LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES MAHATMA GANDHI

CITAS MAHATMA GANDHI

CITAS MAHATMA GANDHI

MAHATMA GANDHI

Supongo que el liderazgo significó una vez músculos, pero hoy significa llevarse bien con la gente.

La verdad permanece aunque no tenga apoyo público.

Cada noche, cuando me voy a dormir, muero. Y a la mañana siguiente, cuando me despierto, renazco.

Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.

No se debe traicionar la ciencia para obtener títulos honoríficos.

La no violencia es el artículo de la fe.

No tengo nada nuevo para enseñarle al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las montañas. Todo lo que hice fue tratar de experimentarlas en la mayor escala posible.

Ante las injusticias y adversidades de la vida… ¡calma!

Un esfuerzo total es una victoria completa.

Sé el cambio que querrías ver en el mundo.

La oración es la llave de la mañana y el tornillo de la tarde.

Rezar es la llave del mañana y el relámpago de la noche.

Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.

El objetivo principal de la vida es vivir correctamente, pensar correctamente, actuar correctamente. El alma debe languidecer cuando le damos todo nuestro pensamiento al cuerpo.

La moda es la manada; lo interesante es hacer lo que a uno le de la gana.

La mejor manera de encontrarte a tí mismo es perderte en el servicio de los demás.

Vive sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir.

Un error no se convierte en verdad aunque todo el mundo crea en él.

Para cambiar el mundo, empieza por transformarte a ti mismo.

La paz es su propia recompensa.

Cuando el ego muere, el alma despierta.

Creo que un hombre es el soldado más fuerte por atreverse a morir sin armas.

Nuestra tarea consiste en animar a cristianos y no cristianos a realizar obras de amor. Y cada obra de amor, hecha de todo corazón, acerca a las personas a Dios.

La verdad jamás daña a una causa que es justa.

La tarea que enfrentan los devotos de la no violencia es muy difícil, pero ninguna dificultad puede abatir a los hombres que tienen fe en su misión.

El mundo no puede dar alegrías tan grandes como son las que quita.

Hay dos tipos de poderes, uno es obtenido por el miedo al castigo, y el otro por actos de amor. El poder basado en amor es más efectivo y permanente que el miedo al castigo.

Para mí cada gobernante es un extraño que desafía la opinión pública.

Soy humilde, pero a la vez un entusiasta buscador de la verdad.

La vida y la muerte no son sino caras de una misma moneda.

Cuanto más conozco a los hombres, menos los quiero; si pudiese decir otro tanto de las mujeres me iría mucho mejor.

La mejor manera de encontrarte a ti mismo es perdiéndote en el servicio a los otros.

Si no tuviera sentido del humor, me habría suicidado hace tiempo.

Nunca desvirtúen el pensamiento de un pueblo, no importa que ideología o posición política tengas.todos coincidimos en algo. ¡Queremos Paz!

La no violencia y la verdad son inseparables.

Ojo por ojo y todo el mundo quedará ciego.

Creo en la igualdad para todos, excepto para los reporteros y fotógrafos.

Te amo tanto que, aún cuando mueras, seguirás estando viva para mí.

Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado.

El año de permanencia en Pretoria fue la más valiosa experiencia de mi vida.

Es la calidad de nuestro trabajo la que satisfará a Dios, y no la cantidad.

Los medios impuros desembocan en fines impuros.

El servicio que se hace sin alegría no ayuda ni al servidor ni a los servidores. Pero todos los demás placeres y posesiones palidecen antes del servicio que se presta con un espíritu de alegría.

La soledad es un catalizador de la creatividad.

Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.

La verdad es por naturaleza evidente. Tan pronto como eliminas las telarañas de la ignorancia que la rodean, reluce claramente.

No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.

El hombre es producto de sus pensamientos.

Aquellos que saben pensar no necesitan maestros.

Ganamos justicia más rápidamente rindiendo justicia a la otra parte.

Un cuerpo pequeño de espíritu determinado encendido por una inquebrantable fe en su misión, puede alterar el curso de la historia.

Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir por siempre.

Creo que no hay oración sin ayuno y no hay ayuno real sin oración.

Si debo morir moriré en una asamblea de oración. Os equivocáis al creer que podéis protegerme, porque únicamente Dios es mi protector.

