LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR RAMANA MAHARSHI

IMÁGENES DEL ESCRITOR RAMANA MAHARSHI

FRASES COINCIDENTES

RAMANA MAHARSHI

| FRASES | ESCRITOS |

El trabajo cumplido con apego es un grillete, mientras que el trabajo cumplido con desapego no afecta a quien lo realiza. Esta persona está en soledad, incluso mientras trabaja.

Quien ha realizado el Yo ya no tiene cuerpo. Para los demás, sigue teniendo cuerpo, pero esto no es más que una apariencia externa. Todo es difícil de comprender, mientras uno se identifique con el cuerpo.

Dios eterno es la felicidad pura, es devoción, es realización, es todo, es el amor, es la forma real de Dios.

Vida libre de ego para aquellos que están luchando duro cada día para florecer en la vida artificial del mundo no han pensado sobre la vida natural de un alma iluminada que otorga contento verdadero.

¿Es necesario que te muestren el camino en el interior de tu propia casa?

La entidad MANAS se manifiesta aprovechándose del conjunto del espíritu, del intelecto, del deseo y del ego para satisfacerse plenamente y gozar.

Tú ocúpate de ti mismo. Deja que el mundo se encargue de sí mismo. Debes ver sólo el Yo. Si tú eres el cuerpo, entonces también existe el mundo corpóreo. Si tú eres espíritu, todo es sólo espíritu.

La mente dirigida hacia afuera se transforma en pensamientos y objetos. La mente dirigida hacia adentro se transforma en el Yo.

Vida libre de ego para aquellos que el alma iluminada que ha devenido firme por su renunciación, todo es solo bueno, y nada es repugnante.

De todas las definiciones de Dios, ninguna es tan exacta como la expresión bíblica «Yo soy el que soy», de Éxodo, capítulo 3.

Vida libre de ego para aquellos que están establecidos en la consciencia, el alma, que han erradicado el ego, la infatuación, vivirán como seres gloriosos, nacidos por la gracia de Dios.

Quien viaja en un tren y sigue con su carga sobre la cabeza está loco. Si la baja, descubrirá que esa carga también llega a destino. De un modo parecido, no adoptemos la pose de quienes ejecutan la acción: entreguémonos a la fuerza que nos guía.

Así como un buscador de perlas se ata una piedra a la cintura para sumergirse y tomar la perla del fondo del mar, cualquiera que bucee en las profundidades de su propio ser con desapego puede obtener la perla del Yo.

La reforma personal produce automáticamente la reforma social. Limítate a reformarte a ti mismo. El mundo se cuidará solo.

La atención al Yo eterno, la realidad indivisa y pura, es el único medio por el cual el individuo confundido por el pensamiento de «yo soy el cuerpo» puede cruzar el océano de las eternas reencarnaciones.

Un santo ayuda a toda la humanidad sin que esta lo sepa.

No se necesita saber nada mas si se realiza el Yo, porque el Yo es la felicidad perfecta, es el todo.

Vida libre de ego para aquellos que en este mundo de apariencias que brilla como muchas diferencias, lo que el verdadero alma iluminada saborea es la luz de la consciencia.

Vida libre de ego para aquellos que en ese estado en el que la paz abunda por la obtención plena del Auto-conocimiento, es una condición muy exaltada, lo más alto de lo más alto.

Dios, que es inmanente, se compadece en su gracia del devoto y se le manifiesta en concordancia con su grado de evolución.

El Corazón es la fuente, el origen, el medio y el fin de todo. El Corazón, el espacio supremo, nunca es la forma. Es la luz de la verdad.

Dios asume cualquier forma imaginada por el devoto a través de la repetición de pensamientos en una meditación prolongada. A pesar de que así asume infinitos nombres, sólo la conciencia sin forma alguna es Dios.

El poder que te creó a ti, también creó el mundo. Si puede cuidarte a ti, también puede cuidar el mundo. Si Dios creó el mundo, es asunto de Él hacerse cargo del mundo, no tuyo.

La plegaria no es verbal. Proviene del Corazón. Sumirse en el Corazón es plegaria, es la Gracia.

Ayunar no es un fin en sí mismo. El ayuno es temporario y, realizado en forma absoluta, debilita la mente. La verdadera ayuda es el ayuno mental. Deberá hacerse un desarrollo espiritual.

Una vez que se ha realizado el Yo, ya no se necesita saber nada, porque el Yo es la felicidad perfecta, es el todo.

El celibato no es necesario para el sendero de la sabiduría. Casado o no, un hombre puede realizar al Yo, porque éste está aquí y ahora, y es único.

El alma iluminada es la realidad verdadera que no puede ser destruida ni desechada.

Vida libre de ego para aquellos que han realizado la verdad someterán y conquistarán incluso a la muerte por el poder de su alma iluminada que brilla como un resultado de su capas.

