LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR ALEJANDRO DUMAS

IMÁGENES DEL ESCRITOR ALEJANDRO DUMAS

FRASES COINCIDENTES

ALEJANDRO DUMAS

| FRASES | ESCRITOS |

El amor es física, el matrimonio, química.

Las personas piden consejo solo para no seguirlo; o si lo siguen, para tener a alguien a quien culpar por haberlo dado.

Como regla general… las personas piden consejo solo para no seguirlo; o si lo siguen, para tener a alguien a quien culpar por haberlo dado.

Sé feliz, noble corazón, bendito por todo lo bueno que has hecho y harás en el más allá, y deja que mi gratitud permanezca en la oscuridad como tus buenas obras.

¿Cómo es que los niños pequeños son tan inteligentes y los hombres tan estúpidos?

La prisa es un pobre consejero.

No hay amistad que se preocupe por un secreto escuchado.

Es necesario haber deseado la muerte para saber cuán bueno es vivir.

Las mujeres nunca son tan fuertes como después de su derrota.

El odio es ciego; la ira te arrastra; y el que derrama venganza corre el riesgo de saborear una corriente amarga.

Lo más curioso que hay en la vida es el espectáculo de la muerte.

La sabiduría humana se encierra por entero en estas dos palabras: ¡Confiar y esperar!

Hay situaciones que los hombres aprecian con su instinto, pero que no pueden comentar con su inteligencia.

La mujer es sagrada; la mujer que uno ama es santa.

El amor puro y la sospecha no pueden vivir juntos: en la puerta donde este entra, el otro hace su salida.

Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas.

Sobre qué delgados hilos cuelgan la vida y la fortuna.

Salvar a un hombre y por lo tanto evitar la agonía de un padre y los sentimientos de una madre, no es hacer un acto noble, no es más que un acto de humanidad.

Una persona que duda de sí misma es como un hombre que se alistaría en las filas de sus enemigos y portaría armas contra sí mismo.

El trabajo de uno puede terminar algún día, pero la educación nunca.

¿No sabes que eres mi sol de día y mi estrella de noche? ¡Por mi fe! Estaba en la más profunda oscuridad hasta que apareciste e iluminaste todo.

Una persona que duda de sí misma es como un hombre que se alista en las filas de sus enemigos y blande sus armas contra sí mismo.

Hay mujeres que quieren tanto a sus maridos que, para no usarlos, toman el de sus amigas.

El verdadero amor siempre mejora a un hombre, sin importar qué mujer lo inspire.

¡Aquel tiempo feliz en que éramos tan desgraciados!

A menudo pasamos junto a la felicidad sin verla, sin mirarla, o incluso si la hemos visto, sin reconocerla.

Hay dos tipos distintos de ideas: las que proceden de la cabeza y las que emanan del corazón.

Sé amable, apunta a mi corazón.

La felicidad es egocéntrica.

Cuando el amor desenfrenado entra en el corazón, va royendo todos los demás sentimientos; vive a expensas del honor, de la fe y de la palabra dada.

Es raro que uno pueda ver en un niño pequeño la promesa de un hombre, pero uno casi siempre puede ver en una niña pequeña la amenaza de una mujer.

Soy fuerte contra todo, excepto contra la muerte de aquellos a quienes amo». El que muere gana; el que ve a otros morir, pierde.

La felicidad es como esos palacios en cuentos de hadas cuyas puertas están custodiadas por dragones: debemos luchar para conquistarlo.

Una persona que duda de sí misma es como un hombre que se alista en las filas de sus enemigos y blande sus armas contra sí mismo. Hace de su fracaso una certeza porque él mismo es la primera persona en estar convencida de ello.

El orden es la clave de todos los problemas.

La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas.

Tu historia de vida es una novela; y las personas, aunque aman las novelas heridas entre dos cubiertas de papel amarillo, son extrañamente suspicaces hacia las que les llegan en papel vistoso.

La vida es una tormenta, mi joven amigo. Disfrutarás de la luz del sol en un momento, serás destrozado en las rocas al siguiente. Lo que te hace un hombre es lo que haces cuando llega la tormenta.

Estoy seguro de que eres muy amable, pero serías mucho mejor si te fueras.

El hombre nace sin dientes, sin cabello y sin ilusiones. Y muere igual: sin dientes, sin cabellos y sin ilusiones.

Si Dios fuera condenado repentinamente a vivir la vida que ha infligido a los hombres, se mataría a Sí mismo.

La juventud es una flor cuyo fruto es amor; feliz es él quien lo arranca después de verlo madurar lentamente.

África comienza en los Pirineos.

¡Ahora me gustaría que alguien me dijera que no hay drama en la vida real!

El mérito de todas las cosas radica en su dificultad.

Soy un conde, no un santo.

Siempre tenemos prisa por ser felices…; porque cuando hemos sufrido durante mucho tiempo, tenemos grandes dificultades para creer en la buena fortuna.

Tan rápido es el vuelo de los sueños sobre las alas de la imaginación.

No hay felicidad ni miseria en el mundo; solo hay una comparación de un estado con otro, nada más. Aquel que ha sentido el dolor más profundo es el que mejor puede experimentar la felicidad suprema.

Si desea descubrir a la persona culpable, primero descubra a quién le puede ser útil el crimen.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

Hay ricos que creen que: LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL ESTÁ EN VENTA.

La iluminación es el presente en calma en el medio de la marea mental que nos lleva adelante y atrás.

¿Cómo amar la verdad para lograr la iluminación espiritual? La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

No hacemos a la ligera la idea de la iluminación, pero lo más importante es este momento, no hay algún día en el futuro. Tenemos que hacer nuestros esfuerzos ahora mismo. Esto es lo más importante para nuestra práctica.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

El mayor obstáculo que hay que superar es la resistencia del ego. El ego está más que feliz de que tú persigas la iluminación y participes en todo tipo de prácticas espirituales.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

Cultiva la ecuanimidad como factor de iluminación.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

La iluminación espiritual es una trascendencia más allá de la mente.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

La iluminación es cuando tu cuerpo está completamente en el sueño más profundo posible y tu consciencia está en la cima.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Cuando un hombre ha alcanzado el samadhi, la iluminación definitiva, la unión con Dios, ser uno con Dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

Una practica diaria diligente es iluminación.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.

Un pensamiento que se apegue a los objetos de los sentidos es la ignorancia, mientras que un pensamiento que nos libere del apego es la iluminación.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.