Una onza de acción vale más que toneladas de prédica.

El hombre se vuelve grande exactamente en el grado en el cual trabaja por el bienestar de sus semejantes.

La sangre sirve solo para lavar las manos de la ambición.

Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.

La fe es puesta a prueba frente a las situaciones más difíciles.

Creer en algo y no vivirlo es deshonesto.

Para una persona no violenta todo el mundo es su familia.

Dios no tiene ninguna religión.

La verdad jamás daña a una causa justa.

¿La civilización Occidental? Bueno, sería una excelente idea.

Cuando la fe se vuelve ciega, muere.

La relación espiritual es más preciada que la física. La relación física sin la espiritual es un cuerpo sin alma.

Sólo salgo para renovar la necesidad de estar solo.

La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?.

La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños.

Nadie puede herirme sin mi permiso.

Gandhi cuando era estudiante de derecho en la década de 1890.

La mansedumbre, abnegación y la generosidad son la posesión exclusiva de ninguna raza ni religión.

La Navidad es un verdadero rearme moral, es la idea de servicio y amor por la que Jesús vivió y murió.

Los grilletes de oro son mucho peor que los de hierro.

Satyagraha, la desobediencia civil y los ayunos no tienen nada en común con el uso de la fuerza, velada o abierta.

La confesión de errores es como una escoba que barre la suciedad y deja la superficie más brillante y clara.

Será parte de la educación de Harilal ir a la cárcel en beneficio del país.

El hombre debería olvidar su ira antes de acostarse a dormir.

La intolerancia en sí misma es una forma de violencia y un obstáculo al crecimiento del verdadero espíritu democrático.

No temeré a nadie en la Tierra.

El hombre no goza del poder de crear vida. Por consiguiente, tampoco tiene el derecho a destruirla.

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor.

Nos convertiremos en quienes estamos destinados a ser.

La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.

La justicia que da el amor es redención, la justicia que da la ley es castigo.

Sé el cambio que quieras ver en el mundo.

Todas las religiones, aunque difieren en vitales aspectos religiosos, todas señalan con unanimidad que nada vive más allá de la verdad.

Me opongo a la violencia porque cuando parece hacer el bien, es solo temporal; el mal que hace es permanente.

Supongo que el liderazgo significó una vez músculos pero hoy significa llevarse bien con la gente.

Siempre ha sido un misterio para mí cómo los hombres pueden sentirse honrados por la humillación de sus semejantes.

El hombre esta siempre dispuesto a negar aquello que no comprende.

Un hombre que fue completamente inocente, se ofreció a si mismo como sacrificio por el bien de los demás, incluso de sus propios enemigos, y se convirtió en el salvador del mundo. Fue un acto perfecto.

La verdad nunca daña una casa que es justa.

Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

Un cobarde es incapaz de exhibir amor; es la prerrogativa de los valientes.

Jesús es puro y perfecto, pero vosotros los cristianos no sois como él.

La única religión está más allá de todo discurso.

La no violencia es el pináculo de la valentía.

La no violencia es el primer artículo de mi fe. También es el último de mi credo.

Es posible que se pueda dorar oro puro, pero ¿quién pudiera hacer a su madre más hermosa?

La fe se vuelve coja, cuando se aventura en los asuntos relativos a la razón.

El mejor profeta del futuro es el pasado.

La moralidad es contrabando en la guerra.

La esencia de todas las religiones es una, solo su enfoque es diferente.

Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.

El único tirano que acepto en este mundo es la voz inmóvil dentro de mí.

Sé sincero, gentil y valiente.

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado.

Si yo considerase necesario para la salvación de la India que los ingleses debieran retirarse o ser expulsados, no dudaría en declararlo, y creo que estaría preparado a morir en defensa de tal creencia.

La oración es una confesión de la propia indignidad y debilidad.

Lo que hacemos a los bosques del mundo no es más que un espejo de lo que nos hacemos a nosotros mismos y a los demás.

No hay dios más grande que la verdad.

La honestidad es incompatible con amasar una fortuna.

La gloria está en aspirar a una meta y no terminar de alcanzarla.

Deseo cambiar sus mentes, no matarlos por las mismas debilidades que todos poseemos.

