La iluminación espiritual

Frases James Redfield

Citas James Redfield


Nuestros hijos tienen nuestro nivel de vibración y lo elevan aun mas alto. Esta es la forma en que nosotros, como seres humanos, continuamos la evolución.

Culpar de nuestro comportamiento a fuerzas externas es una manera de evitar la responsabilidad.

Los sueños vienen a decirnos algo acerca de nuestra vida que nosotros hemos perdido.

La clave para sobreponerse al conflicto en el mundo es la experiencia mística, que es alcanzable para cualquiera. Para nutrir lo místico y construir tu energía, déjate llenar por un sentimiento de amor.

En realidad, no hay enemigos; todos somos almas en crecimiento, despertando.

Cuando cada uno espera al otro para vivir en su mundo, para siempre estar allí y participar en sus actividades, inevitablemente se desarrolla una batalla egos.

Nos hallamos inmersos en un campo de energía. Nadamos en Dios. Estamos hechos de la misma energía divina creativa que Dios.

Amar y energizar a los demás es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos.

Los seres humanos están enzarzados en una especie de competición por la energía ajena. Cuando logramos que otros acepten nuestros puntos de vista, los rivales se identifican con nosotros y ello nos transfiere su energía y nos hace sentir mas fuertes.

La experiencia provoca una sensación de misterio y excitación y, por consiguiente, nos sentimos mas vivos.

No estas solo: Todos están empezando a buscar mas significado en su vida. Pon atención a esas Coincidencias - que parecen ser eventos destinados a suceder. Son realmente eventos sincrónicos, y siguiéndolos, entraras en tu camino de verdad espiritual.

Y con eso, se fue, dejándome solo. Solo que no estaba solo. De hecho, yo sabia que nunca estaría solo de nuevo.

Las coincidencias no son meras coincidencias, todas tienen una lógica mística o espiritual detrás.

Solo las opiniones individuales son fijas y dogmáticas.

Los seres humanos siempre hemos buscado aumentar nuestra energía personal de la única manera que hemos conocido, tratando de robar psicológicamente a los demás - una competición inconsciente que subyace en todos los conflictos humanos en el mundo.

La salud del cuerpo es determinada en gran medida por nuestros procesos mentales: lo que pensamos de la vida y sobre todo de nosotros mismos, por lo tanto el consciente como los niveles inconscientes.

La verdad que tenemos que decir y las cosas que tenemos que hacer son demasiado únicas para caber dentro de un entorno de trabajo habitual.

Empieza a conectarte con la energía que envuelve a las cosas. Con practica, aprenderás a ver el aura alrededor de los seres vivos y aprenderás a proyectar tu propia energía para entregar fuerza.

El espontaneo contacto visual es una señal de que dos personas deben hablar.

El universo es energía, energía que responde a nuestras expectativas.

Lo peor que se puede hacer a los niños es drenar su energía, mientras los corregimos.

Una competencia inconsciente por energía es la base de todos los conflictos. Dominando o manipulando a otros, nos da energía extra que pensamos necesitar. Seguro que se siente bien, pero ambas partes resultan dañadas en el conflicto.

Si somos conscientes y reconocemos el gran misterio que es esta vida, veremos que hemos sido perfectamente situados, exactamente en la posición correcta , para hacer toda la diferencia en el mundo.

Si la historia nos dice algo, es que la cultura y el conocimiento humano están en constante evolución.

Al actuar y ser como eres ahora, estas determinando la forma de ser y actuar de los demás.

En la dimensión espiritual no hay dualidad. Hay una sola fuente -Dios- y esa fuente es toda bondad. No hay una segunda fuente igual del mal.

Una vez que aprenda lo que es la vida, no hay forma de borrar ese conocimiento. Si usted trata de hacer algo mas con su vida, siempre sentirá que le falta algo.

En un mundo donde las personas están adormecidas y distraídas, lo único que vende es lo increíble.

Que los actos horribles son causados, en parte, por nuestra propia tendencia a suponer que algunas personas son malas por naturaleza.

Porque, de nuevo, muy a menudo su actitud acerca de por que un accidente o enfermedad ha sucedido tiene un efecto sobre su recuperación.