La iluminación espiritual

Frases Lahiri Mahasaya

Citas Lahiri Mahasaya


El Kriya trae una riqueza divina, Quietud.

Quien no ve a Catasta el Ser interior entre las cejas con la ayuda del consejo de Gurú en este cuerpo físico es una persona ciega.

Los sentidos son obstrucciones; disuélvelos.

Si uno medita siempre en el Señor, el Señor mismo se cuida de todo lo demás.

Se puede decirlo todo cuando la practica de Kriya continua espontáneamente en los seis centros.

Practicando la quitad y la respiración será calma.

La practica de Khecharimudra conlleva la victoria sobre los sentidos.

No estés inactivo. Practica Kriya. No esperes que te aconsejen practicar Kriya.

Si tomas refugio en mi con verdadera fe, entonces, yo he de acudir a ti. ¿Como puedo permanecer alejado?

Cuando uno trasciende Vaso —los deseos—se convierte en De —el Señor— es decir: se convierte en Vasado, el Señor Krishna.

El movimiento se llama mundo.

En el Satyayuga, Lahiri Mahasaya nació como Satyasukrita; en el Tretayuga fue Munindra; en el Dwaparayuga Karunamaya; y en el Kaliyuga fue Caber. Mas tarde, se convirtió en Shyama Charan.

El verdadero trabajo es sintonizar con la meditación en la Vacuidad en el quinto elemento, el éter abandonando los tres nervios —ida, pingala, susumna— y los cuatro elementos —khiti. apa, tejas y marut, respectivamente, tierra, agua, fuego y aire—.

Kriya es la Verdad; el resto es falso.

Las cosas bellas del mundo son venenosas. Si las ves desde afuera, te atraen; pero si las ves internamente, entonces, renuncias a ellas. Esto es maya, o inquietud.

Mas allá de Purusottam, el Ser Supremo, esta Brahma, el Yo Supremo.

Vi el Krishna supremo.

Mas allá de los cinco sentidos esta la mente, la respiración. Mas allá de la mente se halla buddhi, es decir: bindu, el lugar entre las cejas. Mas allá de bindu, Brahma, el Ser Supremo, es la Pura Vacuidad sin Forma.

Aquello en lo que uno piensa en el momento de la muerte, uno se convierte en eso. Así, si te conviertes en Satchitananda en el instante de abandonar el cuerpo, entonces te conviertes en ti mismo, el Ser Supremo.

Vi a Radhaji consorte de Krishna en la base del Sonido interno.

Entre dentro de la medula espinal un poquito.

El estado de Sthirattva, Quietud, es llamado Yoga.

Aquel cuyo Checara es exitoso es afortunado.

El mundo es revelado desde mi forma. Yo mismo soy el único Perusa, el Ser Supremo.

Todo lo que uno quiere hacer, puede hacerlo.

Soy Mahapurusha. En el sol vi que yo mismo soy Brahma, el Ser Supremo.

Nadie es un pecador; la mente misma es la pecadora cuando, yendo hacia afuera, se aleja del Catasta.

Vi cuatro Vedas, Brahma, Visnú y Malestar —el Señor Shiva— dentro del Yo ni entre las cejas.

Nadie es un pecador; ni nadie es santo tampoco. Si la mente se centra en el Catasta, entonces, no hay pecado; de lo contrario, si la mente se dirige hacia lo externo, hay pecado. En otras palabras: cuando la mente no esta en el Catasta, esta en pecado.

Yo mismo soy Ada Perusa Vagaban, el primer Señor.

No importa, si la vida abandona el cuerpo físico. Debo practicar Kriya con todo mi corazón.

Cuando uno ha alcanzado La Respiración Calmada, entonces, para el, el único trabajo que queda es mantener siempre el estado de calma.

Mantente en la serenidad que el Kriya.

Fusionarse con la pura Vacuidad se denomina Samadhi.

El viejo padre Babaji es el Señor Krishna.

Realizarse plenamente es posible mediante la practica del Primer Kriya. Para ello uno ha de practicar estrictamente de acuerdo con las instrucciones recibidas personalmente de su Gurú.

Soy presente junto a quien practica Kriya.

Vi una pura Vacuidad, que es Brahma, el Ser Supremo. La mente debe disolverse en ello.

Los Maestros practican estos Oriyas.

Si la vida te abandona practica el Kriya.

Aplicar el cuerpo, la mente y el habla en la acción se llama Aisa No violencia.

Cuando la lengua se mantiene levantada, los sentidos son sometidos.

Yo mismo soy el Señor Krishna.

Cuando la respiración es Calmada día y noche, entonces, uno realiza verdadero el estado de Rama Mantra.

Todo lo que digo es Veda. Ten esa certeza.

El dualismo es la raíz de todo sufrimiento.

Si mediante la practica de Pranayama la tensión es generada en los labios, la garganta y los dientes, entonces el conocimiento se llama Batí, o devoción.

La practica de Kriya abre el Ojo de la Sabiduría.

[1/3]