El buen ser humano es amigo de todo aquello que vive.

El silencio se vuelve cobardía cuando la ocasión demanda decir toda la verdad y actuar en consecuencia.

La no violencia ha de ser la única bandera de combate entre los ejércitos humanos. Ella prevalecerá. (1939).

Ninguna cultura puede vivir si intenta ser excluyente.

Una religión que no toma en cuenta los asuntos prácticos y no ayuda a resolverlos no es religión.

La satisfacción reside en el esfuerzo, no en lo que se obtiene.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

Cuando hay una tormenta los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan más alto.

Hay más en la vida que aumentar su velocidad.

Dios lucha por dominar sobre el cuerpo.

La verdad es eterna; el conocimiento, cambiante. Confundirlos resulta desastroso.

Un desacuerdo honesto es frecuentemente una buena señal de progreso.

La intolerancia en si misma es una forma de violencia y un obstáculo al crecimiento del verdadero espíritu democrático.

El comportamiento es el espejo que muestra nuestra imagen.

La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.

No debemos perder la fe en la humanidad, ya que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén corrompidas.

¡Ah cómo desearía yo que esta vida sirviese para algo! ¡Cómo desearía poderla ofrecer!.

La búsqueda de la verdad no admite la violencia contra el adversario.

Correrán ríos de sangre antes de que conquistemos nuestra libertad, pero esa sangre deberá ser la nuestra.

La muerte no es más que un sueño y un olvido.

El hombre bueno es el amigo de todos los seres vivos.

La verdad y la no violencia son inseparables y sin dudar se que no hay más religión que la verdad porque la verdad es Dios.

La no violencia es el arma del más fuerte.

Hay suficiencia en el mundo para las necesidades del hombre, pero no para su codicia.

La mejor manera de encontrarse a uno mismo es perderse en la ayuda a los demás.

Gandhi se esforzó por beber en la fuente de todas las religiones pero sabe que descendieron hasta nosotros a través de la imperfecta mediación humana.

No es prudente estar demasiado seguro de la propia sabiduría. Es saludable recordar que los más fuertes pueden debilitarse y los más sabios pueden equivocarse.

Hombre peligroso, hombre con miedo.

Un líder es inútil cuando actúa en contra de los impulsos de su propia conciencia.

Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

Al hacer algo, hazlo con amor o no lo hagas en absoluto.

Existe un tribunal superior que los tribunales de justicia, y es el tribunal de conciencia. Reemplaza todos los otros tribunales.

El único idioma universal es el beso.

El miedo tiene su uso pero la cobardía no tiene ninguno.

Ante el trono del todopoderoso, el hombre no será juzgado por sus actos sino por sus intenciones.

Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

Ninguna cultura puede sobrevivir si pretende ser exclusiva.

El débil jamás puede perdonar.

Quien no es capaz de perdonar, destruye el punto que le permitiría pasar por él mismo. Perdonar es olvidar. El hombre perdona y siempre olvida; en cambio la mujer solamente perdona.

Yo te ofrezco paz. Yo te ofrezco amor. Yo te ofrezco amistad. Yo veo tu belleza. Yo escucho tu necesidad. Yo siento tus sentimientos.

Debes ser el cambio que deseas ver en el mundo.

Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego luchan contra ti, luego ganan.

Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas?

No te puedo enseñar la violencia, porque yo mismo no creo en ella. Yo solo te puedo enseñar a no bajar tu cabeza ante nadie, incluso a costa de tu vida.

Todo el mundo puede escuchar la voz interior; está dentro de todos.

Si pudiéramos tener un poco de paciencia, escaparíamos a muchas mortificacioens; el tiempo quita tanto como da.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.

Allí donde hay amor hay también vida.

Deja que el primer acto de cada mañana sea hacer la siguiente resolución para el día.

Es curioso ver cómo a medida que las libertades teóricas aumentan, las libertades prácticas disminuyen.

Dios algunas veces trata hasta el extremo a quienes quiere bendecir.

Incluso si eres uno en minoría, la verdad es la verdad.

Has de ser más sabio que los demás, si puedes, pero no lo digas.

Es mejor ser violento, si hay violencia en nuestros corazones, que ponerse el manto de la no violencia para cubrir la impotencia.

