LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR KRISHNA

IMÁGENES DEL ESCRITOR KRISHNA

FRASES COINCIDENTES

KRISHNA

| FRASES | ESCRITOS |

Ser paciente, significa confianza en la naturaleza, en la existencia, en sí mismo. La paciencia es algo mejor para ti. Es una buena alquimia; transforma el sufrimiento en una bendición.

El canto descompone la diferencia entre el interior y el exterior. Se trata de tener un corazón que nunca se apaga, que nada puede apagarse.

Hasta que el espíritu en el hombre no es despertado, él no puede conocer a Dios.

El conocimiento de uno mismo es el principio de la sabiduría. En el está la relación con el universo entero; abarca todas las luchas de la humanidad.

Ves estrellas en el cielo durante la noche, pero no cuando sale el sol. ¡Oh hombre! Porque no ves a Dios en los días de tu ignorancia, no digas que Dios no existe.

Es absurdo pensar que nos pueda sobrevenir algún daño por la excesiva absorción en Dios. Los rayos del diamante iluminan y acarician, pero no queman.

Cuanto mayor es el apego que se tiene al mundo, tanto menor es la posibilidad que tiene el hombre de obtener el conocimiento. Cuando menos está apegado al mundo, más probabilidades tiene de alcanzar el conocimiento.

Interesante polémica de Maestros de avanzada sobre «La naturaleza de una vida religiosa» que nos harán entender en profundidad el cuento religioso.

Buscad este conocimiento y comprended claramente por qué debéis buscarlo. Dicen que esas son las bases de la verdadera sabiduría.

La meditación es el estado de la mente que ve en realidad lo que es, sin interpretaciones.

Para comprender la naturaleza y la realidad de la arrogancia necesitamos humildad. No hay humildad donde hay un juicio, una valoración o una ideología.

Cuando el pensamiento está presente, está presente el sexo, cuando el pensamiento está presente, está presente Dios. Cuando el pensamiento no está ahí, no hay Dios, no hay sexo, no hay nada ahí.

La meditación es el estado de la mente que ve en realidad «lo que es», sin interpretarlo, sin traducirlo, sin desear que no existiera, sin aceptarlo.

Dejad que los niños lleguen a mi, porque de ellos el el reino de los Cielos.

Uno debe ser muy exigente sobre decir la verdad. A través de la verdad uno puede conocer de Dios.

El final del dolor es el comienzo de la sabiduría. El conocimiento esta siempre a la sombra de la ignorancia. La meditación es la libertad de pensamiento y un movimiento en el éxtasis de la verdad. La meditación es una explosión de inteligencia.

Si comienzas a entender lo que eres sin intentar cambiarlo, lo que eres se someterá a una transformación.

Debes entender la vida entera, no solo una pequeña parte de ella. Por ello debes leer, por ello debes mirar a los cielos, por ello debes cantar, bailar, escribir poemas, sufrir y entender, por todo ello esta la vida.

Oyeron que les dije: Me voy y vengo [otra vez] a ustedes. Si me amaran, se regocijarían de que sigo mi camino al Padre, porque el Padre es mayor que yo.

Cuando la mente no está torturada por lo conocido, por los efectos de lo conocido, solo entonces la verdad puede revelarse a sí misma.

Liberarse del contenido de la propia conciencia y de todas las cosas en que uno se halla atrapado, es meditación.

¡No desfallezcas Arjuna! Esto no es propio de un hombre como tú. Sobreponte a ese mediocre desaliento y levántate como el fuego que quema todo lo que encuentra a su paso.

Uno debe ser muy particular acerca de decir la verdad. A través de la verdad se puede realizar a Dios.

Dios no se manifiesta donde reinan la timidez, el odio y el miedo.

El descondicionamiento de la mente no es un proceso del consciente o del inconsciente. Solo surge si hay intención de descubrir si la mente está condicionada.

La relación es el espejo donde podemos vernos como somos. Todo en la vida es un movimiento de relación.

Para poner fin al dolor, al hambre, a la guerra, es preciso que haya una revolución psicológica en el individuo y muy pocos desean enfrentar tal cosa.

Se una luz para ti mismo.

Hay creencias que percibimos como si fueran de la intuición.

Descubre para ti mismo cuáles son las posesiones y los ideales que no deseas. Al saber lo que no quieres, por eliminación, desahogarás la mente, y solo entonces entenderás la esencia que siempre ha estado ahí.

Lo que crea el pensamiento no es sagrado, es sólo pensamiento, es nada más que una idea.

Sólo el individuo que ha cambiado internamente y no está atrapado en la sociedad puede afectar la esencia de la sociedad.

Aquél que en su amor universal, logra amarme en todo lo que ve, donde quiera que este hombre viva, este hombre vive en Mí constantemente, sea cual fuere la condición de su vida.

La mente en libertad puede vivir conscientemente cuando alcanza a ser libre de todo esfuerzo y el cerebro condicionado puede librarse de toda programación.

Es posible cambiar. Tenemos que encarar el cambio con una mente fresca, ávida por descubrir, y lo suficientemente joven para examinar y explorar.

