LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES RUDYARD KIPLING

CITAS RUDYARD KIPLING

CITAS RUDYARD KIPLING

RUDYARD KIPLING

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia.

Una onza de madre vale una libra de clérigos.

Entrometerse en el desatino del hombre es siempre una faena muy ingrata.

Dios no podría estar en todas partes, y por eso hizo a las madres.

La victoria y el fracaso son dos imposibles, y hay que recibirlos con idéntica serenidad y con saludable punto de desdén.

Dios no podía estar en todos sitios y por tanto, hizo a las madres.

Seis honrados servidores, me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.

No sólo éramos felices... ¡Además lo sabíamos!.

Hay dos cosas más grandes que todo lo demás. La primera es el amor y la segunda la guerra. Y como no sabemos en que va acabar la guerra, vida mía, hablemos de amor.

Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé. Sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué

La intuición de una mujer es más precisa que la certeza de un hombre.

Si encomiendas a un hombre más de lo que puede buenamente hacer, lo hará. Si solamente le encomiendas lo que buenamente puede hacer, no lo hará.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100