La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción.

La plegaria es la llave de la mañana y la cerradura del atardecer.

El respeto hacia uno mismo no conoce consideraciones.

Incluso si lo que vas a hacer te parece insignificante, es muy importante que lo hagas.

El amor es la fuerza más potente que existe.

Todas las religiones, aunque difieren en algunos aspectos, señalan con unanimidad que nada vive en este mundo más allá de la Verdad.

Mi mejor arma es la plegaria silenciosa.

Podéis encadenarme, podéis torturarme, podéis destruir este cuerpo, pero nunca encarcelarás mi mente.

Los hombres no piden la verdad. Sólo quieren que se les disfrace la mentira.

Yo no sacrificaría los intereses de los intocables ni siquiera a la libertad de la India... Antes quisiera ver morir al hinduismo que sobrevivir la intocabilidad... Debo declarar que si fuese el único en resistir, lo haría a costa de mi vida.

Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Cuando la moderación y la cortesía se suman a la fuerza, ésta se vuelve irresistible.

No tendré mala voluntad hacia nadie.

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

Aquellos que no pueden renunciar al apego de los resultados de su trabajo están lejos del camino.

Cualquier coerción sólo puede desembocar en el caos: quien la practica es culpable de violencia deliberada. La coerción es inhumana.

Cada uno tiene que encontrar la paz interior. Y la paz para ser real no debe ser afectada por las circunstancias externas.

Mi religión está basada en la verdad y la no violencia. La verdad es mi Dios. La no violencia es el medio para realizarlo.

La acción expresa las distintas prioridades.

La moral es contrabando en la guerra.

No debemos perder la fe en la humanidad, que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.

Estarás en el camino, si renuncias al ego.

Cuanto más la practico, con mayor claridad advierto lo lejos que estoy de la plena expresión de la no violencia en mi vida.

La paz es la propia recompensa.

Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos. Se convierte en lo que piensa.

Hagas lo que hagas será insignificante, pero es muy importante que lo hagas.

En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.

Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo.

Imagino que sé lo que significa vivir y morir como no violento. Pero me falta demostrarlo mediante un acto perfecto.

Como seres humanos, nuestra grandeza radica no tanto en poder rehacer el mundo, como en ser capaces de rehacernos a nosotros mismos.

La no violencia, cualidad del corazón, no puede venir a través de una apelación al cerebro.

La verdad es como un inmenso árbol que brinda más y más frutos cuanto más se lo nutre.

Quienes dicen que la religión no tiene nada que ver con la política, no saben qué es la religión.

La no violencia es la mayor fuerza a disposición de la humanidad. Es más poderosa que la más poderosa arma de destrucción creada por el ingenio humano.

En el momento que existe sospecha sobre los motivos de una persona, todo lo que hace contamina.

La no violencia el medio para expresar a Dios.

Nada es tan difícil como no engañarse.

Debo conquistar la mentira por la verdad. Y resistir la mentira, debo soportar todo el sufrimiento.

El que cae desde una dicha bien cumplida, poco le importa cuán hondo sea el abismo.

Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte y tan humilde que todos quieran estar contigo.

No tengo nada nuevo para enseñarle al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las colinas.

La espiritualidad no es cuestión de saberes escriturales ni de discusiones filosóficas. Más bien, se trata de robustecer el corazón por encima de toda medida.

Una ley injusta es en si misma una especie de violencia.

Para tener una visión plena de la verdad y de Dios, es vital conocer la espiritualidad y la religiosidad para robustecer el corazón.

En una manera apacible, puedes sacudir el mundo.

La fe no es algo que se agarre, sino algo por lo que se vive.

No sabes quién es importante para ti hasta que los pierdes.

Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego luchan contra ti, luego ganas.

Una onza de práctica vale más que una tonelada de predicación.

No puedes dar un apretón de manos con puños.

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.

La verdad es el objetivo, el amor el medio para llegar a ella.

Si no tuviera sentido del humor, hace tiempo que me hubiera suicidado.

Jesús es ideal y maravilloso, pero vosotros cristianos no sois como él.

La Tierra ofrece lo suficiente como para satisfacer lo que cada hombre necesita, pero no para lo que cada hombre codicia.