Y ninguna es tan directa como el nombre Jehová, que significa «yo soy».

Vida libre de ego para aquellos que lo real es eso que no puede ser destruido, y eso que puede ser destruido no es lo real. El que sabe que esto es la verdad es un sabio.

En el resplandor del Yo, la oscuridad de la ilusión se disipa para siempre.

La mejor manera de servir al mundo es la liberación del ego. Si estás ansioso por ayudar al mundo y crees que no puedes hacerlo liberándote del ego, pon en manos de Dios todos los problemas del mundo, junto con los tuyos propios.

Vida libre de ego para aquellos que tienen un corazón que posee la verdadera experiencia de un alma iluminada y compasión fresca en su mente.

Vida libre de ego para aquellos que y solo aquellos que, como indagadores, han realizado su verdadera naturaleza brillando dentro de sus corazones, poseedores de un alma iluminada.

«Yo» es el nombre de Dios. Es el primero y el más grande de todos los mantras. En relación con él, incluso «om» está en segundo lugar.

Sólo si se conoce la verdad del amor, que es la naturaleza real del Yo, se podrá desatar el intrincado nudo de la vida. Sólo si se alcanzan las alturas del amor, se logrará la liberación. Ésa es la esencia de todas las religiones.

Vida libre de ego para aquellos que la experiencia del alma en la que surge una indiferencia regocijante que dice: A mí qué me importa donde salga el sol, si para mi es verdaderamente una maravilla.

El hombre cree ser el que hace. Pero esto es un error. Es el poder supremo el que hace todo, y el ser humano es tan sólo una herramienta. Si acepta esa posición, está libre de problemas.

No medites, sé. No pienses que eres, sé. No pienses en el ser, tú eres.

La autoindagación es la única manera infalible y directa de realizar el Ser absoluto que en verdad eres.

La máxima dicha es no necesitar nada. Eso sólo se logra mediante la experiencia. Ni siquiera un emperador puede equipararse a un hombre que no necesita nada. Él está libre para hacer lo que le plazca, y no debe ser servido por otros.

El alma iluminada es consciente que el ego quiere cargar más de lo que puede cargar.

Si has cometido adulterio, no pienses en ello después, porque tu verdadero ser es puro. Tú no eres el pecador.

El tiempo es sólo una idea. Sólo existe la realidad. El tiempo no importa en lo que atañe al sendero del conocimiento.

El cuerpo no es más que una mera proyección de la mente, y la mente no es más que un pobre reflejo del Corazón radiante.

Desde el punto de vista del Yo, no hay nacimiento ni muerte, no hay cielo ni infierno, y no hay reencarnación.

La entrega a Dios nunca será completa, mientras el devoto le pida esto o aquello al Señor.

La única libertad que tiene el hombre es la de buscar y lograr la realización del Yo, que le permitirá dejar de identificarse con el cuerpo.

La conciencia siempre es conciencia de uno mismo. Si eres consciente de algo, esencialmente eres consciente de ti mismo.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

La iluminación es la intimidad con todas las cosas.

El ser completo no es la acumulación de todo. Es imposible dividir en partes una existencia entera. Está siempre aquí y siempre funcionando. Esto es la iluminación.

El gran obstáculo para la iluminación espiritual es que estamos funcionando en modo de supervivencia. Estamos programados para ello de forma natural.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

En la práctica del zazen para la iluminación te conviertes en un charco de descanso, sin ondas algunas de deseo, sin ir alguna parte, sin ambición alguna.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

La iluminación es un fenómeno sorpresa, que abre en el ser humano la puerta a la grandeza divina y que viene acompañado de dos cambios sustanciales: el desmoronamiento del ego y la trascendencia del ser, del mundo finito a lo infinito.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

La iluminación es entender que no hay adónde ir, nada que hacer, y nadie tiene que ser excepto exactamente quién estás siendo ahora.

El único paso vital para la iluminación: aprende a dejar de identificarte con tu mente para que la luz de la conciencia se vuelva más fuerte.

Aunque hayamos logrado obtener y conservar el éxito y las riquezas, que nos proporcionan placer, todavía nos quedará un rincón vacío en nuestros corazones, que sólo se llenará cuando logremos alcanzar el estado de Iluminación.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

La Iluminación comprende esencialmente tres estados: un estado de Conocimiento Superior, un estado de Compasión y Amor Infinito y un estado de Energía Inagotable.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

La liberación, iluminación o despertar no es otra cosa que intuir el innombrable estado de potencialidad total previo a la llegada de la consciencia.

La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

Ten el valor de utilizar tu propio razonamiento. Ese es el lema de la iluminación.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

Alcancemos la iluminación en la vida cotidiana.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

La iluminación espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

Alineación es iluminación.