LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LIBÉRATE DE LO MUNDANO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR NISARGADATTA MAHARAJ

IMÁGENES ESCRITOR NISARGADATTA MAHARAJ

FRASES COINCIDENTES

NISARGADATTA MAHARAJ

| FRASES | ESCRITOS |

La pluralidad y la diversidad son solo el juego de la mente. La realidad es una.

El deseo es el recuerdo del placer, proyectado al futuro. El miedo es el recuerdo del dolor, proyectado al futuro. Ambos son fruto de la memoria y no dejan descansar la mente...”

La consciencia «yo soy» es el único activo, es nuestro gurú, tenemos explotarlo plenamente para ir allá, a la Realidad, que nunca surge ni se sumerge.

Esto es desapego: cuando lo viejo ha partido y lo nuevo todavía no ha llegado. Si tienes miedo, el estado puede ser aflictivo; pero no hay nada que temer. Recuerda las instrucciones: te encuentres con lo que se encuentres, vé más allá.

El sí mismo no necesita ser puesto en reposo. Es la paz misma, no está en paz. Solo la mente es inquieta. Todo lo que ella conoce es la inquietud, con sus múltiples modos y grados. Lo agradable se considera superior y lo penoso se elude.

Antes de tomar esta forma, eras sin forma; espontáneamente la forma vino, y cuando vino la forma hubo un anhelo natural de volver al estado sin forma. Sólo por eso vienes aquí: a buscar lo que ERES.

Verse a sí mismo en todos y a todos en sí mismo, eso es amor.

Recuerde las instrucciones: se encuentre con lo que se encuentre, vaya más allá.

Su esperanza consiste en mantener la mente en silencio y el corazón en paz. La gente realizada es muy tranquila.

En el amor ni siquiera existe el uno, ¿cómo puede haber dos?

La realidad es un misterio profundo y oscuro. No puede verse, pero Es, mientras todo lo demás meramente ocurre.

Tú no eres lo que sucede, eres A QUIEN le sucede.

Ninguna universidad puede enseñarte a ser tú mismo.

No se dé nombre ni forma. En la oscuridad y el silencio, la realidad es encontrada.

El amor es el rechazo a separar, a hacer distinciones.

La clave para lograr un objetivo está en el grado de atención sostenida que dedicamos al tablero de juego en el que éste se desarrolla.

Lo real no comienza; solo se revela a sí mismo como sin comienzo y sin fin, omnipenetrante, todo poderoso, primer motor inmutable, atemporal, sin cambio.

pero uno se ha dado cuenta de que no tiene nombre ni forma y por lo tanto ninguna actividad.

Mínimamente, la naturaleza del Yo, ya no necesita ni deidades ni dioses; en realidad, no necesita nada. Esa persona no hará daño ni a la criatura más diminuta.

No te inmiscuyas en el comportamiento del mundo.

El mundo está dentro de mí, yo no estoy dentro del mundo.

Las cosas están aconteciendo en el mundo lo mismo que solían acontecer,

La comprensión trae silencio, no palabras.

Permanezca con la sensación “yo soy perfecto, yo no quiero nada”. Con la adoración no-dual, uno complace al Principio-Dios y alcanza la perfección.

No acepte el concepto de que usted tiene que hacer algo.

Su gurú es su consciencia, y todo acontecerá espontáneamente debido a su consciencia. Su consciencia es la esencia de su mundo, sin ella no hay ningún mundo.

Sólo cuando la mente se niega a fluir con la vida y se estanca en las orillas,… se convierte en un problema.

Donde no hay consciencia, hay perfección.

Ciertamente, usted no puede ser otro «algo». Usted no es nada perceptible o imaginable.

No se dé nombre ni forma. En la oscuridad y el silencio la realidad es encontrada.

La mente, sólo se convierte en un problema cuando se niega a fluir con la vida y se queda estancada en las orillas.

Con un conocimiento a medias pensamos que estamos llenos de sabiduría, que somos profundos. Sin embargo, solo cuando estamos libres de pensamientos, sólo entonces somos profundos.

No hay ninguna cosa tal como la paz de la mente. Mente quiere decir perturbación; la inquietud misma es la mente.