La intolerancia traiciona la falta de fe en la causa.

El conocimiento profundo de las religiones permite derribar las barreras que las separan.

El nacimiento y la muerte no son dos estados distintos, sino dos aspectos del mismo estado.

El desacuerdo honesto es una buena señal de progreso.

La ley del sacrificio es uniforme a través del mundo. Ser efectivo demanda el sacrificio de los más valientes e impecables.

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.

Apenas son suficientes mil años para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo.

El matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.

La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas; y para el pobre, cuando puede.

Nunca hay que pactar con el error, aun cuando aparezca sostenido por textos sagrados.

En mi opinión, la vida de un cordero no es menos valiosa que la de un ser humano.

Cuando admiro las maravillas de un atardecer o la belleza de la luna, mi alma se expande en adoración al creador.

El propósito de la vida es vivir correctamente, pensar correctamente, y actuar correctamente. El alma debe languidecer cuando damos todos nuestros pensamientos al cuerpo.

Estoy convencido de que nada duradero puede construirse sobre la violencia.

El amor es la fuerza más fuerte que posee el mundo y sin embargo es la más humilde que se pueda imaginar.

Mi vida es mi mensaje.

A las mujeres les gusta la moda porque toda novedad es siempre un reflejo de la juventud.

La moralidad es el fundamento de las cosas y la verdad es la sustancia de toda moralidad.

El verdadero progreso social no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas.

El amor propio no conoce consideraciones.

La grandeza de una nación puede ser juzgada por el modo en que tratan a sus animales.

Si la paciencia tiene valor, debe durar hasta el fin de los tiempos. Y una vida de fe, prevalecerá en la mitad de una tormenta negra.

La pobreza es la peor forma de violencia.

Cada casa es una universidad y los padres son los maestros.

El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre sera demasiado pequeño para la avaricia de algunos.

La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la avaricia de cada hombre.

La acción expresa prioridades.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.

La voz humana nunca puede alcanzar la distancia que está cubierta por la voz inmóvil y pequeña de la conciencia.

El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás el mismo respeto que se tiene por la propia.

Por qué no de ser todo verdadero como es Harishchandra?. Seguir la verdad y pasar por todas las pruebas por las que pasaba Harishchandra, era el único ideal que inspiró en mí la obra. Sólo al recordarla lloraba muchas veces.

La satisfacción radica en el esfuerzo, no en el logro. El esfuerzo total es la victoria total.

Luchar contra nuestro destino sería un combate como el del manojo de espigas que quisiera resistirse a la hoz.

La felicidad aparece cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía.

Mi vida es el mensaje.

El amor es el conflicto entre los reflejos y las reflexiones.

No puedo concebir una pérdida mayor que la pérdida del respeto por uno mismo.

No esperes que tu amigo venga a descubrirte su necesidad; ayúdale antes.

La victoria lograda por violencia es equivalente a una derrota, porque es momentánea.

Yo no busco la redención de las consecuencias de mi pecado. Yo quiero ser redimido del pecado en sí, o mejor dicho, incluso del pensamiento mismo del pecado. Hasta que alcance ese fin, me sentiré satisfecho de sentirme angustiado.

La religión es una cuestión que tiene que ver con el corazón; ningún mal físico puede alejarme de ella.

Lo mismo que un árbol tiene una sola raíz y múltiples ramas y hojas, también hay una sola religión verdadera y perfecta, pero diversificada en numerosas ramas, por intervención de los hombres.

La no violencia y la verdad son inseparables y se presuponen mutuamente.

No debes perder fe en la humanidad. La humanidad es un océano; si algunas gotas son sucias, el océano no se vuelve sucio.

La no violencia es la cima de la valentía.

La imitación es la adulación más sincera.

El buen hombre es amigo de todas las cosas vivientes.

Para el que ama, mil objeciones no llegan a formar una duda; para quien no ama, mil pruebas no llegan a constituir una certeza.

Donde hay amor hay vida.

La ira y la intolerancia son los enemigos de la comprensión correcta.

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.

Toda persona que apoya de forma directa o indirecta un estado organizado militarmente participa en el pecado. Todos los hombres —jóvenes o de edad— son cómplices del pecado cuando contribuyen al mantenimiento del Estado pagando impuestos.

