LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR EL ESCRIBA DEL TAO

IMÁGENES DEL ESCRITOR EL ESCRIBA DEL TAO

FRASES COINCIDENTES

EL ESCRIBA DEL TAO

| FRASES | ESCRITOS |

El camino es eterno, no es visible, como el espacio, sino invisible como el tiempo.

El camino a Dios es estrecho y muy largo. Tan estrecho que no pueden transitarlo dos personas a la vez si no andan una tras la otra, y tan largo que su nombre es eternidad.

Todos avanzamos por el único camino del único modo que es posible avanzar, caminando unos delante y otros detrás. Siendo la tarea del que va delante ayudar a avanzar al que viene detrás.

Y como Dios es todo amor y sabiduría, no podremos dar un paso sin encontrarnos con el amor y la sabiduría o con la falta de amor y sabiduría, por estar más cerca o más lejos del final.

De Dios venimos, en Dios estamos y a él debemos regresar por el único camino. El camino que empieza en él, transcurre en él y termina en él.

La risa es la mejor inversión.

Lo que no das de ti, no lo das tú, lo que no enseñas de ti, no lo enseñas tú.

El pasado está en la cabeza. El futuro está en el corazón.

El trabajo no vale nada. El trabajo bien hecho no tiene precio.

La felicidad se siembra haciendo felices a los seres que nos rodean.

El trazado del camino no responde a la lógica de la razón, sino a la lógica de Dios, que como padre de tantos hijos así lo dispuso para que ninguno de ellos pueda perderse.

Cuando más bien enseño más sé. Cuanto más bien doy más tengo.

El fin del tiempo es el fin de la expansión del universo.

El modo de caminar es importante, porque hemos de ir avanzando de un modo muy particular, que es dando un paso hacia el amor y otro hacia la sabiduría.

El conocimiento de la mente es del cuerpo. La sabiduría es de la conciencia. La conciencia es del ser eterno.

No es camino donde se puede correr para llegar antes a Dios, puesto que en él estamos. No es camino de carrera en la que se pierden los pasos sino un camino de conquista a cada paso. No es camino para llegar a Dios, sino para reconocerle.

La vida es más valiosa que el oro. No la malgastes cambiándola por oro.

Mi patria es el amor. Mi bandera es la sabiduría.

El padre diseñó el camino eterno para que a cada paso sus hijos reciban amor y sabiduría, llenándose de fuerza y de poder hacia la mayor gloria que él guarda.

La felicidad se cosecha. Es de locos esperarla sin haberlo sembrado.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

La iluminación debe basarse en la práctica.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

Cultiva la tranquilidad como factor de iluminación.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

El Ideal de la Iluminación no es un ideal artificial, porque para el humano éste no es una imposición arbitraria externa, sino que corresponde con su propia naturaleza.

Cuando la atención consciente es continua e inamovible, aparece en el monje, la atención consciente como factor de iluminación.

La Iluminación no puede alcanzarse simplemente a través de un dogma.

Mantén siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran océano y el pico más alto: vacía de todo pensamiento. Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llénate a ti mismo con el poder de la sabiduría y la iluminación.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

Tu alma en la unidad viviente alcanza la verdadera iluminación; unidad con Dios.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

Si un pensamiento puede llegar a ti y salir de ti y tú puedes observarlo, entonces, este es el estado de la iluminación.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Cultiva la energía como factor de iluminación.

La Iluminación comprende esencialmente tres estados: un estado de Conocimiento Superior, un estado de Compasión y Amor Infinito y un estado de Energía Inagotable.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

Tratar de encontrar un buda o la iluminación es como tratar de coger el aire

El practicante espiritual está buscando consuelo, y para algunas personas la iluminación suena mucho como el consuelo final y total de todo.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

Ten el valor de utilizar tu propio razonamiento. Ese es el lema de la iluminación.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

La iluminación entiende quién estás siendo ahora.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

Debemos lograr la iluminación antes de lograr la iluminación. No es después de haber logrado la iluminación cuando comprendemos su verdadero significado. La intención de hacer algo es de por sí la iluminación.

Cuando leí el nuevo reto de LA iluminación al colocar el tema de LA MEDITACIÓN para esta semana inmediatamente me acobardé. Ni modo tema muy complejo.

La iluminación espiritual es una trascendencia más allá de la mente.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.