LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN DOGMAS
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR
UNA PALABRA Y SIN TILDE

LA ARROGANCIA Y SU NATURALEZA

POR: JIDDU KRISHNAMURTI

Exige más comprensión que conocimiento. Unos por tener un poco más de conocimiento o creer que tienen se sienten con derecho de subestimar los demás.

Imagen La arrogancia y su naturaleza

NATURALEZA DE LA ARROGANCIA

Somos más bien arrogantes, creemos saber mucho.

Si deseo comprender la arrogancia, no debo caer en lo opuesto, no debo dejarme distraer por el esfuerzo de llegar a ser algo, ni siquiera por el esfuerzo de procurar comprender lo que es. Si soy arrogante, ¿qué ocurre? Si no le doy nombre a la arrogancia, ella cesa; lo cual significa que la respuesta está en el problema mismo y no fuera de él.

Necesitamos humildad para mirar de otro modo. No somos humildes por naturaleza. Somos más bien arrogantes, creemos saber mucho. Cuanto más envejecemos, tanto más arrogantes llegamos a ser, más audaces. No hay humildad donde hay un juicio, una valoración, una hipótesis de lo que deberíamos ser, una ideología, una fórmula.

Una anécdota antes de leer a Jiddu Krishnamurti

PROFESOR ARROGANTE

En la facultad de Medicina...

Un profesor se dirige a un alumno y le pregunta:

¿Cuántos riñones tenemos?

¡Cuatro!, responde el alumno.

¿Cuatro?, replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.

Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en la sala, le ordena el profesor a su auxiliar.

¡Y para mí un cafecito!, replicó el alumno al auxiliar del maestro.

El profesor se enojó y expulsó al alumno de la sala.

Al salir de la sala, todavía el alumno tuvo la audacia de corregir al furioso maestro:

Usted me preguntó cuántos riñones “Tenemos”. “Tenemos” cuatro: dos míos y dos suyos. “Tenemos” es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto.

El alumno era, por cierto, el humorista Aparicio Torelly Aporelly (1895-1971), más conocido como el “Barón de Itararé”.

La vida exige mucho más comprensión que conocimiento.
A veces, las personas, por tener un poco más de conocimiento o ‘creer’ que lo tienen,
se sienten con derecho de subestimar a los demás...

No lo olvides: No seas nunca arrogante con los humildes, ni humilde con los arrogantes.

LA ARROGANCIA

Jiddu Krishnamurti, habla sobre la naturaleza de la arrogancia.

¿Qué es el «yo» -la vanidad, la arrogancia, el deseo de lograr, de alcanzar el éxito- al que nos aferramos tan desesperadamente? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cómo se ha originado?

La búsqueda de poder, de posición, la autoridad, la ambición y demás, son formas del «yo» en todas sus diferentes expresiones. Pero lo que importa es comprender el «yo», y estoy seguro de que todos estamos convencidos de eso.

Todas las cosas que el pensamiento ha producido constituyen una realidad. Pero el pensamiento no ha producido la montaña o el árbol, que también son una realidad. Todos los dioses, todos los rituales todo el perjuicio que el pensamiento causa en el mundo, son una realidad: la guerra es una realidad, matar a la gente es una realidad, la violencia, la brutalidad, la dureza, la destrucción, son una realidad producida por el pensamiento. Las montañas, los árboles, los ríos, la belleza del cielo, son una realidad, pero ésta no ha sido producida por el pensamiento. La creencia es una realidad producida por el pensamiento, pero es neurótica. La neurosis es una realidad. La verdad no lo es. El pensamiento jamás puede alcanzar la verdad. Entonces, ¿cuál es la relación entre la verdad y la realidad?

Hemos examinado la naturaleza del pensamiento. Dijimos que el pensamiento es un proceso material, porque se halla almacenado en el cerebro, forma parte de la célula, que es materia. Así pues, es un proceso material en el tiempo, un proceso en movimiento. Y todo lo que ese movimiento crea es una realidad; lo neurótico, así como lo fragmentario, son realidades. ¿Qué es la verdad, entonces? El pensamiento, que es fragmentario, que se encuentra preso en el tiempo, que es dañino, violento, ¿puede encontrar la verdad, siendo la verdad lo total, lo sagrado? Y si no puede encontrarla, ¿qué relación tiene, entonces, el pensamiento, la realidad, con aquello que es absoluto?

Vean, todo esto exige meditación. Ésta es la verdadera meditación, no así las cosas importadas a este país por los gurúes. ¿Puede esta conciencia, que es su contenido, expandirse alguna vez para incluir la conciencia de la verdad? ¿O esta conciencia de la psique, el «yo» con todo su contenido, tiene que terminar antes de que pueda percibirse aquello que es la verdad? Uno tiene que descubrir cuál es la naturaleza de la psique, que ha sido producida por el pensamiento. ¿Qué es el «yo» -la vanidad, la arrogancia, el deseo de lograr, de alcanzar el éxito- al que nos aferramos tan desesperadamente? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cómo se ha originado? Porque si eso existe, lo otro no puede existir. Si soy egoísta, en tanto exista ese centro psíquico la verdad no puede manifestarse, porque la verdad es lo total.

Por lo tanto, ¿cómo puede la mente -siendo la mente los sentidos, las emociones, los recuerdos, los prejuicios, los principios, los ideales, las experiencias, la totalidad de eso, es decir, la psique, el «yo»-, cómo puede llegar a su fin y, no obstante, actuar en este mundo? ¿Es eso posible?

Para descubrirlo, debemos investigar muy a fondo la cuestión del miedo, el muy complejo problema del placer, y la cuestión del dolor, así como la posibilidad de que éste llegue alguna vez a su fin. El hombre ha vivido con el dolor durante milenios y milenios. No ha sido capaz de terminar con él. Y debemos investigar también la cuestión de lo que son la muerte y el amor. Esto es un asunto muy, muy serio, no es algo para jugar con ello. Uno debe dedicar toda su vida a la comprensión de esto. Vivir en este mundo de manera completa, cuerda, sin la psique, sin el «yo», no escapar, no largarse a algún monasterio o a una comuna, sino vivir aquí, en este mundo loco, insano y sanguinario donde hay tanta corrupción, donde la política está divorciada de la ética, constituye un reto tremendo. Requiere una mente que pueda pensar de manera minuciosa, correcta y objetiva, con todos los sentidos plenamente despiertos, una mente no narcotizada por el alcohol, las drogas estimulantes y demás. Ustedes deben tener una mente muy sana, y cuando está dopada por el cigarrillo, la bebida, no tienen una mente sana; todo eso embota la mente, la destruye.

¿QUÉ ES EL «YO»?

La búsqueda de poder, de posición, la autoridad, la ambición y demás, son formas del «yo» en todas sus diferentes expresiones. Pero lo que importa es comprender el «yo», y estoy seguro de que todos estamos convencidos de eso. Si me permiten agregar algo aquí, seamos serios con respecto a esta cuestión; si ustedes y quien les habla, como individuos, no como un grupo de personas que pertenecen a clases sociales, a ciertas sociedades, a determinadas divisiones climáticas, podemos comprender esto y actuar sobre ello, yo siento que habrá una verdadera revolución. Tan pronto eso se vuelve universal y se organiza mejor, el «yo» se refugia ahí; mientras que si ustedes y yo, como individuos, podemos amar, podemos llevar a cabo esto de manera efectiva en nuestra vida cotidiana, entonces surgirá a la existencia esa revolución que es tan fundamental.

¿Saben ustedes qué entiendo por el «yo»?

Entiendo por el «yo» la idea, el recuerdo, la conclusión, la experiencia, las diversas formas de las intenciones, tanto las que se pueden nombrar como las innombrables, el esfuerzo consciente de ser o de no ser esto o aquello, la memoria acumulada del inconsciente: lo racial, el grupo, el individuo, el clan, y la totalidad de ello, ya sea proyectado exteriormente en la acción o proyectado espiritualmente como virtud; el esforzarse tras todo esto es el «yo». Ello incluye la competencia, el deseo de ser. Ese proceso íntegro es el «yo»; y cuando nos enfrentamos con él, sabemos realmente que es algo maligno. Uso la palabra maligno intencionalmente, porque el «yo» es divisivo; el «yo» lo encierra a uno en sí mismo; sus actividades, por nobles que sean, separan y aíslan. Sabemos todo esto. También sabemos cuán extraordinarios son los momentos en que el «yo» se halla ausente, en que no hay sentido alguno de esfuerzo, cuando hay humildad; ello ocurre cuando hay amor.

CREAR UN MUNDO NUEVO

Si hemos de crear un mundo nuevo, una nueva civilización, un arte nuevo, no contaminado por la tradición, el miedo, las ambiciones, si hemos de originar juntos una nueva sociedad en la que no existan el «tú» y el «yo», sino lo nuestro, ¿no tiene que haber una mente que sea por completo anónima y que, por lo tanto, esté creativamente sola? Esto implica, ¿no es así?, que tiene que haber una rebelión contra el conformismo, contra la respetabilidad, porque el hombre respetable es el hombre mediocre, debido a que siempre desea algo; para su felicidad depende de la influencia, o de lo que piensa su prójimo, su gurú, de lo que dice el Bagavad Gita o los Upanishads o la Biblia o Cristo. Su mente jamás está sola. Ese hombre nunca camina solo, sino que siempre lo hace con un acompañante, el acompañante de sus ideas.

¿No es, acaso, importante descubrir, ver todo el significado de la interferencia, de la influencia, ver la afirmación del «yo», que es lo opuesto de lo anónimo? Viendo todo eso, surge inevitablemente la pregunta: ¿Es posible originar de inmediato ese estado de la mente libre de influencias, el cual no puede ser afectado por su propia experiencia ni por la experiencia de otros, ese estado de la mente incorruptible, sola? Únicamente entonces es posible dar origen a un mundo diferente, a una cultura y una sociedad diferentes donde puede existir la felicidad.


LA ARROGANCIA Y SU NATURALEZA


NATURALEZA PLANETA ECOLOGIA


TE PUEDE INTERESAR

LA TROFOLOGIA Y LA MEDICINA NATURAL

MANUEL LEZAETA ACHARAN

La alimentación natural es medio seguro para evitar enfermarse, pues todas las funciones orgánicas dependen de la calidad de la sangre y la nutrición.

LA NATURALEZA DE UNA VIDA RELIGIOSA PARTE 1

JIDDU KRISHNAMURTI

La naturaleza de una vida religiosa parte 1. Interesante polémica de Maestros de avanzada sobre la vida religiosa para entender en profundidad al religioso.

REALIDAD ESPIRITUAL Y SAGRADA DE LA NATURALEZA

SEYYED HOSSEIN NASR

En nuestro ser hay un vínculo con la realidad espiritual y sagrada de la naturaleza que debemos armonizar si aun queremos tener posibilidades de sobrevivir.

MEDICINA NATURAL

CONCIENCIA VEGANA

El campo de la salud esta inundado con nueva informacion acerca de la salud siendo la mayor parte de esta informacion altamente riesgosa y peligrosa.

AMAR EL MEDIO AMBIENTE Y LA NATURALEZA

OMRAAM MIKHAEL

Al amar el medio ambiente y la naturaleza, ella lo sentirá y lo trasmitirá. A la vez, todo tu ser interior vibrara con mayor fuerza y mayor intensidad.

EL LIBRO SAGRADO DE LA NATURALEZA

JEBUNA

¡Es Maravilloso! El que escribió este libro debe de ser único, reconozco que el libro es imposible de superar, no hay poder en la tierra que lo haga.

LAS PARADOJAS SON DIFICULTADES DE NATURALEZA

CONCIENCIA VEGANA

El pensamiento matemático está llena de dificultades de naturaleza lógica que reciben el nombre de paradojas, término que contradice la opinión común.

TAMBIEN SUFREN LAS PLANTAS

CIENCIA ESPIRITUAL

Sólo los seres con un sistema nervioso central desarrollado pueden sufrir o sentir placer. Una planta no posee nada similar que le permita sufrir.

LECTURAS DE LA NATURALEZA

JEBUNA

Leer la naturaleza es sencillo porque ella no tiene alfabeto, el alfabeto de la naturaleza es la observación, los niños son Maestros en este arte.

NATURALEZA DIVINA

DESPERTAR CONSCIENCIA

Cada ser humano es un espíritu que tiene un alma y habita en un cuerpo, es decir, cada uno de nosotros es un espíritu viviendo una experiencia humana.

LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

CRISTIANOS ORIGINARIOS

Ahora soy vegetariano, me siento mucho más fuerte y sano y puedo mirar a los ojos a los animales sin sentir remordimiento, sino amor y compasión.

COMPRENDER LA NATURALEZA DE LOS SENTIMIENTOS

ANTHONY DE MELLO

Trata de comprender la naturaleza de los sentimientos y observa la diferencia cualitativa que existe entre el sentimiento mundano y el sentimiento anímico.

DIA MUNDIAL DE LOS ANIMALES

JEBUNA

Los veganos que abandonamos todo consumo de carnes para no destruir los animales empezamos a ver el mundo desde otro perspectiva y filtramos.

LA NATURALEZA DE LA VERDADERA EDUCACION

JIDDU KRISHNAMURTI

El educador deberá entender la naturaleza de la verdadera educación para poder darles a los jóvenes una mejor perspectiva y un cambio moral a través de la vida.

QUIETUD DE PENSAMIENTO ES CONCIENCIA DE NATURALEZA

ECKHART TOLLE

Para ingresar en la dimensión de la quietud de tu pensamiento, en la conciencia de la naturaleza; debes permanecer en este instante, tan sólo aquí y ahora.

LA TROFOLOGIA Y LA MEDICINA NATURAL

MANUEL LEZAETA ACHARAN

La alimentación natural es medio seguro para evitar enfermarse, pues todas las funciones orgánicas dependen de la calidad de la sangre y la nutrición.

EL PERDON DE LA NATURALEZA

JEBUNA

Nosotros los hombres hemos hecho mas daño al planeta en estos 100 últimos años que en los 15.000 millones de años de existencia del planeta tierra.

POR QUE MATAR ANIMALES

CONCIENCIA VEGANA

Nuestro Gran Padre nos doto de un planeta lleno de vida, pero no fue para que acabáramos con esa vida sino para que cuidáramos de ella con amor y paz.

DERECHOS DE LOS ANIMALES UNA PRUEBA DE CIVILIZACION

CONCIENCIA VEGANA

Mientras el Hombre siga siendo el destructor implacable de los seres vivos inferiores, no conocerá la salud o la paz. Si masacran no habrá amor real.

JEBUNA, INICIADO POR JESUS, BUDA Y LA NATURALEZA

JEBUNA

Maestro iniciado por Jesús, Buda y la Naturaleza, de ahí viene su nombre. «JE - BU - NA» Su emerger se debe a la práctica del AMOR y de la COMPASIÓN.

LA CREATIVIDAD NATURAL DEL JOVEN MARAVILLOSO

JOHN BRADSHAW

Regenera tu vida sanando al niño herido que habita en tu interior recuperando la creatividad natural del niño maravilloso y la innata inspiración divina.

LA NATURALEZA ESENCIAL DE LA VIDA Y LA MUERTE

SADHGURU JAGGI VASUDEV

La naturaleza esencial de la vida y la muerte es el proceso espiritual es sobre ti, que no es vida ni muerte. No existe tal cosa como la vida y la muerte.

RELACION CON LA TIERRA Y LA NATURALEZA

JIDDU KRISHNAMURTI

La relación con la tierra y la naturaleza. Es un escrito motivador para reflexionar y activar nuestra conciencia de amor por nuestro hogar la tierra.

GUERRA CONTRA LOS ANIMALES

CRISTIANOS ORIGINARIOS

Evidencias insoportables de condiciones de vida de los animales. En realidad, es un infierno para los animales llamado Granja. Un mal común inhumano.

LA RELIGION Y LOS TOROS

CONCIENCIA VEGANA

Existe el mismo peligro exponerse a las astas de un toro que a las uñas o los dientes de un león. Detrás de esta reflexión estaban teólogos católicos.

VIVAN LOS TOROS

CONCIENCIA VEGANA

El artículo tiene 10 argumentos para contestar, punto a punto, a los fanáticos de las corridas de toros que siguen apoyando esta crueldad innecesaria.

LAS CORRIDAS DE TOROS

JEBUNA

La plebe enardecida grita con más ganas, OLE. Y lo llaman civilización. El nivel de conciencia baja a los niveles más oscuros y sigue la gran caída.

ATROCIDADES TAURINAS (TOROS)

CONCIENCIA VEGANA

El torero ataca y hiere al toro aplauden pero cuando es el toro el que ataca y hiere al maestro, todos salen a su socorro para asistirle médicamente.

LOS APEGOS DE LA VIDA

BUDISMO

Esto verdaderamente es la Paz, lo Supremo, el fin de las formaciones, el abandono del renacimiento, del deseo; el desapego, la extinción: el Nirvana.