Es posible que nunca sepas qué resultados se obtendrán de tus acciones, pero si no haces nada no habrá resultado.

La ira es el enemigo de la no violencia, y el orgullo es un monstruo que la absorbe.

El capital no es un mal en sí mismo. El mal radia en su mal uso.

Todo el que quiera puede escuchar la voz interior. Esta dentro de todos.

Dios es, incluso si todo el mundo lo niega. La verdad prevalece, incluso si no hay apoyo público. Se sostiene por sí misma.

Perdonar y aceptar la injusticia es cobardía.

La cultura de una nación reside en el corazón y el alma de su gentes.

La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las penurias del hombre, pero no su avaricia.

La no-violencia requiere de doble fe, fe en Dios y fe en el hombre.

El entusiasmo de un converso hacia su nueva religión, es mayor que el de la persona que nació en esa fe.

Un “no” dicho con la convicción más profunda es mejor que “sí” pronunciado simplemente para agradar o para evitar problemas.

Imperfecto como soy, comencé con hombres y mujeres imperfectos, por un océano sin rutas.Imperfecto como soy, comencé con hombres y mujeres imperfectos, por un océano sin rutas.

El débil no perdona. Perdonar es de fuertes.

Si quieres la verdadera paz en el mundo, comienza con los niños.

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!.

Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador.

Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira.

La gloria se encuentra en el intento de llegar a la meta de uno y no en alcanzarla.

Un cobarde no es capaz de mostrar amor; hacerlo está reservado solo para los valientes.

La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.

Todo el que quiera puede escuchar la voz interior. Está dentro de todos.

Casi todo lo que haces no tiene ninguna importancia, pero es importante que lo hagas.

Debo temer solo a Dios.

El esfuerzo infinito por ser el mejor es el deber del hombre; es su propia recompensa. Todo lo demás esta en manos de Dios.

Ojo por ojo y el mundo quedará ciego.

La no violencia no es una prenda que se puede poner y quitar a voluntad. Su asiento está en el corazón, y debe ser una parte inseparable de nuestro ser.

Es difícil pero no imposible, dirigir un negocio estrictamente bajo la honestidad.

Creer en algo y no vivirlo es fundamentalmente deshonesto.

El futuro depende de lo que hagas hoy.

Estoy preparado para morir, pero no hay motivo por el que deba estar preparado para matar.

No vale la pena tener libertad si no se es libre de cometer errores.

Diosito lindo, yo no te pido que enfermes a nadie pero envíame bastantes pacientes.

Se puede confiar en las promesas de la gente sobre cualquier cosa, salvo si se trata de dinero.

La ausencia de cooperación con el mal es tanto un deber como es la cooperación con el bien.

El futuro depende de lo que decidas hacer hoy.

Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear.

La fuerza no viene de una capacidad física. Viene de una voluntad indomable.

La esencia de todas las religiones es la misma, sólo cambian sus enfoques.

Nada hace que nuestra ropa pase de moda más rápidamente que un aumento de sueldo.

El lenguaje de la verdad es sencillo.

Podemos tropezar y caer, pero debemos levantarnos de nuevo; debería ser suficiente si no huimos de la batalla.

Es la acción, no el fruto de la acción, lo que es importante. Tienes que hacer lo correcto. Quizás no sepas qué resultados vienen de tu acción. Pero si no haces nada, no habrá resultados.

Astrología: arte de levantarle falsos testimonios a los planetas y a las estrellas.

Estoy dispuesto a morir, pero no hay ninguna causa por la cual esté dispuesto a matar.

Nadie me puede hacer daño sin mi permiso.

La consecuencia de no pertenecer a ningún partido será que los molestaré a todos.

La diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer sería suficiente para resolver la mayoría de los problemas del mundo.

La vejez solo existe para quien la admite o para aquellas que la dejan entrar voluntariamente a sus cuerpos; para ellos la vida es muy corta pues la hacen pequeña. Es la mente la que envejece y arrastra al cuerpo.

El descontento sano es el preludio del progreso.

El desacuerdo es muchas veces muestra de progreso.

Los que saben cómo pensar no necesitan maestros.

