LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LIBÉRATE DE LO MUNDANO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR ROBERT THURMAN

IMÁGENES DEL ESCRITOR ROBERT THURMAN

FRASES COINCIDENTES

ROBERT THURMAN

| FRASES | ESCRITOS |

El iluminado no tiene ni amigos ni enemigos; solo un amor puro, sin destinatario. Siempre está dispuesto a derramarse en el corazón de quien está dispuesto a recibirlo.

Para hacer el tipo de progreso evolutivo que el Buda quería que la gente hiciera, tendrías que ser responsable de la secuencia de vidas anteriores y futuras.

Responsabilidad universal significa que lo que le suceda a otras personas nos pasa a nosotros, somos responsables de eso.

Sí, actuaría de otra manera. ¡Creo que me relajaría mucho! Definitivamente.

Ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos.

La industria de la carne masacra animales de forma espantosa y nuestro subconsciente sabe que estamos causando sufrimiento. Sabemos mucho más de lo que creemos, pero el objetivo de la vida es aprender.

Vengo de Tíbet, de previas vidas. Luego nací en Nueva York, donde todos se empeñaban en explicarme cómo ser un miserable.

Si perdonas a tus enemigos, serás libre de ellos; de otra forma, seguirán acechándote. Ama conscientemente a tus enemigos y libera todas tus penas y dolor.

La causalidad y la interrelación de todas las cosas son verdades científicas. La vida infinita te expande, pero si nada importa porque al final todos seremos nada, te retraes.

Desde los tiempos del Buddha, aun hoy todavía no hay persona alguna que de entrada crea que hay un fin al sufrimiento.

Nuestra cultura insiste en que compartir nuestra alegría es estúpido.

La meditación, en un sentido metafórico, le sube el volumen a una voz que casi nunca escuchamos.

Con la mente distraída, sin pensar, -La muerte viene-, para esclavizarse en el negocio inútil de la vida mundana, y luego salir vacío, es un error trágico.

La Budeidad se define como el cumplimiento del interés propio, así como de otros intereses.

Que seas feliz. Que estés sana. Que estés segura. Que vivas con comodidad.

Independiente de que seas creyente o no, budista, cristiano, judío o musulmán, lo único importante es ser una buena persona.

No debes pensar que la compasión te hace miserable.

La meditación, en un sentido metafórico, le sube el volumen a una voz que casi nunca escuchamos, a la voz que te revela el daño que puede causar tu pensamiento.

Día a día hago de mí lo que soy.

Es difícil mostrar siempre compasión, aún con la gente que amamos.

Practicar la compasión contraresta la crueldad.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

Descansa tus esperanzas en la base de la atención y haz tu morada en el principio de las cosas; sólo en medio del silencio esencial puedes encontrar la iluminación espiritual.

El zen es la base para alcanzar la Iluminación y ejercer la maestría.

La iluminación espiritual significa toda aniquilación consciente de uno mismo.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

Si un pensamiento puede llegar a ti y salir de ti y tú puedes observarlo, entonces, este es el estado de la iluminación.

La iluminación es: cooperación absoluta con lo inevitable.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

No es que menospreciemos la idea de lograr la iluminación, sino que lo más importante es el momento actual.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

Con cuánta intensidad y cuántas veces hemos dicho «¡basta!». Ésta es la aspiración del Ser. Es la sed interior de regresar a la verdad, a nuestra verdadera dimensión. Es el reclamo a la iluminación, a ascender a un nivel más alto de conciencia.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

Cultiva la concentración como factor de iluminación.

La comprensión trasmitida desde Buda hasta nuestro tiempo es que, cuando se comienza el zazén, hay iluminación, aun sin ninguna preparación.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

La iluminación es entender que no hay adónde ir, nada que hacer, y nadie tiene que ser excepto exactamente quién estás siendo ahora.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

La Iluminación Espiritual es comprender que todo ES, como debe SER.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

Le dijo el río al buscador: ¿Crees realmente que hay que inquietarse por la iluminación? Por muchas vueltas que dé, yo siempre estoy rumbo a mi origen.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.