LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN CREENCIAS

ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR
UNA PALABRA Y SIN TILDE

MORIHEI UESHIBA

CITAS MORIHEI UESHIBA

CITAS MORIHEI UESHIBA

MORIHEI UESHIBA

Libre de toda debilidad, no tendiendo a ignorar el crudo ataque de tus enemigos: ¡Osa y actua!

El corazon del humano no se diferencia del alma de cielo y tierra. En tu practica ten siempre presente la interaccion de cielo y tierra, agua y fuego, yin y yang.

En situaciones extremas, el universo entero se transforma en nuestro enemigo, en momentos tan criticos, la unidad de mente y tecnica es esencia: ¡no permitas que tu corazon titubee!

En nuestras tecnicas entramos completamente, nos mezclamos en totalidad y controlamos con firmeza un ataque. La fuerza se encuentra cuando el ki es estable y esta concentrado, la confusion y la malicia surgen cuando el ki se estanca.

Practica siempre el Arte de la Paz con vitalidad y alegria.

Los que han alcanzado la iluminacion nunca cesan de trabajarse a si mismos. La comprension de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorias. Las acciones mas perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

El Arte de la Paz es completar lo faltante.

El hierro esta lleno de impurezas que lo debilitan; la forja lo transforma en acero y hace de el una espada filosa. Los seres humanos se desarrollan del mismo modo.

Manifiesta yang, con tu mano derecha, equilibrandolo con el yin de tu izquierda, y guia a tu compañero.

Hasta el mas poderoso de los seres humanos tiene una esfera de fuerza limitada. Sacalo de esa esfera y atraelo a la tuya; su fuerza se disipara.

Los instructores solo pueden impartir fragmentos de enseñanza. Los misterios del Arte de la Paz surgen a la vida a traves de tu propia abnegada practica.

No dejes de aprender de la voz pura del arroyo de montaña que fluye eternamente salpicando las rocas.

Lo divino no es algo lejano y por encima de nosotros. Esta en el cielo, esta en la tierra, esta dentro de nosotros.

El Arte de la Paz es la religion que no es una religion; totaliza y completa todas las religiones.

Tan pronto como te ocupes del «bien» y el «mal» de tus semejantes, creas una abertura en tu corazon por la que entra la malicia. Examinar, competir y criticar a otros te debilita y te derrota.

¡Capta la esencia y avanza hacia la comprension!

No encares este mundo con temor y rechazo. Afronta con valor todo lo que los dioses te ofrecen.

Cada dia de la vida humana contiene ira y alegrias, dolor y placer, luz y oscuridad, crecimiento y decadencia. Cada momento esta marcado con el gran proposito de la naturaleza, no trates de oponerte o negar el orden cosmico de las cosas.

Finalmente, debes olvidar las tecnicas. Cuanto mas groseras menos enseñanzas hay. El gran sendero verdaderamente es un No Sendero.

El Arte de la Paz es una forma de plegaria que genera luz y calor. Olvida tu pequeño ser, liberate del apego a todo objeto, y emanaras luz y calor. La luz es sabiduria; el calor es compasion

Muevete como un haz de luz; vuela como el rayo, golpea como el trueno, gira en circulos alrededor de un centro firme.

La lealtad y la devocion hacen al valiente. La valentia conduce al espiritu de sacrificio. El espiritu de sacrificio genera confianza en el poder del amor.

Aun cuando te reclame un solo enemigo, permanece en guardia, porque siempre estas rodeado por legiones de enemigos.

Clara como el cristal, aguda y brillante, la espada sagrada no admite sitio para alojar al mal.

En el momento en que un guerrero confronta al enemigo, todas las cosas caen bajo el foco de su mirada.

No son necesarios edificios, dinero, poder o prestigio para practicar el Arte de la Paz. El cielo esta exactamente alli donde te hallas y ese es el lugar para entrenarse.

Tu corazon esta lleno de semillas fertiles esperando brotar. Del mismo modo que una flor de loto surge del lodo para florecer en todo su esplendor, la interaccion de la respiracion cosmica hace florecer el espiritu para que de fruto en este mundo.

Existen dos tipos de ki: El ki mundano es pesado y denso, el ki verdadero es liviano y versatil.

Trata siempre de estar en comunion con cielo y tierra, de este modo el mundo se presentara en su verdadero aspecto. La presuncion se desvanecera y podras armonizar con cualquier ataque.