La agresividad en la vida es otra forma de condicionamiento. La agresividad implica una sensación de dominar y buscar violentamente poder, posición, prestigio.

Ser compasivo significa tener pasión por todo lo que contiene la tierra. Cuando seamos compasivos, no saquearemos la tierra como lo hacemos ahora y no habrá destrucción.

El propio pensamiento debe callar para que el silencio sea. Uno ha de hablar y mirar desde este silencio. Lo verdaderamente anónimo surge de este silencio, y no hay otra humildad que ésa.

El cielo habla, a veces, por la boca de los locos, los borrachos y los niños.

La repetición de nombres de Dios significa conectar con lo divino en nuestro interior. Cada vez que lo repites es una semilla que plantas en tu corazón.

Permanece siempre firme y constante en tu propia fe, pero aléjate de todo fanatismo e intolerancia.

Todas las religiones nos han dicho que debemos negar el sexo, reprimirlo, porque según ellas es un desperdicio de energía y uno debe tener energía para encontrar a Dios.

El conocimiento propio es el comienzo de la sabiduría, y ésta sabiduría es el fin del miedo.

El significado de la vida es vivir.

La felicidad es extraña; llega cuando no la buscas. Cuando no estas haciendo un esfuerzo de ser feliz y fluyendo como el agua, inesperadamente, misteriosamente, la felicidad esta ahí, naciendo de la pureza.

El puro amor de Dios es lo esencial. Todo lo demás es irreal.

Para ennoblecer la facultad de la intuición; Debemos aprender a pensar y obrar por nosotros mismos.

Amar a alguien es dejar que sea quien es y hacer lo que tiene que hacer.

La virtud es orden, y usted solo podrá comprender el orden cuando haya investigado el desorden dentro de sí mismo. Únicamente cuando el hombre tenga orden en su vida descubrirá el orden eterno.

La gente no sabe cómo lidiar con la conciencia. Estamos programados para creer que lo único real es lo que pensamos y creemos, estamos atrapados en ese pensamiento y nos duele.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

Es su derecho de nacimiento tener una vida poderosa, pacifica y significativa. Usted verdaderamente puede lograr la iluminación con una vida pacifica, porque usted ya esta iluminado ahora mismo.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

Lo que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se denomina ignorancia.

La Iluminación comprende esencialmente tres estados: un estado de Conocimiento Superior, un estado de Compasión y Amor Infinito y un estado de Energía Inagotable.

La iluminación espiritual es una rebelión contra todas las tradiciones.

El único método para abandonar nuestra ignorancia y disfrutar de la felicidad suprema de la iluminación es alcanzar la perfección de la sabiduría en general, y la perfección superior de la sabiduría en particular.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

Cuando creemos firmemente en nuestro camino, hemos alcanzado ya la iluminación.

El Ideal de la Iluminación no es un ideal artificial, porque para el humano éste no es una imposición arbitraria externa, sino que corresponde con su propia naturaleza.

La iluminación es: cooperación absoluta con lo inevitable.

La iluminación nunca sucede. Está ahí; siempre esta ahi. La sadhana que haces es solo para ver que está ahí. No estás haciendo sadhana para construir la divinidad dentro de ti. Todo lo que construirás es solo ego.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

La iluminación espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.

Si puedes ver las cosas desde tu estado mental original, puede decirse que has reconocido la esencia de la mente, lo cual equivale a la iluminación suprema.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Los que entran en el camino con dianas y objetivos o tiene el apego a la idea de iluminación final o el despertar no puede avanzar.

La Iluminación es un estado de energía inagotable y de espontaneidad absoluta, que se vuelcan continuamente en una acción creativa ininterrumpida.

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

El impulso hacia la Iluminación, el impulso hacia algo más elevado y más allá de los confines del mundo es innato en todo ser vivo.

Iluminación es el atributo de Dios que están buscando los Seres Humanos y se encuentra dentro de sí mismos.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

La iluminación no es la consecuencia de un deseo, es una comprensión que va destruyendo la idea del yo.

Alineación es iluminación.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

Si mediten, pongan su conciencia en la quinta dimensión de su yo superior; recibirán discernimiento, elevación e iluminación.

La palabra iluminación evoca la idea de un logro sobrehumano y el ego quiere conservar las cosas así, pero es simplemente el estado natural de sentir la unidad con el ser.

Cuando tenemos el espíritu tradicional de marchar en pos de la verdad tal como es y practicamos nuestro camino sin abrazar ninguna idea egoísta, alcanzamos la iluminación en su verdadero sentido.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

La iluminación no sólo es atemporal. También es hermosa, verdadera e indestructible. Más que cualquier cosa separable o condicionada.

La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

La iluminación espiritual significa toda aniquilación consciente de uno mismo.

La práctica-realización de la iluminación completa, es conciencia fundamental de la realidad más allá del dualismo. Es darse cuenta de la realidad y experimentar esa realidad.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

En el transcurso del tiempo uno no siente ni siquiera la existencia de Dios. Después de alcanzar la iluminación uno ve que los dioses y las deidades son todos mayas.

Examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos. Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual.