LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LIBÉRATE DE LO MUNDANO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR SESHA

IMÁGENES ESCRITOR SESHA

FRASES COINCIDENTES

SESHA

| FRASES | ESCRITOS |

En el presente no hay miedos, no hay fantasmas; en el presente hay sólo una reacción viva ante un instante único.

Solamente es posible interpretar mentalmente la información si ella existe y es potencialmente cognoscible. El saber qué «es algo» y el saber que «soy algo» implican apreciación de conciencia.

Cuando un individuo opera sin apetencia al fruto de la acción y a la vez permanece en el Presente realizando la acción, su voluntad intencionada muere y con ella el "yo" se diluye homogéneamente en toda la percepción.

Si pudiera sumirse que una segunda mente iluminara a la primera, deberían asumirse la cognición de la cognición y la confusión de los recuerdos.

Meditar es navegar permanentemente sobre la certeza de la propia inmortalidad.

El sabio actúa sin actuar y, mientras así vive, el gozo de la bienaventuranza divina lo llena sin que a su alrededor nadie lo note.

Pese a creer usted que el mundo dual es real, no tiene el más mínimo control de ninguno de sus procesos. Cree como real un mundo que no controla y del cual es su esclavo.

El conocimiento verdadero tiene tres fuentes: la cognición directa, la inferencia y las palabras de aquellos que han Despertado.

Ser testigo de la cognición en forma de Exín, lleva a un estado de concentración e identidad interior; observación de la información sujeto y objetos.

El Presente Es, pero no puede ser definido como algo. El Presente es un flujo incesante de existencia.

La Meditación es la apreciación interior sin el más mínimo esfuerzo psicológico.

VIVIR CON DIGNIDAD es no darles a los sufrimientos más realidad de lo que ellos poseen. Vivir con dignidad es magnificar los instantes, no los recuerdos. Vivir para ser.

Los instantes están llenos de sí mismos.

El ego o «yo» es una parte de la actividad mental. De hecho, es ese aspecto de la mente que aporta sentido de pertenencia y de propiedad.

Meditar es el aquietamiento de la agitación mental. Meditar no es destruir la mente, sino aquietarla.

Sin confiar en nada, con su mente y su ser disciplinados y todo anhelo de goce en abandono, cumple las acciones sólo por el cuerpo y no cae en error.

La No-dualidad solo genera dudas en quien no la ha vivido.

No hay actos buenos ni hay actos malos. Hay actos que están en oportunidad de lugar y tiempo y hay actos que no están en oportunidad de lugar y tiempo.

La idea para la acción recta es todo aquel tipo de acción que no genera Karma, es decir, en la que no hay prisión causal del yo entre actor y resultado de la acción.

Vivir con dignidad es magnificar los instantes, no los recuerdos. Vivir para ser.

Entendiendo la cognición y los estados de conciencia podemos ir más allá y saber qué «es algo» y el saber que «soy algo» implica apreciación de conciencia.

Comprender es no dudar.

Los contenidos totales del universo son diferentes si son pensados en forma de recuerdos y son no-diferentes, si son conocidos bajo la apreciación de una permanente atención en el Presente.

Mientras se piensa no se sabe; mientras se sabe no se piensa.

Dharma es la acción recta que no genera karma que te lleva e implica el desvanecimiento de la ilusión, y con esto se replantea la percepción de la realidad.

Aquellos cuya mente permanece en equilibrio, se sobreponen a todas las cosas de la tierra. El Eterno es ecuánime e incorruptible: y por lo tanto, descansan en el Eterno.

La idea para la acción recta es toda ruptura del Karma que te lleva e implica el desvanecimiento de la ilusión, y con esto se replantea la percepción de la realidad.

El Presente es el acto más auténtico que existe. Fluir en el Presente implica permanecer atento.

Cuando lo que sabe recibe a lo que sabe, no es necesario quien lo sepa.

Meditar es entregarse.Hay un momento donde la percepción interior en el Presente es una actitud de entrega.

El samadhi es un estado de cognición donde observador y observado son simultáneos. Dicha definición No-dual imposibilita que la experiencia sea volitiva.

Se obtiene el conocimiento de la propia naturaleza a través de la cognición de uno mismo cuando la conciencia asume esa forma en la que no va de un lugar a otro.

El conocimiento más elevado nacido de la presenciación de la realidad es trascendente e incluye la cognición simultánea de todos los objetos y la pertenencia a todos los objetos y procesos.

Aquello ama y se ama a Sí Mismo, y conoce y conoce a Sí Mismo, y se da cuenta que existe y existe en Sí Mismo. Y eso es, entonces, meditar.

Ni recordar sabemos, porque si supiéramos hacerlo, recordaríamos también lo bueno.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

La Iluminación Espiritual es desaparecer todo EGO, y toda preocupación.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

La iluminación no es un logro o una conquista, sino que consiste en regresar a casa.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

La iluminación espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

La iluminación no se alcanza después de entender la verdad. Darse cuenta de la verdad es vivir, existir aquí y ahora.

La iluminación nunca pone obstáculos a la verdad, su luz, sabe que ella siempre encuentra su camino.

Cuando tomas conciencia de que todo lo que experimentas está en tu interior, esa vuelta a casa radical es la iluminación.

La iluminación es simplemente la profunda comprensión de que todo es, como debe ser.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

Cuando en el budismo hablamos de la Iluminación, nos referimos a este estado de Conocimiento Superior, Amor, Compasión y Energía.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

Aunque la espiritualidad necesita incesantemente iluminación, no debe eludir la diversión de corazón de niño en el camino hacia su destino.

Si puedes ver las cosas desde tu estado mental original, puede decirse que has reconocido la esencia de la mente, lo cual equivale a la iluminación suprema.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

El Ideal de la Iluminación no es un ideal artificial, porque para el humano éste no es una imposición arbitraria externa, sino que corresponde con su propia naturaleza.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

La liberación, iluminación o despertar no es otra cosa que intuir el innombrable estado de potencialidad total previo a la llegada de la consciencia.

El ideal para todo el ser humano es la Iluminación, la Budeidad.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La Iluminación Espiritual es comprender que todo ES, como debe SER.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

El despertar o la iluminación es la plena realización de la verdadera naturaleza de ese ser. Es sí mismo plenamente.

No hay principio a la iluminación, no hay medio ni fin. Si todavía ves la iluminación como una experiencia, no es la iluminación.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

La iluminación es un fenómeno sorpresa, que abre en el ser humano la puerta a la grandeza divina y que viene acompañado de dos cambios sustanciales: el desmoronamiento del ego y la trascendencia del ser, del mundo finito a lo infinito.

Le dijo el río al buscador: ¿Crees realmente que hay que inquietarse por la iluminación? Por muchas vueltas que dé, yo siempre estoy rumbo a mi origen.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

La iluminación es la intimidad con todas las cosas.

Iluminación es la solución a la búsqueda de Dios y no la encuentran en un lugar externo, si no más bien la encuentran en el interior.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.