El entrenamiento diario en el Arte de la Paz hace que tu divinidad interior brille cada vez mas. No te ocupes de lo bueno y lo malo de los otros. No

Agradece siempre, incluso las derrotas, las penurias y a las personas malas. Aprender a moverse con tales obstaculos es una parte esencial del entrenamiento en el Arte de la Paz.

El proposito del entrenamiento es tensar lo flojo, fortalecer el cuerpo y pulir el espiritu.

El sendero de la paz es extremadamente vasto: refleja el proposito de ambos mundos, el manifiesto y el oculto. El guerrero es el templo viviente de lo divino, el que esta al servicio de ese proposito.

A izquierda y derecha, evita todos los cortes y paradas. ¡Capta los pensamientos de tu oponente y disipalos!

El Arte de la Paz esta basado en cuatro grandes virtudes: valor, sabiduria, amor y amistad, simbolizadas por el Fuego, el Cielo, la Tierra y el Agua.

Desde tiempos antiguos, el valor y el conocimiento han sido los dos pilares del Sendero: a traves de la virtud del entrenamiento, ilumina tu cuerpo y tu espiritu.

Estudia las enseñanzas del pino, del bambu y del pimpollo del ciruelo. El pino esta siempre verde, firmemente enraizado y es venerable. El bambu es fuerte, resistente e inquebrantable. El pimpollo del ciruelo es vigoroso, perfumado y elegante.

El progreso llega a aquellos que se adiestran ininterrumpidamente; confiar en tecnicas secretas no te llevara a ninguna parte.

Cuando te atacan, unifica las partes superior, media y baja de tu cuerpo. Entra, gira y mezclate con tu oponente, frente y espalda, derecha e izquierda.

Arroja fuera de ti los pensamientos que limitan y regresa a la verdadera vacuidad. Situate en el medio del gran vacio. Este es el secreto del camino del guerrero.

Cuando reverencias profundamente el Universo, recibes reverencias; cuando pronuncias el nombre de Dios, resuena en tu interior.

Todos y cada uno de los maestros, sin importar epoca o lugar, recibieron la llamada y alcanzaron la armonia con el cielo y la tierra. Hay muchos senderos que llevan a la cima del monte Fuji, pero hay una sola cumbre: el Amor.

Ocho fuerzas sostienen la Creacion: movimiento y quietud, solidificacion y fluidez, extension y contraccion, unificacion y division.

El Arte de la Paz que yo practico tiene sitio para los ocho millones de dioses del mundo, y yo coopero con todos ellos. El Dios de la Paz es muy grande y conjuga todo lo que es divino e iluminado en la tierra.

Es necesario desarrollar una estrategia que utilice todas las codificaciones fisicas y los elementos que estan al alcance de la mano. La mejor estrategia se apoya en un conjunto ilimitado de respuestas.

Para desempeñarse bien, debes liberarte del ki mundano e impregnar tus organos con ki verdadero. Esta es la base de una tecnica poderosa.

Practica el Arte de la Paz con sinceridad, y los malos pensamientos y malas acciones desapareceran naturalmente. El unico deseo que debe permanecer es la sed por capacitarse cada vez mas en el sendero.

Para poder iluminar el Sendero es necesario estar preparado para recibir el noventa y nueve por ciento del ataque enemigo y enfrentar el rostro de la muerte.

La clave de la tecnica es mantener manos, pies y caderas derechos y centrados. Si estas centrado, puedes moverte con libertad. El centro de tu cuerpo es el vientre; si tu mente tambien esta alli, tienes la victoria asegurada en toda accion.

Domina las tecnicas divinas del Arte de la Paz y no habra enemigo que se atreva a desafiarte.

Tu mente deberia armonizar con el funcionamiento del universo; tu cuerpo, con el movimiento del universo; cuerpo y mente formando una unidad que se unifica con la actividad del Universo.

Para poner verdaderamente en practica el Arte de la Paz, debes ser capaz de jugar libremente en el reino manifiesto, en el oculto y en el divino.

El brillo penetrante de las espadas sostenidas por los seguidores del Camino golpea al malvado enemigo escondido en el interior profundo de sus propios cuerpos y almas.

El fracaso es la clave del exito. Cada error nos enseña algo.

Manten siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran oceano y el pico mas alto: vacia de todo pensamiento. Manten siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llenate a ti mismo con el poder de la sabiduria y la iluminacion.

