LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR MORYA

IMÁGENES DEL ESCRITOR MORYA

FRASES COINCIDENTES

MORYA

| FRASES | ESCRITOS |

La pérdida de conciencia es el estado más desafortunado para el ser.

Vuestro dormitorio puede ser la habitación de vuestra muerte o una cámara de iniciación, según la opción que elijáis.

Cuando el sueño viene, viene, no se puede detener. Nadie puede detenerlo, nadie puede traerlo; el sueño es la bendición de la naturaleza y seguramente os bendecirá adecuadamente.

La verdad es que ciertos acontecimientos relacionados con la vida sutil también ocurren en la vida mundana, pero vosotros todavía no tenéis acceso a la conexión debido a la falta de evolución.

El alma está en lo sutil y en lo denso al mismo tiempo. Permanecer en ese estado se llama, tiempo de diamante, y a vuestra conciencia durante ese tiempo, conciencia de diamante.

La superconciencia abre las puertas a un mundo sin experimentar.

El sueño excesivo produce embotamiento en la conciencia del hombre.

Durante las horas de sueño, nuestro cuerpo recibe ciertas vibraciones energizantes específicas de la Tierra.

Hay personas que duermen como troncos y que duermen más horas de lo necesario. Con frecuencia, son perezosos y olvidadizos.

Descansar pero no dormir, abre ciertas dimensiones ocultas de la vida, que de otra manera no sería posible lograr, excepto a través de estados muy elevados de meditación.

La conciencia de diamante por excelencia es la de Jesús el Cristo, quien no perdió la conciencia durante las horas de crucifixión, aunque se aproximara la muerte de su cuerpo.

El ejemplo más elevado y grandioso de conciencia de diamante en siglos recientes ha sido Jesús el Cristo, quien trató de no perder la conciencia durante las horas de crucifixión, aunque se aproximara la muerte de su cuerpo.

Meditad con el centro del entrecejo con una luz, un símbolo geométrico u otro símbolo que consideréis espiritual.

La vida del alma individual en el plano físico no está conectada con lo sutil hasta que se despierta la nueva conciencia.

Manteneos conscientes y atentos incluso mientras se acerca el sueño. Esta práctica constante llamará a las puertas del mundo sutil, que está entre el estado de vigilia y el estado de sueño.

Las semillas relacionadas con el valor espiritual continúan existiendo e inspirando al alma individual para que retome el hilo perdido de la vida pasada.

Al retener la consciencia mientras se desliza en el sueño, se revela una nueva conciencia como un aspecto de la iniciación.

El Maestro El Morya es un SER del mas poderoso Rayo Azul de origen mercuriano, discipulo del Elohim Hercules. Hizo su ascension luminosa en 1888.

Durante las horas de sueño participáis de la vida sutil relacionándoos con el alma, y durante las horas de vigilia participáis de la vida mundana.

El despertar de la nueva conciencia conecta lo físico con lo sutil.

La conexión con la conciencia de diamante es cuando el alma interactúa conscientemente entre lo sutil y en lo denso al mismo tiempo sin perder la sensatez.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Necesitamos iluminación, no solo individual, sino colectiva para salvar el planeta. Necesitamos despertarnos. Necesitamos practicar mindfulness si queremos tener un futuro, si queremos salvarnos a nosotros mismos y el planeta.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar

El ser completo no es la acumulación de todo. Es imposible dividir en partes una existencia entera. Está siempre aquí y siempre funcionando. Esto es la iluminación.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

La iluminación nunca pone obstáculos a la verdad, su luz, sabe que ella siempre encuentra su camino.

En el transcurso del tiempo uno no siente ni siquiera la existencia de Dios. Después de alcanzar la iluminación uno ve que los dioses y las deidades son todos mayas.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

Alineación es iluminación.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

Los que entran en el camino con dianas y objetivos o tiene el apego a la idea de iluminación final o el despertar no puede avanzar.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La no-dualidad es el camino, el destino y la no diferenciación entre el sendero y la iluminación.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

Ora a Dios con lágrimas en los ojos cuando quieras iluminación o te encuentras frente a cualquier duda o dificultad. El Señor eliminará todas vuestras impurezas, aplacará vuestra angustia mental y os dará iluminación.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

La iluminación no se alcanza después de entender la verdad. Darse cuenta de la verdad es vivir, existir aquí y ahora.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

El Ideal de la Iluminación no es un ideal artificial, porque para el humano éste no es una imposición arbitraria externa, sino que corresponde con su propia naturaleza.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

El mayor obstáculo que hay que superar es la resistencia del ego. El ego está más que feliz de que tú persigas la iluminación y participes en todo tipo de prácticas espirituales.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

Cultiva la concentración como factor de iluminación.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.