LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR RABINDRANATH TAGORE

IMÁGENES ESCRITOR RABINDRANATH TAGORE

FRASES COINCIDENTES

RABINDRANATH TAGORE

| FRASES | ESCRITOS |

Es muy simple para ser feliz, pero es muy difícil de ser simple.

Cruzamos el infinito a cada paso; nos encontramos con la eternidad en cada segundo.

Qué pequeña eres brizna de hierba. Sí, pero tengo toda la Tierra a mis pies.

Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad.

Una gota de tinta puede más que cien memorias privilegiadas.

Leemos mal el mundo, y decimos luego que nos engaña.

La educación más alta es la que no se limita a darnos la información, sino que hace que nuestra vida esté en armonía con toda la existencia.

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando.

Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos.

Déjame sólo un poco de mí mismo para que pueda llamarte mi todo.

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas.

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene.

Dormía…, dormía y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir… y el servir era alegría.

Cada criatura, al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los hombres.

El amor es un misterio sin fin, porque no hay causa razonable que pueda explicarlo.

El gorrión siente lástima por el pavo real y la carga de su cola.

La mariposa no cuenta meses sino momentos, y tiene tiempo suficiente.

La fe engaña a los hombres, pero da brillo a la mirada.

Las estrellas no tienen miedo a aparecer como luciérnagas.

Una mente completamente lógica es como un cuchillo completamente afilado.

Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera.

No hay manjar que no empalague, ni vicio que no enfade.

Un entendimiento todo lógica es como un cuchillo de hoja sola, que hiera la mano de su dueño.

Las raíces bajo la tierra no piden recompensa por hacer que las ramas den frutos.

El entendimiento agudo y sin grandeza, lo pincha todo, pero nada mueve.

Llevo en mi mundo que florece todos los mundos que han fracasado.

El árbol más fuerte y frondoso vive de lo que tiene debajo.

Llevo dentro de mí mismo un peso agobiante: el peso de las riquezas que no he dado a los demás.

Los hombres son crueles, pero el hombre es bueno.

Sólo yo tengo el derecho de corregir, pues sólo puede castigar quien ama.

El hombre en su esencia no debe ser esclavo, ni de sí mismo, ni de los otros, sino un amante. Su único fin está en el amor.

El Amor es el significado ultimado de todo lo que nos rodea. No es un simple sentimiento, es la verdad, es la alegría que está en el origen de toda creación.

¡Cómo pinta el deseo los colores del iris en las nieblas de la vida!

La verdad levanta tormentas contra sí y desparrama su semilla a los cuatro vientos.

Los hechos son muchos, pero la verdad es una.

La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido.

La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta.

Sonrió y me habló de nada y me pareció que para esto había estado esperando mucho tiempo.

Hacer preguntas es prueba de que se piensa.

Las palabras van al corazón, cuando han salido del corazón.

No es tarea fácil dirigir a hombres; empujarlos, en cambio, es muy sencillo.

Lo que es eterno en el momento, se vuelve superficial si se estirara en el tiempo.

Tú no ves lo que eres, sino tu sombra.

La vida es la constante sorpresa de saber que existo.

Si no puedo hacerlo a través de una puerta, voy a ir a través de otra puerta, o voy a hacer una puerta nueva.

A los largos sentimientos, largas consecuencias.

Si quieres apaga tu luz, yo descubriré tu oscuridad y la amaré.

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.

El sabio nos advierte que la vida es tan sólo una gota de rocío en una hoja de loto.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

La iluminación es cuando nos aceptamos tal cual somos sin maltratarnos, nos transformamos.

Cuando sigue examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje la energía como factor de iluminación.

La meditación es un modo de vida. No es una actividad; es tu ser mismo. Tiene que ser constante, tiene que ser continua; tiene que serlo. Debe transformarse en una continuidad cristalizada. Sólo entonces se produce la iluminación; nunca antes.

Hasta que alcancéis la iluminación confiad en vuestro Guía Espiritual.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

Iluminación es el atributo de Dios que están buscando los Seres Humanos y se encuentra dentro de sí mismos.

¿Cómo amar la verdad para lograr la iluminación espiritual? La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

La iluminación debe basarse en la práctica.

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La iluminación no es un estado alterado de conciencia. -Está saliendo de un estado alterado de conciencia.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

Si un pensamiento puede llegar a ti y salir de ti y tú puedes observarlo, entonces, este es el estado de la iluminación.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

La Iluminación comprende esencialmente tres estados: un estado de Conocimiento Superior, un estado de Compasión y Amor Infinito y un estado de Energía Inagotable.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

Cuando leí el nuevo reto de LA iluminación al colocar el tema de LA MEDITACIÓN para esta semana inmediatamente me acobardé. Ni modo tema muy complejo.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

Desear la Iluminación estando sumergido en lo ilusorio es como las nubes que salpican la infinitud del espacio.

Cuando la atención consciente es continua e inamovible, aparece en el monje, la atención consciente como factor de iluminación.

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

La iluminación es un fenómeno sorpresa, que abre en el ser humano la puerta a la grandeza divina y que viene acompañado de dos cambios sustanciales: el desmoronamiento del ego y la trascendencia del ser, del mundo finito a lo infinito.

El ideal para todo el ser humano es la Iluminación, la Budeidad.

El ámbito de su conocimiento son doctrinas que tienen como característica la meditación; en la acción, se alejan de la Iluminación y se confunden al hundirse en el polvo, quedando atrapados en él, incapaces de liberarse.