LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR JACK KORNFIELD

IMÁGENES DEL ESCRITOR JACK KORNFIELD

FRASES COINCIDENTES

JACK KORNFIELD

| FRASES | ESCRITOS |

Trata a los demás justamente y con respeto. A la larga, así como trates a los demás, te tratarán a ti.

El camino del dharma consiste en ir reintegrando todas las divisiones creadas por la mente hasta llegar a comprender la verdadera naturaleza de las cosas.

La única manera de traer la paz al mundo, es aprendiendo a hacer que nuestra propia vida sea pacífica.

La alabanza y la culpa, el ganar y el perder, el placer y el dolor vienen y se van como el viento. Para ser feliz, descansa como un gran árbol en medio de todo esto.

Tan seguro como hay un viaje lejos, hay un viaje a casa.

Sabiduría no es saber, sino ser. El corazón sabio no es el que lo entiende todo, sino el que puede tolerar la verdad del no saber.

Existimos sólo ahora, vivimos en este eterno momento único que se desarrolla ante nosotros, día y noche.

Esta vida es una prueba, es sólo una prueba. Si hubiera sido una vida real, habrías recibido más instrucciones sobre a dónde ir y qué hacer. Recuerda, esta vida es sólo una prueba.

Cuando nos reconocemos como parte integrante de la realidad cambiante descubrimos nuestra verdadera naturaleza y adquirimos una nueva sensación de equilibrio.

Todo lo que tiene un comienzo tiene un final. Haz las paces con eso y todo estará bien.

Cuando actúes como líder, sé generoso con la comunidad, honorable en la acción, sincero en tus palabras. Por el resto, no te preocupes.

Toda la enseñanza del budismo se puede resumir de esta manera: Nada vale la pena aferrarse a.

Al final, estas cosas son las más importantes: ¿Qué tan bien amabas? ¿Cuán completamente vivías? ¿Qué tan profundamente lo dejaste ir?

Cada vez que tengas conciencia de que la mente divaga, tráela de nuevo a la respiración.

Respira, deja la lucha y pronto tu corazón se ablandara abierto a experimentar sin reñir.

Si despiertas, descubres la realidad sin la mente. Ser conscientes que el Dharma es lo obvio, es reconocer que la mente crea la fragmentación y separación.

Lo que más le importa a un guerrero es ser impecable ante sí mismo. Ser impecable significa vivir con precisión y con toda la atención conciente.

Los problemas o las debilidades a menudo nos conducen al meollo de lo que debemos aprender.

La vida espiritual debe incluir una gran cantidad de sentido común.

La manera con la que nos situamos en relación a las emociones, es la que nos encadena o nos libera.

Suelta la batalla. Respira tranquilamente y déjalo. Deja que tu cuerpo se relaje y tu corazón se ablande. Abierto a lo que experimente sin luchar.

Emprender un auténtico camino espiritual no es eludir dificultades, sino aprender con atención del arte del error, y someter las equivocaciones al poder transformador de nuestro corazón.

Parte de la madurez espiritual y emocional es reconocer que no es como si fueras a tratar de arreglarte y convertirte en una persona diferente. Sigues siendo la misma persona, pero te despiertas.

Es un hecho que no podríamos vivir sin las abejas y que nuestra vida depende también de los terremotos.

El problema es que crees que tienes tiempo.

La sabiduría dice que no somos nada. El amor dice que lo somos todo. Entre estos dos flujos se encuentra nuestra vida.

Cuando camines o comas o viajes, mantente consciente. De otra forma, perderás la mayor parte de tu vida.

La mente no iluminada pelea contra las cosas como son. Con corazón se comprende el proceso de la guerra. La raíz de la guerra está en la ignorancia.

Cuando nos quedamos demasiado atrapados en el ajetreo del mundo, perdemos la conexión entre nosotros y con nosotros mismos.

Todo lo que tiene un principio tiene un final. Hagamos las paces con eso y todo irá bien.

Lo que ha sido descuidado por mucho tiempo, no puede restaurarse inmediatamente. El fruto cae del árbol cuando está maduro. El camino no puede forzarse.

Si tu compasión no te incluye a ti mismo, está incompleta.

Cuanto más completamente demos nuestra energía, más plenamente volverá a nosotros.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

El inicio de la búsqueda de la iluminación es seguir los códigos y las prácticas de la religión. El final, es la rebelión hacia todos los códigos y todas las religiones.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

Comprender la existencia armoniosa del aquí y el ahora es la esencia del Dharma y la espiritualidad. El Dharma es un camino a La Iluminación Espiritual.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

La iluminación es la intimidad con todas las cosas.

Tu alma en la unidad viviente alcanza la verdadera iluminación; unidad con Dios.

Para alcanzar la iluminación suprema uno reconoce espontáneamente su propia naturaleza original, la esencia mental que no puede crearse ni eliminarse.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color. Esta iluminación constituye la verdad inmutable.

La Iluminación no puede alcanzarse simplemente a través de un dogma.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

La iluminación debe basarse en la práctica.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

Tratar de encontrar un buda o la iluminación es como tratar de coger el aire

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.

Si tantos sabios se han esforzado tanto para lograr la iluminación espiritual, es porque es la mayor alegría que uno puede conseguir en la Tierra.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

La iluminación es: cooperación absoluta con lo inevitable.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

Ten el valor de utilizar tu propio razonamiento. Ese es el lema de la iluminación.

La mente trabaja en el pasado, por lo que solo puede usar el pasado, que es lo conocido, mientras que la iluminación es un estado en el que siempre estás en lo desconocido, por lo que no puedes pensar en ello.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

El único paso vital para la iluminación: aprende a dejar de identificarte con tu mente para que la luz de la conciencia se vuelva más fuerte.