LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

NO TE DEJES PROGRAMAR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR NEVILLE GODDARD

IMÁGENES DEL ESCRITOR NEVILLE GODDARD

FRASES COINCIDENTES

NEVILLE GODDARD

| FRASES | ESCRITOS |

Es necesario tener un objetivo en la vida. Sin un objetivo vamos a la deriva.

Cada persona nace con un poder infinito contra el cual ninguna fuerza terrenal tiene el menor significado.

No pierdas ni un momento en arrepentimientos, porque pensar con sensatez en los errores del pasado es volverte a infectar.

La principal ilusión del hombre es su convicción de que hay otras causas además de su propio estado de conciencia.

Vive tu vida con un espíritu sublime de confianza y determinación; ignora las apariencias.

Un cambio de circunstancia ocurre como resultado de un cambio en tu estado de conciencia.

Toma conciencia de lo que estás pensando y reconocerás una ley entre tu estado de ánimo y las circunstancias que te rodean.

Asume el sentimiento de tu deseo cumplido y observa la ruta que sigue tu atención.

El estado de ánimo decide la suerte de las personas, en lugar de ser la suerte la que decide el estado de ánimo.

Deja de intentar cambiar el mundo ya que es solo el espejo. El intento del hombre de cambiar el mundo por la fuerza es tan infructuoso como romper un espejo con la esperanza de cambiar su rostro. Deja al espejo y cambia tu cara.

El futuro debe convertirse en el presente en tu mente si sabiamente aplicarías la ley de asunción.

Pensar desde el final es el comienzo de todos los milagros.

La vida no comete errores y siempre le da al hombre lo que el hombre primero se da a sí mismo.

Predetermine lo que quiere escuchar y escuche hasta que lo escuche.

Tu suposición, para ser efectiva, no puede ser un solo acto aislado; debe mantenerse la actitud del deseo cumplido.

Si juzgas después de las apariencias, continuarás esclavizado por las evidencias de tus sentidos.

Siempre ve al final. Permanece al final y no lastimarás a nadie.

El sueño oculta el acto creativo mientras el mundo objetivo lo revela. En el sueño el hombre imprime en el subconsciente su concepción de sí mismo.

Debido a tu creencia en las cosas externas, crees poder en ellas al transferir el poder que eres a lo externo. Date cuenta de que tú mismo eres el poder que has dado por error a las condiciones externas.

Simplemente atrévete a asumir que tú eres quien realmente quieres ser.

Todas las concepciones son limitaciones del concebidor.

Debes saber que quieres para reemplazar lo que tienes. Cuando sepas lo que es, debes asumir la sensación de que lo tienes. Aunque tu razón y tus sentidos negarán su existencia.

Porque la vida no comete errores y siempre le da al hombre lo que el hombre primero se da a sí mismo.

Nadie quiere sentir que es el único responsable de las condiciones de su vida pero no hay otra causa.

El mundo es un espejo reflejando siempre lo que estás haciendo dentro de ti.

Ya eres lo que quieres ser, y tu negativa a creer, es la única razón por la que no lo ves.

Una imaginación despierta trabaja con un propósito. Crea y conserva lo deseable, y transforma o destruye lo indeseable.

No es lo que quieres lo que atraes, atraes lo que crees que es verdad.

Te elevas a un nivel superior de conciencia al desviar tu atención de tus limitaciones actuales y colocarla sobre lo que deseas ser.

Ser consciente de ser pobre mientras oras por las riquezas es ser recompensado con lo que eres consciente de ser, es decir, la pobreza. Las oraciones para tener éxito deben ser reclamadas y apropiadas. Asume la conciencia positiva de lo que deseas.

Cuando salgas de la hora de la oración, debes hacerte consciente de ser y poseer lo que hasta ahora deseas.

No puedes persistir en querer lo que ya tienes. Si asumes que eres lo que deseas ser hasta el punto del éxtasis.

El mundo es un espejo, que refleja para siempre lo que estás haciendo, dentro de ti mismo.

Debes asumir el sentimiento del deseo cumplido hasta que tu asunción tenga toda la intensidad sensorial de la realidad. Debes imaginar que ya estás experimentando lo que deseas.

Nada viene de afuera; todas las cosas vienen de adentro, del subconsciente.

No pierdas ni un momento en arrepentirte porque pensar con sentimiento los errores del pasado es volver a infectarte.

Te elevas a un nivel más alto de conciencia al desviar tu atención de tus limitaciones actuales y pensar sobre lo que deseas ser.

Toda transformación comienza con un intenso y ardiente deseo de ser transformado. El primer paso en la «renovación de la mente» es el deseo.

La imaginación es el comienzo de la creación. Imaginas lo que deseas y luego crees que es verdad. Todos los sueños pueden ser realizados por aquellos que son lo suficientemente disciplinados como para creerlo.

Simplemente atrévete a asumir que eres lo que quieres ser y obligarás a todos a desempeñar su papel.

Con tu deseo definido, entra silenciosamente y cierra la puerta detrás de ti. Piérdete en tu deseo; siente que eres uno con eso; permanezca en esta fijación hasta tener lo que deseas.

Donde termina el conocimiento … comienzan el sentimiento y la imaginación.

Para nuestra imaginación, todas las cosas son posibles.

Escucha atentamente tus pensamientos invisibles. ¿Qué escuchas? ¿Qué implican tus palabras? Esa es su potencia. ¿Qué deseas? Nómbralo y reorganiza la estructura de tu mente para implicar que ya no lo deseas, ¡porque ya lo tienes!.

¿Qué debe hacerse entre la suposición del deseo cumplido y su realización? Nada. Es una ilusión que, aparte de asumir el sentimiento del deseo cumplido, puede hacer cualquier cosa para ayudar a la realización de su deseo.

No atraes lo que quieres, atraes lo que crees que es verdad.

Yo estoy es un sentimiento de conciencia permanente.

Cada momento de tu vida, consciente o inconscientemente, estás asumiendo un sentimiento.

El viaje de la vida es mental, y tiene lugar en el mar de la ilusión.

Actúalo internamente una y otra vez hasta que adquiera los tonos en la realidad.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

La iluminación no sólo es atemporal. También es hermosa, verdadera e indestructible. Más que cualquier cosa separable o condicionada.

Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

Cuando estás sin pensamiento, hay no-mente. Lo puedes llamar la iluminación, lo puedes llamar samadhi, lo puedes llamar nirvana o lo que quieras.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

La ilustración es la iluminación de la percepción cuando la luz del alma fluye y el hombre en su conciencia, puede percibir lo que antes estaba oscuro y oculto.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

La iluminación espiritual no es un estado, una experiencia ni un objetivo que alcanzar en el futuro.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

Cuando leí el nuevo reto de LA iluminación al colocar el tema de LA MEDITACIÓN para esta semana inmediatamente me acobardé. Ni modo tema muy complejo.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La iluminación es simplemente un reconocimiento, no un cambio.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

La mente trabaja en el pasado, por lo que solo puede usar el pasado, que es lo conocido, mientras que la iluminación es un estado en el que siempre estás en lo desconocido, por lo que no puedes pensar en ello.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

La iluminación es una condición en la que hemos llegado al final de esta relación con la experiencia humana dolorosamente centrada en el yo.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

En este mundo, los aspirantes pueden encontrar la iluminación mediante dos caminos. Para la persona contemplativa está el camino del conocimiento; para la persona activa está el camino de los actos desinteresados. Fuente:

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.