La economia es la base de la sociedad. Cuando la economia es estable la sociedad se desarrolla. La economia ideal une lo espiritual y lo material, y las mejores mercancias con las cuales comerciar son la sinceridad y el amor.

Las tecnicas de la Paz, protectoras de este mundo y guardianas del Camino de los dioses y los Budas, nos capacitan para hacer frente a todos los desafios.

Brota de la Gran Tierra; alzate como las Grandes Olas; enraizate como un arbol, descansa como una roca; usa el Uno para atacar Todo.

El camino del guerrero no se puede abarcar con palabras o por carta.

Una buena postura refleja la actitud correcta de la mente.

El Arte de la Paz no es facil. Es una lucha hasta el fin, la matanza de los malos deseos y de la falsedad interior. En algunas ocasiones, la voz de la paz resuena como un trueno, sacudiendo a los seres humanos y sacandolos de su letargo.

Tu espiritu es el verdadero escudo.

Si tu corazon es amplio como para abarcar a tus adversario, puedes ver a traves de ellos y evitar sus ataques. Una vez que los has abarcado, seras capaz de guiarlos por el camino que cielo y tierra te han señalado.

Crea cada dia nuevamente vistiendote con Cielo y Tierra, bañandote con sabiduria y amor y colocandote en el corazon de la Madre Naturaleza.

Si tu oponente te ataca con fuego, responde con agua, hazte totalmente movil y de libre fluir. El agua, por su naturaleza, nunca choca con nada ni se quiebra. Por el contrario, absorbe todo ataque y queda indemne.

Si no te has unido a la verdadera vacuidad -ausencia de todo-, nunca comprenderas el Arte de la Paz.

Dia tras dia adiestrate a ti mismo, refinando tu tecnica: ¡ usa el Uno para atacar lo Multiple! Esa es la disciplina del guerrero.

Jugar con una y otra tecnica es de poca utilidad. ¡Actua con decision y sin reservas!

¡Aprende y olvida!

Al verme frente a el, el enemigo ataca, pero para ese momento ya me encuentro firme y seguro detras de el.

Estes haciendo cuentas, actua con naturalidad. Manten tu mente dirigida al Arte de la Paz, y no critiques otras enseñanzas o tradiciones. El Arte de la Paz no restringe, ni limita ni pone trabas a ninguna cosa. Lo abraza todo y todo lo purifica.

La vida es crecimiento. Si detenemos el crecimiento, tecnica y espiritualmente, somos tan utiles como cadaveres. El Arte de la Paz es la celebracion del enlace del cielo, la tierra y la humanidad. Es todo lo verdadero, lo bueno y lo bello.

Las tecnicas del Arte de la Paz no son rapidas ni lentas, no estan afuera ni adentro. Estan mas alla de tiempo y espacio.

Cuando se adelanta un oponente, enfrentalo y saludalo, si intenta retroceder, dejalo seguir su camino.

Alberga y refina el espiritu del guerrero mientras prestas tu servicio en el mundo; ilumina el sendero de acuerdo a tu luz interior.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificacion; el espejo de la valentia, la amistad y la sabiduria; y la piedra preciosa de la iluminacion.

Las tecnicas emplean cuatro cualidades que reflejan la naturaleza de nuestro mundo. Segun las circunstancias debes ser duro como el diamante, flexible como el sauce, de suave fluir como el agua, o tan vacio como el espacio.

Si concibes el Arte de la Paz, este dificil sendero, tal como es, abarca el circulo del cielo.

Cuando la vida es victoriosa, hay nacimiento; cuando impedida, hay muerte. El guerrero esta permanentemente dedicado a una lucha de vida o muerte por la paz.

Herir a un oponente es herirte a ti mismo. El Arte de la Paz es controlar la agresion sin producir daños.

Lo Divino no desea estar encerrado en un edificio. Lo divino anhela el espacio abierto. Esta aqui, precisamente en este cuerpo. Cada uno de nosotros es un Universo en miniatura, un templo viviente.

En el Arte de la Paz no hay contiendas. El verdadero guerrero es invencible porque no lucha con nadie. Vencer significa derrotar la idea de disputa que albergamos en nuestra mente.

Continuamente los oponentes nos confrontan, pero en realidad no hay alli oponente alguno. Entra profundamente en el ataque y neutralizalo atrayendo la fuerza que va en direccion errada hacia tu propia esfera.

TENEMOS MAS DE 35.000 FRASES