LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES LUDWIG WITTGENSTEIN

CITAS LUDWIG WITTGENSTEIN

CITAS LUDWIG WITTGENSTEIN

LUDWIG WITTGENSTEIN

Diles que mi vida fue maravillosa.

La forma en que empleas la palabra “Dios” no muestra en quién piensas, sino lo que piensas.

La historia se asemeja a un sordo que contesta preguntas que nadie hace.

De lo que no se puede hablar hay que callar.

La sabiduría es gris. En cambio, la vida y la religión son multicolores.

No sirve con querer cambiar el entorno. Lo principal es cambiarnos a nosotros mismos.

El sentido del mundo tiene que residir fuera de él y, por añadidura, fuera del lenguaje significativo.

Siempre conversamos desde la prudencia, pero lo no expresable se cuela en los confines de lo que expresamos entre líneas.

Que toda la sabiduría es fría y que con ella es tan difícil ordenar la vida como forjar hierro frío.

Lo inefable (aquello que me parece misterioso y que no me atrevo a expresar) proporciona quizá el trasfondo sobre el cual adquiere significado lo que yo pudiera expresar.

Si el cristianismo es la verdad, es falsa toda filosofía al respecto.

No nos damos cuenta de la prodigiosa diversidad de juegos de lenguaje cotidianos porque el revestimiento exterior de nuestro lenguaje hace que parezca todo igual.

Los conocimientos puros no son garantes de felicidad.

La filosofía es una lucha contra el embrujamiento de nuestra inteligencia mediante el uso del lenguaje.

La lógica se cuida de si misma; lo único que tenemos que hacer es mirar y ver cómo lo hace.

La sabiduría no tiene pasiones. Kierkegaard llama a la fe, por el contrario, una pasión.

Revolucionario será aquel que pueda revolucionarse a sí mismo.

La religión cristiana es sólo para aquel que necesita una ayuda infinita, es decir, para quien siente una angustia infinita.

¿Qué te importa? ¡Ocúpate de ser tu mejor! Tal como eres, ni siquiera puede entender lo que aquí pueda ser la verdad.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100