LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN CREENCIAS

ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR
UNA PALABRA Y SIN TILDE

FRITHJOF SCHUON

CITAS FRITHJOF SCHUON

CITAS FRITHJOF SCHUON

FRITHJOF SCHUON

Creer en Dios es volver a ser lo que somos; volver a serlo en la medida misma en que creemos y en que el creer se convierte en ser.

La voluntad del Bien y el amor de lo Bello son las concomitancias necesarias, de repercusiones incalculables, del conocimiento de lo Verdadero.

Cuando Dios esta ausente, el orgullo llena el vacio.

No se puede amar a Dios sin temerlo, como tampoco se puede amar al projimo sin respetarlo; no temer a Dios es impedirle ser misericordioso.

Sin duda, podemos sentir gracias, pero no podemos fundarnos en ellas. Dios no nos preguntara lo que hemos experimentado, sino que nos preguntara lo que hemos hecho.

La virtud es dejar paso libre, en el alma, a la Belleza de Dios.

Toda injusticia que sufrimos de parte de los hombres es al mismo tiempo una prueba que nos llega de parte de Dios.

El mundo nos dispersa y el ego nos comprime; Dios nos recoge y nos dilata, nos apacigua y nos libera.

Verdad y santidad: todos los valores estan en estos dos terminos; todo lo que debemos amar y todo lo que debemos ser.

Toda virtud es una participacion en la belleza del Uno y una respuesta a su amor.

La fe es decir si a Dios. Cuando el hombre dice si a Dios, Dios dice si al hombre.

La Verdad, la Paz y la Belleza son inherentes a la propia existencia; los sucesos pasan, la substancia permanece.

Extinguirse en la Voluntad de Dios es al mismo tiempo estar disponible para la divina Presencia.

La belleza, sea cual sea el uso que pueda hacer de ella el hombre, pertenece fundamentalmente a su Creador, que por ella proyecta en la apariencia algo de su ser.

No se puede amar al hombre, como debe ser amado, mas que en funcion de la verdad y en Dios.

La fe sin verdad es herejia; el saber sin fe es hipocresia. La obra sin virtud es orgullo y la virtud sin obra es vanidad.

El Paraiso esta donde esta Dios. Permanece, pues, junto a Dios y el Paraiso estara alli donde tu estes.

Sin temor de Dios en la base, nada es posible espiritualmente, pues la ausencia de temor es una falta de conocimiento de si.

Cuando el hombre se hace ausente del mundo por Dios, Dios se hace presente en el mundo por el hombre.

El arte sagrado ayuda al hombre a encontrar su propio centro, ese nucleo que ama a Dios por naturaleza.

Si queremos que la verdad viva en nosotros, debemos vivir en ella.

La belleza de lo sagrado es un simbolo o una anticipacion, y a veces un medio, del gozo que solo Dios procura.

No somos nosotros quienes conocemos a Dios, es Dios quien se conoce en nosotros.

La belleza es un reflejo de la beatitud divina; y como Dios es verdad, el reflejo de su beatitud sera esta mezcla de felicidad y verdad que encontramos en toda belleza.

La vida es un sueño, y pensar en Dios es despertarse.

Cada religion tiene, ademas de su significado literal, una dimension esoterica, que es esencial, primordial y universal.

Espiritualmente hablando, conocerse a si mismo es tener consciencia de los propios limites y atribuir toda cualidad a Dios.

La Verdad, la Paz y la Belleza son existenciales, estan al alcance; basta mirar hacia ellas y sumergirse en ellas.

No hay grandeza real fuera de la verdad.

Conocer a Dios es amarlo, y no amarlo es no conocerlo.

La verdad es la razon de ser del hombre; ella constituye nuestra grandeza, y nos muestra nuestra pequeñez.

Es bello, no lo que amamos y porque lo amamos, sino lo que por su valor objetivo nos obliga a amarlo.

Aceptar una prueba es dar gracias a Dios por ella, comprendiendo que nos permite una victoria, un desapego con respecto al mundo y con respecto al ego.

El amor de Dios es en primer lugar la adhesion de la inteligencia a la Verdad, despues la adhesion de la voluntad al Bien, y por ultimo la adhesion del alma a la Paz que dan la Verdad y el Bien.

Es necesaria la verdad para la perfeccion de la virtud, como es necesaria la virtud para la perfeccion de la verdad.

La substancia de las cualidades morales es la devocion: la actitud integral del hombre frente a Dios, hecha de temor reverencial y de amor confiado.

No se salva mas que aquel que tiene confianza en Dios, y no puede tener confianza en Dios mas que aquel que es benevolo y generoso.

Dios quiere nuestros corazones; no se contenta con solo nuestras acciones.

TENEMOS MAS DE 35.000 FRASES