LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCUCHA TU INTERIOR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR LAO TSE

IMÁGENES DEL ESCRITOR LAO TSE

FRASES COINCIDENTES

LAO TSE

| FRASES | ESCRITOS |

Aquel que obtiene, tiene poco. Aquel que dispersa, tiene mucho.

El Cielo es eterno, y la Tierra permanece.

La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No te resistas a ellos —solo crea dolor—. Deja que la realidad sea la realidad.

El que sabe atar no usa cuerdas ni nudos, y, sin embargo, nadie puede desatar lo que él ha unido.

Solo aquellos que conocen la paz interna pueden entregársela a otros.

El sabio sabe que servir es una virtud.

Sé honesto con aquellos que son honestos, y también sé honesto con aquellos que no son honestos.

Sólo zarpas y espinos nacen en el lugar donde acampan los ejércitos.

Cuanto más alto sale el sol, menos sombra deja.

La naturaleza no tiene un corazón humano.

¿Cómo podría el hombre regocijarse en la victoria y deleitarse en el asesinato de los hombres?

Sólo aquellos que conocen la paz interna pueden entregársela a otros.

Aquello que está bien establecido no se puede mover. Lo que está agarrado fuertemente no se puede soltar. Y será honrado de generación en generación.

Deja de pensar, y termina con tus problemas.

El sabio siempre ensalza lo humilde.

Las armas del reino no se muestran al extranjero.

Que tu cuerpo y tu alma vital estén unidos en un abrazo sin separación.

Darte cuenta de que no entiendes algo es una virtud; no darte cuenta de que no entiendes algo es un defecto.

Observa todo lo blanco que hay en torno a ti, pero recuerda todo lo negro que existe.

En el pensamiento mantente en lo simple. En el conflicto, se justo y generoso. En el trabajo, haz lo que disfrutes. En la vida familiar, mantente presente.

Las cosas suaves de la vida superan las cosas más fuertes del mundo.

El líder malo es aquel a quien la gente desprecia. El líder bueno es aquel a quien la gente admira.

Sé el jefe, pero nunca el señor.

Cuando un país esta lleno de conflictos, florecen los patriotas.

Nada es más blando o más flexible que el agua, sin embargo, nada puede resistirse a ella.

Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que debería ser.

Responde inteligentemente incluso al tratamiento poco inteligente.

Se juzga según lo que se ve y se mira lo que se quiere. Por tanto, se juzga lo que se quiere.

Grande es en verdad la sublimidad de lo creativo, a lo que todos los seres le deben su comienzo y que llena todo el cielo.

Pocas cosas bajo el cielo traen más beneficios que las lecciones aprendidas desde el silencio y las acciones tomadas sin haberse esforzado.

Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad.

Un erudito que aprecia el amor solo por la comodidad, no está preparado para ser un erudito.

Si quieres tomar, primero debes dar, este es el comienzo de la inteligencia.

Lao Tsé observó que existe algo inmanente en el universo, sin ninguna forma ni categoría, llamado 'el TAO' que es el motor oculto tras la creación

El viaje de mil millas comienza con un solo paso.

Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.

Lo débil y lo tierno vencen lo duro y lo fuerte.

Los que tienen conocimiento, no predicen. Los que predicen, no tienen conocimiento.

La pérdida no es tan mala como querer más.

La salud es la posesión más grande. La satisfacción es el tesoro más grande. La confianza es el amigo más grande. No ser es la alegría más grande.

Cuanto más lejos se va, menos se sabe.

El que sabe contentarse con lo que tiene siempre estará feliz.

Nunca debemos avergonzarnos de no saber algo, no tengas miedo a preguntar.

¡Tienes que encontrar el camino!

Preocúpate por lo que piensen los demás y siempre serás un prisionero.

Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.

El que sabe que suficiente es suficiente siempre tendrá suficiente.

Anticipa lo difícil gestionando lo fácil.

La clave para el crecimiento es la introducción de mayores dimensiones de conciencia en nuestra conciencia.

La persona verdadera gobierna cuando vacía a su corazón del deseo y llena la barriga con comida, debilitando sus ambiciones y fortaleciendo sus huesos.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Comprender la existencia armoniosa del aquí y el ahora es la esencia del Dharma y la espiritualidad. El Dharma es un camino a La Iluminación Espiritual.

El practicante espiritual está buscando consuelo, y para algunas personas la iluminación suena mucho como el consuelo final y total de todo.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

Al ser consciente, usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

La liberación, iluminación o despertar no es otra cosa que intuir el innombrable estado de potencialidad total previo a la llegada de la consciencia.

El ser completo no es la acumulación de todo. Es imposible dividir en partes una existencia entera. Está siempre aquí y siempre funcionando. Esto es la iluminación.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

La tecnología y la ciencia son incapaces de resolver nuestros problemas. La tecnología puede utilizarse para fines buenos o malos. Sólo cuando se emplea con iluminación, sabiduría y equilibrio puede ayudarnos de verdad.

Descansa tus esperanzas en la base de la atención y haz tu morada en el principio de las cosas; sólo en medio del silencio esencial puedes encontrar la iluminación espiritual.

La iluminación es un estado de paz indescriptible, una paz profunda y apasionada, no fría y vacía como tus pensamientos. Una vez que te das cuenta de este estado, no puedes perderlo.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.

La iluminación es el estado de paz que sucede cuando el flujo de pensamientos se calma.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

Aquellos que perfeccionan sus mentes en los Factores de Iluminación, sin ataduras, deleitándose en el abandono de la avidez, esos, libres de corrupción, esclarecidos, alcanzan el Nirvana incluso en este mundo.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

La iluminación no se alcanza después de entender la verdad. Darse cuenta de la verdad es vivir, existir aquí y ahora.

No crear falsas ilusiones es la iluminación.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

Cada individuo debe hacer un esfuerzo para liberarse de la ignorancia y la falta de iluminación.

La iluminación espiritual trae todo a una conclusión muy simple y científica. Señala claramente que todo lo que necesitas es aprender el arte de la consciencia.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

YO SOY la plena comprensión e iluminación de esta cosa que quiero saber y comprender.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

La mente trabaja en el pasado, por lo que solo puede usar el pasado, que es lo conocido, mientras que la iluminación es un estado en el que siempre estás en lo desconocido, por lo que no puedes pensar en ello.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

La iluminación es una discontinuidad con el pasado. Recuerda: nunca te volverás iluminado; tendrás que abandonar. Sólo cuando abandonas, sólo cuando no estás en el camino, se produce lo nuevo.

Alcancemos la iluminación en la vida cotidiana.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

La iluminación espiritual es el esclarecimiento previo, es la percepción cuando la luz del alma fluye y se nutre constantemente desde la fuente.