La oración no es pedir. Es un anhelo del alma. Es la admisión diaria de la debilidad propia. Es mejor en la oración tener un corazón sin palabras que palabras sin corazón.

Cuando la contención y la cortesía se unen a la fortaleza, esta última se vuelve irresistible.

No quiero predecir el futuro. Me preocupa cuidar el presente. Dios no me ha dado ningún control sobre el momento siguiente.

Dios, como verdad, ha sido para mi un tesoro que no tiene precio. Que de igual manera sea para cada uno de nosotros.

Si tuviéramos una visión plena de la verdad, ya no buscaríamos a Dios, sino que seríamos uno con él, porque la verdad es Dios. Busca la verdad y exprésala.

La Navidad con el verdadero significado que hay detrás, se convierte en una fórmula perfecta de Amor.

No me someteré a la injusticia de nadie.

La amistad es el amor, pero sin sus alas.

La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?

El egoísmo es ciego.

La mejor manera de encontrarte a ti mismo es perderte en el servicio de los demás.

En la plegaria es mejor tener un corazón sin palabras que palabras sin corazón.

Digo que la mente humana o la sociedad humana no esta dividida en compartimientos cerrados llamados sociales, políticos y religiosos. Todos actúan y reaccionan sobre uno y otro.

Agotad antes todas las locuras: así se llega a la tierra de la sabiduría.

El miedo tiene su utilidad, pero la cobardía no.

La moral es la base de las cosas y la verdad es la substancia de la moral.

La salud es la riqueza real y no piezas de oro y plata.

El que retiene algo que no necesita es igual a un ladrón.

La oración no es pedir. Es un anhelo del alma. Es la admisión diaria de la debilidad propia. En la oración es mejor tener un corazón sin palabras que palabras sin corazón.

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!

La felicidad sin avaricia aparece si lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía.

Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.

Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos. Lo que él piensa, él se convierte.

Soy un soñador práctico y quiero es convertir mis sueños en realidad.

Libre es aquel que no está esclavizado por ninguna torpeza.

Odia el pecado, ama al pecador.

Palestina pertenece a los árabes, como Inglaterra pertenece a los ingleses o Francia pertenece a los Franceses.

Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.

Si nosotros tuviéramos una visión plena de la verdad, ya no buscaríamos a Dios, sino que seríamos uno con él, porque la verdad es Dios.

El ornamento real de la mujer es su carácter, su pureza.

Jamás mueren en vano los que mueren por una causa grande.

Todavía no estamos metidos en una guerra civil pero andamos muy cerca de ella.

Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante. Si, siendo como soy, hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.

La violencia es el miedo a los ideales del otro.

El odio y la intolerancia son los enemigos del correcto entendimiento.

La no cooperación con el demonio es un deber tal como la cooperación con Dios.

No dejaré que nadie pase por mi mente con sus sucios pies.

El débil nunca puede olvidar. Olvidar es un atributo del fuerte.

Cada uno reza a su dios a partir de su propia luz.

La felicidad es cuando lo que piensas, dices y haces están en armonía.

La cultura de una nación reside en el corazón y alma de su gente.

No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille nuestra luz.

Antes de casarnos tenía seis teorías sobre el modo de educar a los pequeños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.

Un cuerpo pequeño de espíritu determinado y encendido por una inquebrantable fe en su misión, puede alterar el curso de la historia.

Cuando te enfrentes a un oponente, conquistalo con amor.

Ojo por ojo solo puede terminar dejando a todo el mundo ciego.

La ira y la intolerancia son enemigas del saber.

La victoria obtenida con violencia debe prepararse para la derrota, pues no durará mucho.

La justicia que el amor da es una rendición, la justicia que la ley da es un castigo.

La verdad jamás daña una causa que es justa.

El verdadero ornamento de la mujer es su carácter, su pureza.

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener hacia la fe de los demás el mismo respeto que se tiene por la propia.

La moralidad es la base de las cosas y la verdad es la sustancia de toda moralidad.

Mi patriotismo está subordinado a mi religión.

He adorado a la mujer como la encarnación del sacrificio y el espíritu servicial.

La paz entre los países debe tener su base en el amor entre los individuos.

Incluso si está en minoría, la verdad es la verdad.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100