LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

VIVE EL AQUÍ Y EL AHORA
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR JORGE BUCAY

IMÁGENES ESCRITOR JORGE BUCAY

FRASES COINCIDENTES

JORGE BUCAY

| FRASES | ESCRITOS |

Somos lo que somos gracias a todo aquello que hemos perdido, y a cómo hemos gestionado lo que hemos perdido.

Mientras la puerta esté abierta sabré que estás ahí, porque tú decidiste quedarte, porque si quisieras marcharte, ya lo habrías hecho.

El rumbo de la vida lo marca el sentido que alguien quiera darle a su propia existencia.

El sabio no pretender nada, ni ser bueno, fuerte, dócil, ni rebelde, tampoco contradictorio ni coherente. Simplemente, quiere ser.

No vivimos en la realidad, sino en la imagen que tenemos de ella.

Me parece horrible que alguien piense que yo no puedo vivir sin él y crea que si decide irse, me voy a morir.

Cada uno de nuestros duelos es único y cada manera de afrontarlos es irrepetible.

El conocernos a nosotros mismos es realizar una mirada al interior, conectarnos con nuestras creencias, pensamientos, sentimientos y con lo que en realidad somos, mucho más allá de lo que a otros les gustaría.

Quiero que me mires sin que proyectes tus opiniones en mí.

Quiero que me animes sin que me empujes.

Deseo que te acerques pero sin invadirme.

Con algunas, personas cuento para divertirme. Con otras personas, cuento para conversar, para que me abracen cuando lo necesito, para que me presten dinero, para que me cobijen, me protejan o para que me aconsejen.

La propuesta es que yo me responsabilice, que me haga cargo de mi, que termine adueñándome para siempre de mi vida. Nadie puede recorrer por nosotros.

Después de andar sólo queda un paso; confiar en el resultado final y en nuestras habilidades, dones y posibilidades.

Cada uno de los encuentros en mi vida ha sido como cada libro que he leído: una lección de vida que me llevó a ser la persona que soy hoy.

No camines encima de mí, porque podría sentir que me pesas.

Cualquier pensamiento dañino, en la mente de cualquier hombre, puede en cualquier momento destruir el mundo.

Quiero que me ayudes sin que intentes tomar decisiones por mí.

Pero, si yo amo a alguien, y lo amo con todo mi corazón, ¿no es cierto acaso que no puedo vivir sin él? Y yo siempre contesto: no, la verdad es que no.

No vivamos temblando ante el temor de ser rechazados por aquellos con quienes no estamos de acuerdo.

El amor no significa sacrificarse por otro sino disfrutar de su existencia.

Me permito estar y ser quien soy, en lugar de permitir que otro determine cómo debería ser o dónde debería estar.

Tu tiempo es sólo de ti. El peor adversario en el duelo es no amarse a sí mismo.

La ruta marca una dirección. Y una ruta es mucho más que un resultado.

La vida, en su totalidad, duele.

Cuántas cosas cambiarían si pudiésemos disfrutar de nuestros tesoros tal como son.

Equivocarse es parte importante del aprendizaje, pues sin equivocaciones no hay crecimiento.

No se puede negociar la autenticidad a cambio de una aprobación.

El amor no se haya en nosotros para sacrificarlo por el otro, sino para disfrutar de su existencia.

Quiero que me protejas sin que me mientas.

No camines detrás de mí, porque podría perderte.

Si quieres que tus sueños se hagan realidad, tienes que despertar.

Si siento que soy valioso por ser como soy, me puedo aceptar, puedo aceptar mi autenticidad, puedo ser verdadero.

Quiero que me oigas sin que me juzgues.

No somos eternos, ni siquiera nuestra relación será eterna.

Yo no sabía si era yo quien siempre elegía mal las compañías o si la gente acababa siendo diferente de lo que yo pensaba.

El paso más importante en el crecimiento es volverse un conocedor de uno mismo, de lo peor y lo mejor.

Un recuerdo resulta útil excepto cuando apoyo mi vida en el. Cuando como persona dependo de el.

Me permito buscar lo que considero que necesito del mundo, y no esperar que alguien me dé el permiso de obtenerlo.

Solamente se puede cambiar una cosa cuando se deja de combatir con ella.

La belleza aparece en nosotros a partir de quien uno es.

Etapas del duelo regular: 1. Incredulidad: negación, parálisis. 2. Regresión: llanto, desesperación. 3. Furia, generada por el hecho de sentirse abandonado. 4. Culpa, por no haberlo podido salvar. 5. Desolación. 6. Fecundación. 7. Aceptación.

Para volar hay que empezar asumiendo riesgos.

Quiero que conozcas las cosas que me pertenecen que más te disgustan.

Las parejas se separan por las mismas razones por las que se juntan.

Absolutamente todos los miedos que tenemos, los hemos aprendido, no son innatos del ser humano. Hemos aprendido a tener miedo porque nos lo han enseñado.

El duelo no es igual a estar enfermo. Al contrario, es el proceso que conlleva a la superación de una pérdida, es la garantía de desarrollo, crecimiento y salud.

Es caro lo que cuesta más de lo que vale.

El tiempo que se disfruta es el verdadero tiempo vivido.

Es tu derecho y obligación ser quien realmente eres. Lo mejor que puede suceder es que te conviertas en alguien auténtico.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

Si todavía no has llegado al estado de la auténtica Iluminación, debes saber que cualquier teoría referente a dirigir la atención al interior; o sobre la introspección, es engañarse a sí mismo.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

La iluminación debe basarse en la práctica.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

No hay razón para perder la risa. Si alcanzas La iluminación Espiritual o el estado extático, la risa es todo lo que queda.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

La iluminación significa que no hay nada a lo que aferrarse. Ni siquiera la iluminación.

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.

Para alcanzar la iluminación suprema uno reconoce espontáneamente su propia naturaleza original, la esencia mental que no puede crearse ni eliminarse.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

Dirigir la atención al interior conduce a la liberación de los sentimientos ordinarios, y te permite llegar al trascendente reino de la suprema Iluminación.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

Los que entran en el camino con dianas y objetivos o tiene el apego a la idea de iluminación final o el despertar no puede avanzar.

La identificación recíproca y natural (del ego y del reflejo de la consciencia) persiste mientras se la considera real; las otras dos identificaciones se desvanecerán cuando terminen los efectos del karma y cuando surja la iluminación.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

La iluminación es el presente en calma en el medio de la marea mental que nos lleva adelante y atrás.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

¿Qué es más importante: alcanzar la iluminación o alcanzar la iluminación antes de alcanzar la iluminación?

Realmente no tienes idea de la iluminación hasta que realmente sucede, hasta que te toma el control, y eso es lo que sucede, te toma el control por completo.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

Cuando el sabio que desea alcanzar la iluminación se encuentra con dificultades o circunstancias adversas, las acepta y no permite que alteren su serenidad.

La iluminación es una condición en la que el individuo ha llegado al extremo de una relación con la vida fundamentalmente centrada en el yo.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

¿Cómo amar la verdad para lograr la iluminación espiritual? La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.

La iluminación es el estado de paz que sucede cuando el flujo de pensamientos se calma.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

Quizá la iluminación es similar a cuando un niño se da cuenta de que Santa Claus no existe y nunca lo hizo.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

Buda no nació siendo un hombre extraordinario, alcanzó la iluminación como resultado de su propio esfuerzo, desarrollando al máximo su potencial, que tan solo era una semilla.

Alineación es iluminación.

Si tantos sabios se han esforzado tanto para lograr la iluminación espiritual, es porque es la mayor alegría que uno puede conseguir en la Tierra.