LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCUCHA TU INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR OSCAR WILDE

IMÁGENES DEL ESCRITOR OSCAR WILDE

FRASES COINCIDENTES

OSCAR WILDE

| FRASES | ESCRITOS |

No quiero ir al cielo, no conozco a nadie allí.

Dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.

Sufrir por propias culpas, ésa es la pesadilla de la vida.

Antes de pensar en la injuria que hemos recibido, hay que dejar pasar cuando menos una noche.

El trabajo es el refugio de los que no tiene nada que hacer.

Los hombres son analizados, las mujeres amadas.

Tener buena salud no es levantarse temprano ni hacer deporte.

Sé tu mismo, los demás puestos están ocupados.

Creer es muy monótono, la duda y curiosidad son apasionantes.

Nada que valga la pena se puede enseñar.

El victorioso tiene muchos amigos, el vencido buenos amigos.

La sociedad nunca perdona al soñador. Sí al criminal.

El hombre que se ocupa de su pasado no merece tener un porvenir.

En el arte como en el amor, la ternura es lo que da la fuerza.

Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas.

Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.

Juzgamos a los demás porque no nos atrevemos con nosotros mismos.

El principio del gobierno democrático es la virtud.

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe.

Escojo a mis amigos por su apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón.

Lo mejor que se le puede hacer a un niño, es que sea feliz.

La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores.

Un tonto resulta aburrido, muy aburrido, pero un pedante es inaguantable.

Aconsejar de economía a los pobres es como aconsejar comer menos a un hambriento.

Las preguntas nunca son indiscretas, las respuestas sí.

La ambición es el refugio del fracaso.

El éxito se lo lleva el fuerte y el fracaso se lo lleva el débil.

Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos.

Todos estamos en el arroyo, pero algunos miramos hacia las estrellas.

Si quieres enfurecer a tu enemigo, perdónalo.

El hombre cree en lo imposible, no en lo improbable.

Una mujer capaz de decir su edad, es capaz de decirlo todo.

Nunca se entra, por la violencia, dentro de un corazón.

Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.

Lo peor en este mundo no es estar en boca de los demás, sino no estar en boca de nadie.

Todos vivimos en las cloacas, pero algunos miramos a las estrellas.

La gente es tan solo aburrida o encantadora. No buena o mala.

La risa no es un mal comienzo para la amistad.

Conseguir ser natural es la más difícil de las poses.

El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre.

El sabio busca sabiduría, el necio piensa que la encontró.

Mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.

La historia siempre la escriben los vencedores.

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Cuando pienso en mis defectos, me duermo de inmediato.

Que hablen de uno es espantoso. Que no hablen, es peor.

Jamás debemos casarnos si pretendemos seguir enamorados.

Las mujeres feas son celosas de sus maridos.

Como mala persona, soy un completo desastre.

No hay hombre lo bastante rico como para comprar su pasado.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

La iluminación es una discontinuidad con el pasado. Recuerda: nunca te volverás iluminado; tendrás que abandonar. Sólo cuando abandonas, sólo cuando no estás en el camino, se produce lo nuevo.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

El único método para abandonar nuestra ignorancia y disfrutar de la felicidad suprema de la iluminación es alcanzar la perfección de la sabiduría en general, y la perfección superior de la sabiduría en particular.

La iluminación espiritual es el esclarecimiento previo, es la percepción cuando la luz del alma fluye y se nutre constantemente desde la fuente.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

La iluminación espiritual es la experiencia de lo divino.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

Cuando estás sin pensamiento, hay no-mente. Lo puedes llamar la iluminación, lo puedes llamar samadhi, lo puedes llamar nirvana o lo que quieras.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

Alcancemos la iluminación en la vida cotidiana.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Tratar de encontrar un buda o la iluminación es como tratar de coger el aire

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

Una practica diaria diligente es iluminación.

La iluminación no es un logro o una conquista, sino que consiste en regresar a casa.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

El gran obstáculo para la iluminación espiritual es que estamos funcionando en modo de supervivencia. Estamos programados para ello de forma natural.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

La iluminación es la iluminación.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

La iluminación es una condición en la que el individuo ha llegado al extremo de una relación con la vida fundamentalmente centrada en el yo.

La iluminación nunca pone obstáculos a la verdad, su luz, sabe que ella siempre encuentra su camino.

Si un hombre ha alcanzado la iluminación definitiva, ser uno con dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar