LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR ZOROASTRO

IMÁGENES ESCRITOR ZOROASTRO

FRASES COINCIDENTES

ZOROASTRO

| FRASES | ESCRITOS |

Con palabras dulces y un poco de amabilidad se arrastra a un elefante de un cabello.

Los hombres y las mujeres son iguales y disfrutan de los mismos derechos en una sociedad libre y responsable.

Hay solamente un Dios: Ahura Mazda. Es la sabiduría, el creador continuo, sostenedor y promotor del cosmos.

Toda creencia supersticiosa debe ser abandonada y todas las ideas y prácticas irracionales deben ser terminadas.

Se bueno, se amable, se humano y caritativo, ama a tus semejantes, consuela a los afligidos; perdona a los que te han hecho daño.

No es planta de nuestra tierra la verdad.

El que se abstiene de comer la carne maltratada de los animales tendrá el espíritu santo y la verdad.

El error es frágil.

Servir a los demás actúa como pulidor del corazón. Abrillanta el alma e incrementa el fuego del amor por Dios.

El ser humano tiene dos mentalidades: mainyu spenta, mentalidad progresiva que ayuda a avanzar y mejorar, y mainyu angra, mentalidad retrógrada que daña al mundo.

Con la compasión a la creación y el amor a Dios se aprende a dejar intereses egoístas y servir a los demás.

Hay dos mentalidades: mentalidad progresiva que ayuda a avanzar y mejorar, y mentalidad retrógrada que daña al mundo.

Ahura Mazda dio a la humanidad libertad de pensamiento, de palabra y de hecho.

La humanidad puede, si lo elige, desarrollar todas las facultades divinas y hacerse creativa, y llegar a ser espiritualmente perfecta y eternamente divina.

La casta, el color, la raza y la nacionalidad no forman parte del mensaje universal de Zoroastro.

La devoción, como el fuego, sube arriba.

La moral sagrada se resume en buenos pensamientos, buenas palabras y buenos actos.

Tarde o temprano la humanidad se corregirá y logrará la perfección y la vida eterna.

Las oraciones ayudan a las personas a comunicarse con Ahura Mazda. Es lo que vigoriza, guía y satisface al espíritu humano, pues ayuda a experimentar el amor divino. Puede hacerse siempre, donde quiera y en cualquier estado.

Creo que lo que la fe me dio la vocación de trabajar duro, perseverar y seguir mis sueños.

Si una persona no elige correctamente, su mundo continúa siendo caótico, y ésta sufre las consecuencias hasta que adopta estos principios divinos.

Cuando dudas, abstente.

Yo siempre voy a caminar como un petimetre persa.

La habilidad de un hombre es el conocimiento que emana de la luz divina.

La religión de la buena conciencia es universal y para todos.

Dando el primer paso con buen pensamiento, el segundo con una buena palabra y el tercero con una buena acción entre al Paraíso.

El mejor y el más grande príncipe es aquel bajo cuyo dominio la tierra es más fértil.

Zoroastro o Zaratustra. Predicó una religión basada en espíritus de la verdad, la justicia, el orden, la docilidad, la vitalidad y la inmortalidad.

El universo ha sido bien creado y ordenado según lo previsto por su creador.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Al ver que todos los placeres y lujos de este mundo no duran, que son huecos e inútiles, el apego disminuye naturalmente. Uno obtiene un gusto espontáneo por la liberación y la iluminación.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

El sabio no necesita de milagros para alcanzar la iluminación.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

La meditación trae la iluminación, trae el florecimiento, es la expresión del ser.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

Examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos. Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Cuando leí el nuevo reto de LA iluminación al colocar el tema de LA MEDITACIÓN para esta semana inmediatamente me acobardé. Ni modo tema muy complejo.

Ora a Dios con lágrimas en los ojos cuando quieras iluminación o te encuentras frente a cualquier duda o dificultad. El Señor eliminará todas vuestras impurezas, aplacará vuestra angustia mental y os dará iluminación.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

Estar despierto es aceptarlo todo, no como ley, no como sacrificio, ni como esfuerzo, sino por iluminación.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

Mantén siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran océano y el pico más alto: vacía de todo pensamiento. Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llénate a ti mismo con el poder de la sabiduría y la iluminación.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

El propósito de la iluminación es volvernos tan conscientes, a través de una participación decidida, comenzando realmente guiar activamente nuestro proceso evolutivo.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

Cultiva la tranquilidad como factor de iluminación.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

Necesitamos iluminación, no solo individual, sino colectiva para salvar el planeta. Necesitamos despertarnos. Necesitamos practicar mindfulness si queremos tener un futuro, si queremos salvarnos a nosotros mismos y el planeta.

No hacemos a la ligera la idea de la iluminación, pero lo más importante es este momento, no hay algún día en el futuro. Tenemos que hacer nuestros esfuerzos ahora mismo. Esto es lo más importante para nuestra práctica.

La iluminación no es una piedra filosofal que tenemos que encontrar.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

El impulso hacia la Iluminación, el impulso hacia algo más elevado y más allá de los confines del mundo es innato en todo ser vivo.

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

Cuando en el budismo hablamos de la Iluminación, nos referimos a este estado de Conocimiento Superior, Amor, Compasión y Energía.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

Maestro, qué conseguiré al alcanzar el Satori, iluminación Espiritual preguntó el joven. Conseguirás llegar a casa por la noche y dormir plácidamente.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

No crear falsas ilusiones es la iluminación.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.