Frases Cancer

Citas Cancer


Los tratamientos estándar no están hechos para curar el cáncer, sino para destruirlo.

Una de las mayores lecciones que aprendí de casi morir de cáncer es la importancia de amarme incondicionalmente. De hecho, aprender a amarme y aceptarme incondicionalmente es lo que me curo y me trajo de vuelta al borde de la muerte.

Cáncer es solo una palabra que crea miedo. Olvídate de esa palabra y concentrémonos en equilibrar tu cuerpo. Todas las enfermedades son solo síntomas de desequilibrio. No puede quedar ninguna enfermedad cuando todo su sistema esta en equilibrio.

Vivir en nuestras mentes creyendo en nuestros pensamientos falsos, es un buen camino para asustarnos de muerte, y puede aparecer en forma de vejez, cáncer, degeneración, presión alta, etc.

Se sabe que la saliva produce cáncer, pero solo si es tragada en pequeñas cantidades durante un largo periodo de tiempo.

La investigación del Cáncer es una industria en crecimiento.

Se puede prevenir el cáncer al mantener el sistema inmunológico del cuerpo funcionando bien.

La sanación del cáncer es errónea. Al cáncer se le declara la guerra y se le ataca con quimioterapia… es decir, todo el modelo esta basado en una lógica de guerra.

El cáncer puede transformarse en un gran maestro, que nos indica en que áreas de nuestra vida hay desbalances.

Consumir 75% de las calorías diarias en forma de grasa para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares y prevenir el cáncer. -Evitar algunos tipos de carne y pescado, pero disfrutar de la manteca.

Las personas con SIDA, cáncer y otras enfermedades necesitan servicios gratuitos de apoyo no medicinal.

Unos ocho millones de personas mueren cada año de cáncer en el mundo, mas de medio millón en los Estados Unidos solamente sin saber que es un hongo.

El cáncer puede ocurrir en los negocios, las relaciones y el cuerpo físico.

La dolencia física y espiritual se le da el nombre de Cáncer.

Sentimientos y pensamientos tóxicos cambian la bioquímica, y despiertan la posibilidad del cáncer.

Si vemos el cáncer como una crueldad, no podremos superarlo.

El cáncer es una forma de curación, no de enfermedad.

Sabía usted que los tomates contienen licopeno, esta sustancia tiene propiedades anticancerígenas, Si se cocina el tomate aumenta la cantidad de licopeno.

Sabía usted que el cáncer del planeta es el hombre.

Hace dos años escribí sobre mi decisión de someterme a una doble mastectomía preventiva. Mediante un simple análisis de sangre pude saber que era portadora de una mutación del gen BRCA1, lo cual significaba que tenía un 87 por ciento de probabilidades de desarrollar cáncer de seno y un 50 por ciento de padecer cáncer de ovarios.

Mi madre, mi abuela y mi tía murieron a causa del cáncer. Quería que otras mujeres en riesgo tuvieran conocimiento de las opciones disponibles; prometí dar seguimiento a toda la información que resultara de utilidad, que incluye ahora mi próxima cirugía preventiva: extirpación de ovarios y trompas de Falopio.

Tras la salpingooforectomía bilateral laparoscópica. Encontraron un pequeño tumor benigno en un ovario, pero no huvo signo de cáncer en ninguno de los tejidos.

Me siento femenina y con los pies en la tierra respecto a las decisiones que estoy tomando para mi beneficio y el de mi familia. Sé que mis hijos nunca tendrán que decir: Mamá murió de cáncer de ovario.

En 1992, en la facultad de Medicina de Fukushima, ubicada en la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, el profesor de medicina Yoshihiko Hoshino (médico y doctor en medicina) supo que había desarrollado un cáncer de colon. Durante el transcurso de la intervención quirúrgica para eliminar el tumor, su cirujano oncólogo vio que el cáncer del doctor Hoshino ya se había metastatizado al hígado. Mientras estaba en la unidad de cuidados postoperatorios, el cirujano oncólogo, que era su amigo personal y antiguo compañero de clase, le recomendó que se sometiera a múltiples sesiones de quimioterapia.

El programa terapéutico Gerson para revertir enfermedades degenerativas agudas y crónicas como el cáncer, la diabetes, el ictus, la artritis y otras enfermedades amenazadoras para la vida es bien conocido y muy respetado en los países europeos y asiáticos industrializados. El profesor Hoshino se encontraba entre un número creciente de profesionales de la salud conocedor del renombrado libro A cáncer therapy: Results of fifty cases del doctor Max Gerson (que había sido traducido al japonés) y de la eficacia médica de su programa de tratamiento.

Debido a los conocidos efectos colaterales adversos y al elevado porcentaje de fracasos en el caso del cáncer de colon/de recto (un 93 % de los pacientes fallecen tras recibir quimioterapia para tratar este tipo de tumores malignos) y a un pronóstico incluso peor en el caso de las metástasis hepáticas (un 97 % de los pacientes mueren tras recibir quimioterapia), este profesor de medicina rehusó tomar agentes citotóxicos. En lugar de ello, como poseía una de las copias de la ampliamente distribuida traducción al japonés del libro del doctor Gerson, el doctor Hoshino siguió sus instrucciones y se dispuso a seguir por su cuenta la terapia Gerson. Hoy en día, tras haber transcurrido un nada despreciable intervalo de tiempo de casi nueve años desde que diagnosticaron su cáncer al doctor Hoshino, él y su oncólogo han afirmado que el paciente «se curó» de su cáncer de colon y de las metástasis hepáticas. Aquí tenemos la carta que recibió Charlotte Gerson del profesor Yoshihiko Hoshino (médico y doctor en medicina).

