apropiada.

El Kriya Yoga —un viaje espiritual y no una rancia creencia— necesita profunda comprensión, un tremendo valor y una paciencia como los Himalayas.

El Kriya Yoga es la vida de la cordura y de la santidad.

El Kriya Yoga aniquila la conciencia de separativa generada por el ego, la cual nos separa de la cualidad viviente de la vida.

La liberación de las cadenas de la mente —provocando el funcionamiento natural de los órganos sensoriales— conduce al fin de la infatuación de la mente con los objetos y las obsesiones.

Swadhyaya florece con el ver sin buscar; es decir: ¡de un “ver” en el que no hay un “veedor”, sino solo el objeto visto!

La revelación de la Inteligencia —Chaitanya— no está ni en la resistencia ni en la relajación, sino en la consciencia-testigo —sakshi—.

El Kriya no es huir del mundo sino más bien comprender el mundo y sus caminos.

En el Kriya Yoga la libertad no es la banal expresión de la arbitrariedad o de la falta de comedimiento; es una gran humildad pues nos vemos libres de la arrogancia y la ignorancia, de las imágenes e influencias.

Con la perfección del “yo” en el no-hacer da comienzo el hacer profundo y divino de la Inteligencia.

Vivir preguntando es vivir en las perversiones y manías de la mente.Indagar es acción; plantear preguntas es actividad, reacción.

El Kriya elimina el instinto de posesividad, liberándonos de nuestros impulsos acumulativos y adquisitivos.

¡No hay forma de que “tú” —la mente— puedas añadir algo a la vida, como amor o inteligencia —Chaitanya—!

Liberarte de lo conocido es comprender lo no conocido.

“Consciencia” significa “Chaitanya”, Inteligencia, Vida, y esa conexión de la Vida con el cuerpo está siempre disponible.Esta conexión es el verdadero “hacedor”.

La explosión del Omkar en el Yoni mudra supone la destrucción de la mezquina mente ante su propia insignificancia.Este es el comienzo de la auténtica meditación y de la intoxicación divina.

¡Indaga; no plantees preguntas!

El Kriya te desacondiciona y, por lo tanto, te libera de tu karma pasado.

Tus preguntas surgen desde las respuestas ya conocidas por ti a través de tu gravoso condicionamiento.Tú haces preguntas sólo para consolidar tus respuestas.

Una persona religiosa no pertenece a ninguna religión, a ninguna raza, a ninguna nación.Vive en la energía de la inocencia y en ella se manifiestan las bendiciones de lo sagrado.

Diferentes expresiones —mudras— se manifestaron de forma natural cuando Buda, Ramakrishna, el santo Tukaram, Ramana Maharshi y otros estallaron al gozo.Imitando esos mudras, nadie obtendrá una vislumbre del estado de conciencia de estos valientes.

Las ranas hibernan bajo el agua extendiendo su lengua como en el Khechari mudra. ¡Que esto te sirva para reconocer a los promotores de la “conciencia-de-la-rana” del mercado espiritual!

No os hundáis en el fango de las preguntas teológicas y de las respuestas generadas por los charlatanes espirituales y las mafias religiosas.

Los mudras son expresiones naturales; no son para modificar algo y “llegar a”, ni para presumir o alardear.

Su swadhyaya [de un Kriya Yogui] y su tapas crean sin atribuirse nada y le guían sin interferir conduciéndole a Ishwara-pranidhan.

Los verdaderos kriyas, los que harán estallar tu mente, pueden ser aprendidos de quien ha experimentado dicha explosión sin experimentador.

Las preguntas curiosas persistirán eternamente a menos que surja una pregunta no de respuestas prestadas, lo cual hará explosionar al interrogador mismo resultando un cambio radical.

El esfuerzo es la fantasía del ego y, por lo tanto no vinculante a un estado de libertad.

Los mudras aparecen por virtud de la inteligencia corporal cuando el cuerpo se libera de las garras del pensamiento.Entonces la mente, con sus mitos y manías, cesa por completo.

La vida es naturalmente inteligente —Chaitanya— de la misma manera que el fuego es naturalmente caliente.La mente es estupidez, ya que es la separación de la vida.

Cuando surge [la] comprensión como una explosión de Chaitanya —la Inteligencia—, entonces la luz del Bhagavad Gita amanece en el cuerpo.

La sabiduría no proporciona respuestas, ¡sino que borra por completos todas las estúpidas preguntas!

El Kriya Yoga nos libera de las actividades del pensamiento abriéndonos la puerta a la eternidad.

El Kriya cura el defecto neurológico de la especie humana: las fantasías egoicas en sus diversas formas.

La Inteligencia —Chaitanya— es imperecedera y suprema.

El mensaje es liberarte absoluta e incondicionalmente.

Todo buscador de Dios puede expandir la capacidad de su conciencia hasta hacerla omnisciente y recibir dentro de sí la Inteligencia Universal de Dios.

Adhyatma es Atma + Adhyayan.Swadhyaya es Swa + Adhyaya.Ambos implican lo mismo, tienen el mismo significado, es decir, meditar sobre los movimientos del “yo”, del ego, sin “meditador”.

El estado de Consciencia “ausente de conocimientos”, abierto, no selectivo, es, por supuesto, el estado de la Inteligencia, de Chaitanya, de la Vida.

A través del Kriya es posible una vislumbre de lo “Otro” y por eso el Kriya es tan sagrado y esencial al habilitarnos para colaborar con el plan Divino de transición desde la mente a la “ausencia de mente”.

Obsérvate, observa los ingredientes y metas de tu “yo”, tus ambiciones y frustraciones.Comienza un viaje centrípeto hacia la claridad espontánea interior reflexionando, practicando y percibiendo el Todo: swadhyaya, tapas e Ishavara-pranidhan.

Realizar tapas —kriyas— sin swadhyaya, sin mirar nuestros propios motivos, imagenes, creencias, condicionamientos, confusión, antojos, orgullo, envidia, explotación, miedo, dolor... ¡no tiene ningún sentido en absoluto!

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

La iluminación es el final de la relación dolorosamente centrada en el yo.

Tu alma en la unidad viviente alcanza la verdadera iluminación; unidad con Dios.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

Al permanecer aquietado no se mira la mente como punto de referencia de quien eres. Lo que realmente eres no es ninguna idea de ignorancia o de iluminación.

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

Debemos lograr la iluminación antes de lograr la iluminación. No es después de haber logrado la iluminación cuando comprendemos su verdadero significado.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

Aquellos que perfeccionan sus mentes en los Factores de Iluminación, sin ataduras, deleitándose en el abandono de la avidez, esos, libres de corrupción, esclarecidos, alcanzan el Nirvana incluso en este mundo.

Cuando sigue examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje la energía como factor de iluminación.

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

Si un hombre ha alcanzado la iluminación definitiva, ser uno con dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

El ámbito de su conocimiento son doctrinas que tienen como característica la meditación; en la acción, se alejan de la Iluminación y se confunden al hundirse en el polvo, quedando atrapados en él, incapaces de liberarse.

No crear falsas ilusiones es la iluminación.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.