Cuando usted está en el estado ignorante, surgen cuestiones sobre lo bueno y lo malo, sobre si hacer elecciones para aceptar o rechazar. Pero en el estado de conocimiento, las cosas acontecen espontáneamente y no hay ninguna elección ni rechazo.

Usted nunca estará satisfecho hasta que descubra que usted es lo que está buscando.

Su naturaleza tiene la capacidad infinita de gozar. Está llena de deleite y afecto.

El mayor desafío consiste en mirarse a si mismo, estando sentado en soledad.

La verdad está en el descubrir, no en lo descubierto.

Cuerpo, sentimientos, pensamientos, ideas, tiempo, espacio, ser y no-ser, esto o aquello.

Saber que uno es prisionero de su mente, que vive en un mundo imaginario de su propia creación, es el amanecer de la sabiduría.

No tenga miedo de un mundo que usted mismo ha creado.

La realidad es un misterio profundo y oscuro. No puede verse, pero Es… mientras todo lo demás, meramente, ocurre.

¿Quién los percibe? la consciencia misma, a través del mecanismo de los dos conceptos del espacio y del tiempo, sin los cuales las apariencias no tendrían una forma perceptible y no se podrían conocer.

Primero debe obtener el conocimiento del Sí mismo. Oportunamente, el que obtiene el conocimiento del sí mismo desaparece en el mar del Sí mismo.

Su propio ser es su maestro definitivo. El maestro externo es simplemente una señal en el camino. Sólo su maestro interno irá con usted hasta la meta, puesto que él es la meta.

Lo que puedes señalar como «esto» o «eso» no puedes ser tú mismo.

La naturaleza del Amor es no ver la diferencia.

Si quiere conocer su verdadera naturaleza, tiene que recordarse a sí mismo todo el tiempo hasta que el secreto de su ser le sea revelado.

Es tu comportamiento el que te ata a ti mismo. Descarta todo lo que piensas sobre ti y actúa como si fueras absolutamente perfecto, sea cual sea la idea que puedas tener de la perfección. Lo único que necesitas es coraje.

Descubra todo lo que no es.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

Una gran duda acaba siendo una gran Iluminación, una pequeña duda acaba siendo una pequeña Iluminación, ninguna duda da como resultado ninguna Iluminación

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

La iluminación es el presente en calma en el medio de la marea mental que nos lleva adelante y atrás.

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Expresado en la terminología budista, debemos comenzar con la iluminación y proseguir hacia la práctica y luego hacia el pensar.

Alineación es iluminación.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

Alcanzar la iluminación puede parecer imposible, pero la oportunidad de ayudarnos a nosotros mismos y desarrollar los principios que representa la práctica de Tara es algo que ya está al alcance de nuestra mano.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

La iluminación espiritual es la experiencia de lo divino.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

La iluminación espiritual es una trascendencia más allá de la mente.

La tecnología y la ciencia son incapaces de resolver nuestros problemas. La tecnología puede utilizarse para fines buenos o malos. Sólo cuando se emplea con iluminación, sabiduría y equilibrio puede ayudarnos de verdad.

Ten el valor de utilizar tu propio razonamiento. Ese es el lema de la iluminación.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

El camino de la Iluminación es natural.

¿Cómo amar la verdad para lograr la iluminación espiritual? La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.

La Iluminación Espiritual es comprender que todo ES, como debe SER.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

La iluminación es cuando tu cuerpo está completamente en el sueño más profundo posible y tu consciencia está en la cima.

En el transcurso del tiempo uno no siente ni siquiera la existencia de Dios. Después de alcanzar la iluminación uno ve que los dioses y las deidades son todos mayas.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

La iluminación espiritual no es un estado, una experiencia ni un objetivo que alcanzar en el futuro.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

La iluminación es el final de la relación dolorosamente centrada en el yo.

Cuando el sabio que desea alcanzar la iluminación se encuentra con dificultades o circunstancias adversas, las acepta y no permite que alteren su serenidad.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Comprender la existencia armoniosa del aquí y el ahora es la esencia del Dharma y la espiritualidad. El Dharma es un camino a La Iluminación Espiritual.