LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR FLORENCE THOMAS

IMÁGENES ESCRITOR FLORENCE THOMAS

FRASES COINCIDENTES

FLORENCE THOMAS

| FRASES | ESCRITOS |

Hay mujeres más patriarcales y más machistas que los machos. Ha sido muy práctico ser machista para algunas, no querer desordenar su pequeño reino y a veces saben aprovechar muy bien el ser un objeto sexual, sumiso.

Para mí, la intimidad entre hombres y mujeres se está construyendo desde estas nuevas mujeres de hoy, autónomas y protagonistas de sus vidas y nuevos hombres quienes, por fin, están cuestionando una masculinidad trasnochada.

A veces uno se olvida de que el amor feliz no tiene historia o, más exactamente, no hace historia.

Hay amores que construyen lugares para el otro, para la otra, donde existen espacios para respirar fuera de la relación, que permiten enriquecerla y alimentarla del exterior.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Aunque hayamos logrado obtener y conservar el éxito y las riquezas, que nos proporcionan placer, todavía nos quedará un rincón vacío en nuestros corazones, que sólo se llenará cuando logremos alcanzar el estado de Iluminación.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

La iluminación no se alcanza después de entender la verdad. Darse cuenta de la verdad es vivir, existir aquí y ahora.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

La iluminación es la iluminación.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

La iluminación es una discontinuidad con el pasado. Recuerda: nunca te volverás iluminado; tendrás que abandonar. Sólo cuando abandonas, sólo cuando no estás en el camino, se produce lo nuevo.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

Lo que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se denomina ignorancia.

La palabra iluminación evoca la idea de un logro sobrehumano y el ego quiere conservar las cosas así, pero es simplemente el estado natural de sentir la unidad con el ser.

Desear la Iluminación estando sumergido en lo ilusorio es como las nubes que salpican la infinitud del espacio.

El único método para abandonar nuestra ignorancia y disfrutar de la felicidad suprema de la iluminación es alcanzar la perfección de la sabiduría en general, y la perfección superior de la sabiduría en particular.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.