Como sabe, padecí un cáncer de colon y cáncer de hígado metastático en 1992 y me recuperé mediante la terapia Gerson. He escrito un libro presentando la terapia Gerson a los usuarios de los servicios médicos de Japón. Mi libro se publicó en agosto de 1998 y es el primero sobre la terapia Gerson escrito en Japón por un médico. Ha supuesto una gran sensación entre los japoneses, ya que gracias al programa Gerson, doce pacientes más afectados por el cáncer se curaron. Mi libro no solo habla de mi recuperación, sino que también incluye las historias de doce japoneses que ya no están afectados por esta enfermedad.

Alan Furmanski fue diagnosticado con cáncer cuando tenía apenas 27 años. Empeñado en ganarle la batalla a la muerte puso todas sus fuerzas en un tratamiento tradicional, pero no dio resultado. Desesperado empezó a investigar sobre otras alternativas para combatir la enfermedad y encontró que en Estados Unidos y México se había vuelto popular un novedoso procedimiento que en dos años promete curar el cáncer sin métodos invasivos ni perjudiciales para el organismo, simplemente tomando jugos de frutas y de verduras.

Este caso ha sido publicado recientemente en varios medios, escritos, radiales y en las principales cadenas de televisión del país, por ser un suceso extraordinario, bien creo que se debe seguir replicando, Como dice el mismo Alan, no es necesario esperar a tener cáncer para realizar este estilo de alimentación, todos deberíamos seguirlo, precisamente para evitar contraer la enfermedad.

A lo largo de nuestras vidas, nuestros cuerpos se van contaminando con diversas sustancias tóxicas que causan cánceres y otras enfermedades. Estas sustancias tóxicas nos llegan a través del aire que respiramos, de la comida que comemos, de los medicamentos que tomamos y del agua que bebemos. A medida que el uso de estas sustancias tóxicas aumenta día a día, y la incidencia del cáncer también aumenta, poder utilizar un tratamiento demostrado, natural, y desintoxicante como la Terapia Gerson no solo brinda tranquilidad, sino que es necesario.

La Terapia Gerson es un poderoso tratamiento natural que fortalece el sistema inmunitario, para así poder curar cánceres, artritis, enfermedad coronaria, alergias, y muchas otras enfermedades degenerativas. Un aspecto que la diferencia de la mayoría de los demás tratamientos es su naturaleza integradora e inclusiva. Se consumen diariamente trece vasos de jugos frescos, de frutas y verduras orgánicas, que proporcionan una cantidad abundante de nutrientes, enzimas y minerales. Luego estas sustancias degradan el tejido enfermo del cuerpo, mientras que los enemas ayudan a eliminar la acumulación de toda la vida de toxinas en el hígado.

La Terapia o método Gerson era y todavía es el más básico, completo y la más antiguo tratamiento contra el cáncer existente y efectivo. Los pacientes en terapia Gerson también saben que tienen que ser muy estrictos con el tratamiento.

La terapia Gerson no es efectiva solamente con el cáncer, en la terapia Gerson, los pacientes han visto mejoras en las enfermedades del corazón, presión arterial alta, problemas de tiroides, la lupus, colitis, diabetes, esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, la hernia de disco y muchos otros problemas desaparecen. Algunos vieron la enfermedad de Alzheimer mejorar, si no está en una etapa avanzada.

Se estableció hace más de 75 años atrás por el Dr. Max Gerson, y se describe en detalle en su libro una terapia contra el cáncer. El Dr. Gerson murió en 1959.

Terapia Gerson fue desarrollada por el médico alemán Max Gerson en casi la mitad de un siglo y sigue siendo adecuada para abordar el tratamiento de cualquier enfermedad crónica, incluyendo cáncer degenerativa.

Dr. Max Gerson dijo que toda enfermedad – aguda o crónica – puede revertir, o puede curarse incluso los casos más avanzados de cáncer, problemas del corazón, artritis, tuberculosis, diabetes, problemas de la piel y muchas otras “enfermedades”. Lo importante fue el esfuerzo realizado apropiado para cada caso, dependiendo de la gravedad de la situación.

Los métodos tradicionales de tratamiento del cáncer – quimioterapia y radiación – normalmente devastan el sistema inmunológico, en sí mismo deprimido y hacen poco hacia la restauración. Gerson se dio cuenta, que es el sistema inmunológico a combatir el cáncer, reforzando necesariamente aumentará las posibilidades de supervivencia.

La ingesta de frutas y verduras ayuda a desintoxicar y equilibrar el PH del cuerpo, haciendo que el cuerpo a la homeostasis correcta, lo que mejora el sistema inmunológico. Por lo tanto esta sencilla terapia ayuda a que el perdón de numerosas enfermedades, según el Instituto Gerson, el 42% de las personas con cáncer terminal recuperarse.

Evitar todos los alimentos industriales que son procesados con conservantes, colorantes, aromatizantes, emulsionantes, espesantes que pueden intoxicar el cuerpo, algunos de ellos tienen carácter cancerígeno.

Si usted cambiara su dieta evitaría contraer enfermedades relacionadas con el consumo de productos de origen animal (cáncer, enfermedades del corazón, obesidad, diabetes, etc.) estos productos son armas de enfermedad masiva para la industria farmacéutica.