LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LIBÉRATE DE LO MUNDANO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR MARIO BENEDETTI

IMÁGENES ESCRITOR MARIO BENEDETTI

FRASES COINCIDENTES

MARIO BENEDETTI

| FRASES | ESCRITOS |

Mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites.

También siento un leve resquemor frente a lo cursi, y a mí lo cursi me parece justamente eso: andar siempre con el corazón en la mano.

El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida.

El dolor lo pone a uno exageradamente receptivo.

Nacemos tristes y morimos tristes pero en el entretiempo amamos cuerpos cuya triste belleza es un milagro.

Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido.

La perfección es una pulida colección de errores.

Contra el optimismo no hay vacunas.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que sale del corazón.

La verdadera división de las clases sociales habría que hacerla teniendo en cuenta la hora en que cada uno se tira de la cama.

El amor es una palabra, un pedacito de utopía.

Si el corazón se aburre de querer para qué sirve.

Sé que voy a quererte sin preguntas, sé que voy a quererte sin respuestas.

Que alguien te haga sentir cosas sin ponerte un dedo encima, eso es admirable.

Ojalá que la espera no desgaste mis sueños.

Melancolía: manera romántica de estar triste.

Te he dejado pensando en muchas cosas, pero ojalá pienses un poco en mí.

Sin embargo todavía dudo de esta buena suerte, porque el cielo de tenerte me parece fantasía.

Defender la alegría como una trinchera, defenderla del escándalo y la rutina, de la miseria y los miserables, de las ausencias transitorias y las definitivas.

Fíjese que cuando sonríe se le forman unas comillas en cada extremo de su boca. Esa, su boca, es mi cita.

Un río de tristeza circula por mis venas, pero me he olvidado de llorar.

Te espero cuando miremos al cielo de noche: tú allá, yo aquí.

Que el mundo y yo te queremos de veras, pero yo siempre un poquito más que el mundo.

Es lindo saber que usted existe.

Usted no sabe cómo yo valoro su sencillo coraje de quererme.

Lo cierto es que yo ignoraba que tenía en mí esas reservas de ternura.

Si uno conociera lo que tiene con tanta claridad como conoce lo que le falta.

Que el dolor no me apague la rabia, que la alegría no desarme mi amor.

En este mundo tan codificado con internet y otras navegaciones, yo sigo prefiriendo el viejo beso artesanal que desde siempre comunica tanto.

Cuando el infierno son los otros, el paraíso no es uno mismo.

No vayas a creer lo que te cuentan del mundo, ya te dije que el mundo es incontable.

Cuando tengo preocupaciones, miedos o una historia de amor, tengo la suerte de ser capaz de transformarlo en un poema.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

Lo que uno quiere de verdad, es lo que está hecho para uno; entonces hay que tomarlo, o intentar. En eso se te puede ir la vida, pero es una vida mucho mejor.

Yo quisiera ser yo, pero un poco mejor.

Ella no decía nada. Le gustaba que él le dijera cosas, pero ella callaba. Solo sus manos y sus ojos hablaban y eso bastaba.

De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo: de la derecha cuando es diestra, de la izquierda cuando es siniestra.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza.

Es claro que lo mejor no es la caricia en sí misma, sino su continuación.

No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices.

Lo nuestro es ese indefinido vínculo que ahora nos une.

Después de todo, la muerte es solo un síntoma de que hubo vida.

El plan trazado es la absoluta libertad. Conocernos y ver que pasa, dejar que corra el tiempo y revisar. No hay trabas. No hay compromisos.

Me gustaría mirar todo de lejos pero contigo.

Me gusta el viento, no sé por qué, pero cuando camino contra el viento parece que me borra cosas. Quiero decir: cosas que quiero borrar.

Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor.

El amor y la verdad son ambos de Dios, la verdad es el fin, el amor es el camino.

Una confesión: la soledad ha dejado de herirme.

No hay que prometer nada porque las promesas son horribles ataduras, y cuando uno se siente amarrado, tiende a liberarse, eso es fatal.

Lo que más me gusta de vos es algo que no habrá tiempo capaz de quitártelo.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Descansa tus esperanzas en la base de la atención y haz tu morada en el principio de las cosas; sólo en medio del silencio esencial puedes encontrar la iluminación espiritual.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

La Iluminación no puede alcanzarse simplemente a través de un dogma.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

La no-dualidad es el camino, el destino y la no diferenciación entre el sendero y la iluminación.

Conocer a los otros es sabiduría conocerte a ti mismo es iluminación.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

La palabra iluminación evoca la idea de un logro sobrehumano y el ego quiere conservar las cosas así, pero es simplemente el estado natural de sentir la unidad con el ser.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

El ámbito de su conocimiento son doctrinas que tienen como característica la meditación; en la acción, se alejan de la Iluminación y se confunden al hundirse en el polvo, quedando atrapados en él, incapaces de liberarse.

La iluminación no es un estado alterado de conciencia. -Está saliendo de un estado alterado de conciencia.

Si un pensamiento puede llegar a ti y salir de ti y tú puedes observarlo, entonces, este es el estado de la iluminación.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

La iluminación es un fenómeno sorpresa, que abre en el ser humano la puerta a la grandeza divina y que viene acompañado de dos cambios sustanciales: el desmoronamiento del ego y la trascendencia del ser, del mundo finito a lo infinito.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

Al ver que todos los placeres y lujos de este mundo no duran, que son huecos e inútiles, el apego disminuye naturalmente. Uno obtiene un gusto espontáneo por la liberación y la iluminación.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color. Esta iluminación constituye la verdad inmutable.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

Le dijo el río al buscador: ¿Crees realmente que hay que inquietarse por la iluminación? Por muchas vueltas que dé, yo siempre estoy rumbo a mi origen.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

Alineación es iluminación.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

La iluminación es entender que no hay adónde ir, nada que hacer, y nadie tiene que ser excepto exactamente quién estás siendo ahora.

Si puedes ver las cosas desde tu estado mental original, puede decirse que has reconocido la esencia de la mente, lo cual equivale a la iluminación suprema.

En el transcurso del tiempo uno no siente ni siquiera la existencia de Dios. Después de alcanzar la iluminación uno ve que los dioses y las deidades son todos mayas.

Cuando en el budismo hablamos de la Iluminación, nos referimos a este estado de Conocimiento Superior, Amor, Compasión y Energía.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

Al permanecer aquietado no se mira la mente como punto de referencia de quien eres. Lo que realmente eres no es ninguna idea de ignorancia o de iluminación.

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.