LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCUCHA TU INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR MILAREPA

IMÁGENES DEL ESCRITOR MILAREPA

FRASES COINCIDENTES

MILAREPA

| FRASES | ESCRITOS |

Perseverancia inquebrantable es la más alta ofrenda a mi gurú. El mejor modo de agradarlo ¡es continuando la difícil empresa del meditar!

Mientras más medito, más añoro a mi gurú. A pesar de mi escasa reverencia, deseo verle; a pesar de mi poca fe, deseo unirme a El.

Un placer para un hombre es un sufrimiento para otro.

Entre todas las cosas de valor tú vales más. Llego el tiempo de ayudarte a ti mismo.

Dedicar mi vida a la meditación es... ¡ayudar a mi desamparada criatura individual!

Los deseos incrementan la sed como el agua salada.

Para reparar las deudas que tengo con mi padre gurú, medito, medito una y otra vez.

Tal como yo lo entiendo, todos los Dharmas son remedios para las pasiones humanas y los deseos, pero el modo como tú les practicas sólo sirve para aumentar tus pasiones y deseos.

Los asuntos del mundo continuarán por siempre. No postergues la práctica de la meditación.

En el monasterio de tu corazón hay un templo donde viven todos los Budas.

La luz llenando el espacio, es la compasión disipando la oscuridad de la ignorancia.

Cuando estés con gente vigila tu habla, cuando estés solo vigila tu mente.

Quien desconoce el daño de los placeres mundanos y desde el fondo de su corazón no renuncia a ellos, nunca escapará de la prisión del samsara.

Preferir las diversiones a la soledad, amar el placer y odiar el trabajo, anhelar la charla cuando urge meditar, revolcarse arrogantemente en el mundo. Esos cuatro modos nunca te llevarán a la liberación.

Todas las meditaciones, con o sin formas, deben comenzar de un profundo amor y compasión. Lo que sea que hagamos debe surgir de una actitud amorosa de beneficiar a otros.

¿Qué utilidad puede tener la práctica del dharma si no podemos dominar los apegos del ego?

Mi religión consiste en no engañarme a mi mismo y no dañar a los demás.

Sin posesiones materiales significa sin miedo a perder nada.

Amar la muerte y la enfermedad es una bendición mediante la cual se limpian los propios pecados.

Es difícil evitar la atracción mundana; adhiriéndose a la humildad se domina el anhelo de vanagloria.

Todo lo que aparece en mi mente contiene un mensaje, todas mis experiencias confirman la verdad de las enseñanzas de Buda.

Todo lo que aparece en mi mente contiene un mensaje, todas mis experiencias confirman las enseñanzas de Buda.

Es a través de la compasión que nos sobreponemos a todos los males que nos gobiernan.

Acostumbrado a meditar largo tiempo en el Amor y la Compasión, me olvidé de la diferencia entre yo y los demás.

Reduce tus deseos a tus necesidades , conténtate con lo que tengas y con gratitud corresponde a la amabilidad que recibas.

¿De qué provecho sería la compasión, si no meditas amar al otro más que a ti mismo?

Si se topan con situaciones desagradables que perturban su mente, auto-vigílense y estén alertas.

Mi única posesión: El no-deseo.

Al principio, un amigo es como un ángel sonriente; después se convierte en mujer feroz y exasperada; y al final es un demonio.

Quien se preocupa de lo que dice la gente confundirá más su mente.

¿Cómo podrá uno entender la verdad más allá de las palabras, discutiendo y platicando sin haber tenido una experiencia previa?

La compasión infinita, los méritos y demás prodigios se desarrollarán espontáneamente cuando se desenvuelva totalmente esta mente Buda.

La ley de la causa y el efecto no perdona a nadie.

Aunque parezca eterno todo lo que vemos, pronto caerá hecho a pedazos y desaparecerá.

No trates de comprender todos los fenómenos, mira tu mente.

Mi abuelo, la atención mental, debe vigilar constantemente al niño caprichoso de la mente engañada para salvarle del desastre.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Cuando permanece así, atentamente consciente, examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje, la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

Aunque la espiritualidad necesita incesantemente iluminación, no debe eludir la diversión de corazón de niño en el camino hacia su destino.

Lo que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se denomina ignorancia.

El gran obstáculo para la iluminación espiritual es que estamos funcionando en modo de supervivencia. Estamos programados para ello de forma natural.

Hasta que alcancéis la iluminación confiad en vuestro Guía Espiritual.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

La iluminación es el estado de paz que sucede cuando el flujo de pensamientos se calma.

El propósito de la iluminación es volvernos tan conscientes, a través de una participación decidida, comenzando realmente guiar activamente nuestro proceso evolutivo.

El impulso hacia la Iluminación, el impulso hacia algo más elevado y más allá de los confines del mundo es innato en todo ser vivo.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

La iluminación es la iluminación.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

La iluminación espiritual no es un estado, una experiencia ni un objetivo que alcanzar en el futuro.

Cultiva la ecuanimidad como factor de iluminación.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

La iluminación no sólo es atemporal. También es hermosa, verdadera e indestructible. Más que cualquier cosa separable o condicionada.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

El practicante espiritual está buscando consuelo, y para algunas personas la iluminación suena mucho como el consuelo final y total de todo.

Aunque hayamos logrado obtener y conservar el éxito y las riquezas, que nos proporcionan placer, todavía nos quedará un rincón vacío en nuestros corazones, que sólo se llenará cuando logremos alcanzar el estado de Iluminación.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

Desear la Iluminación estando sumergido en lo ilusorio es como las nubes que salpican la infinitud del espacio.

El camino de la Iluminación es natural.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

La percepción clara y consciente del yo eterno es el único despertar o iluminación, es la única liberación ilusoria de una esclavitud ilusoria, es el despertar del sueño viviente.