LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

NO TE DEJES PROGRAMAR
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR ABIGAIL SMESTAD

IMÁGENES DEL ESCRITOR ABIGAIL SMESTAD

FRASES COINCIDENTES

ABIGAIL SMESTAD

| FRASES | ESCRITOS |

Un poco de agua salada es inofensiva, especialmente cuando también consumes agua fresca, pero mucha agua salada saturará a tu cuerpo y dañará los riñones.

El agua de mar no es un juego. Niños engordados con hamburguesas y dulces beben agua de mar para curarse con sal del mal que les produjo el azúcar.

El hábito no saludable de abusar de la sal sin beber suficiente agua fresca lleva a la enfermedad coronaria, presión arterial alta y obesidad en muchas personas.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

La Suprema Existencia está más allá del alcance de las palabras, pero es accesible al ojo dotado de iluminación pura.

Si un hombre ha alcanzado la iluminación definitiva, ser uno con dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La Iluminación no puede alcanzarse simplemente a través de un dogma.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

Hasta que alcancéis la iluminación el Maestro Espiritual es indispensable.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

La iluminación es una condición en la que el individuo ha llegado al extremo de una relación con la vida fundamentalmente centrada en el yo.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

Cultiva la concentración como factor de iluminación.

La ilustración es la iluminación de la percepción cuando la luz del alma fluye y el hombre en su conciencia, puede percibir lo que antes estaba oscuro y oculto.

Hasta que alcancéis la iluminación confiad en vuestro Guía Espiritual.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

A los discípulos se les dice que el deseo de iluminarse –el cual en realidad es el deseo de escapar del sufrimiento– es lo que los está previniendo de llegar a la iluminación.

Percibir la naturaleza esencial y la Iluminación va más allá del tiempo.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

La Iluminación no puede alcanzarse llevando a cabo mecánicamente unos sistemas de prácticas fijos.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

Desarrollar cualidades espirituales por medio de la práctica de las seis paramitas. Paramita se traduce por disciplina para el logro de la Iluminación.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

La Iluminación es libre de todas esas formas habituales de pensamientos parcializados, negativos, distorsionados y oscuros, libre de todo prejuicio y de todo tipo de condicionamiento mental.

La iluminación no es un logro o una conquista, sino que consiste en regresar a casa.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

El camino de la Iluminación es natural.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

La Iluminación sólo se alcanza cuando la ignorancia se disuelve para siempre mediante la pureza de la vasta conciencia.

Cuando estás sin pensamiento, hay no-mente. Lo puedes llamar la iluminación, lo puedes llamar samadhi, lo puedes llamar nirvana o lo que quieras.

Al permanecer aquietado no se mira la mente como punto de referencia de quien eres. Lo que realmente eres no es ninguna idea de ignorancia o de iluminación.

Debes cumplir con tu deber en el mundo con amor, y eso por sí solo contribuirá significativamente a tu progreso en el camino de la iluminación.

La iluminación es cuando tu cuerpo está completamente en el sueño más profundo posible y tu consciencia está en la cima.

Estás viviendo el comienzo del Siglo XXI del Cerebro y el Milenio de la Mente, en un mundo que se está transformando desde una relativamente «oscura noche del alma» hasta una era de conciencia, desarrollo e iluminación espiritual.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

La iluminación es volvernos decididos a guiar nuestro proceso evolutivo.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.