LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

NOVEDADES MÁS RECIENTES

| FRASES GRÁFICAS | FRASE TEXTO |

CUENTO PARA HOY

EL MONJE Y LA MUJER HERMOSA

FRASES Y CITAS JOHN CALVIN MAXWELL

CITAS Y PENSAMIENTOS JOHN CALVIN MAXWELL

CITAS Y PENSAMIENTOS JOHN CALVIN MAXWELL

JOHN CALVIN MAXWELL

| FRASES | ESCRITOS |

Todo buen escuchador hace sentir al otro comprendido. Escuchar con el corazón da como resultado una relación donde todos ganan.

Escuchar con el corazón… Es escuchar con el tercer oído, es escuchar activamente, es involucrarse en el ahora y la otra persona lo sabe.

Debes aprender a escuchar con el corazón. Recuerda, puedes persuadir a los demás con tus oídos, aprende hacerlo.

La diferencia entre las personas comunes y las que consiguen el éxito, es su percepción y respuesta ante el fracaso.

Cuando estás lleno de orgullo por dentro, te vuelve rígido, obstinado y creas conflictos con los demás.

Los buenos líderes deben comunicar su visión de manera clara, creativa y de forma continua. Sin embargo, esa visión no cobrara vida hasta que el líder le de forma.

Si eres padre probablemente ya te hayas dado cuenta de que tus hijos siempre están mirando lo que haces. Y así como los niños miran a sus padres y emulan su comportamiento, también lo hacen los empleados que vigilan a sus jefes.

Los líderes deben estar lo suficientemente cerca como para relacionarse con los demás, pero lo suficientemente lejos como para motivarlos.

Una palabra de aliento de un maestro a un niño puede cambiar una vida. Una palabra de aliento de un cónyuge puede salvar un matrimonio. Una palabra de aliento de un líder puede inspirar a una persona a alcanzar su potencial.

Aprende a decir ‘no’ a lo bueno para que puedas decir ‘sí’ a lo mejor.

El mejor día de tu vida y de la mía es cuando asumimos la responsabilidad total de nuestras actitudes. Ese es el día en el que realmente crecemos.

Hay dos clases de orgullo, uno bueno y otro malo. ‘El orgullo bueno’ representa nuestra dignidad y amor propio. ‘El orgullo malo’ es el pecado mortal de superioridad que apesta a vanidad y arrogancia.

La gente puede escuchar tus palabras pero sienten tu actitud.

Un hombre debe ser lo suficientemente grande como para admitir sus errores, lo suficientemente inteligente para sacar provecho de ellos y lo suficientemente fuerte para corregirlos.

Un líder es aquel que conoce el camino, sigue el camino y muestra el camino.

Somos los amos o las víctimas de nuestras actitudes. Es un asunto de decisión personal. Lo que ahora somos es el resultado de las decisiones tomadas ayer. Mañana seremos lo que decidamos ahora.

Todo el mundo es un líder porque todo el mundo influye en alguien.

Si hay poca o ninguna confianza, no hay fundamento para el éxito permanente.

Es mejor preparar que reparar.

La familia y amistades son dos de los mayores facilitadores de la felicidad.

El liderazgo no se trata de títulos, posiciones o diagramas de flujo. Se trata de una vida que influye en los otros.

La incapacidad de tomar decisiones es una de las principales razones por las que los ejecutivos fracasan.

Cuando uno hace que las personas se sientan seguras, importantes y apreciadas, no necesita menospreciar a los demás para aparentar que es mejor.

Ten la humildad de aprender de los que están a tu alrededor.

El orgullo nos hace sordos a los consejos o advertencias de los que nos rodean.

La imagen es lo que la gente piensa que somos; la integridad es lo que realmente somos.

Ayuda a muchas personas a tener éxito y tú también lo tendrás.

No es la posición lo que hace al líder, sino el líder quien establece la posición.

El crecimiento personal es como una inversión; no es cuestión de oportunidad sino de tiempo.

El disfrute es un energizante increíble para el espíritu humano.

Los líderes egocéntricos manipulan cuando mueven a la gente por beneficio personal. Los líderes maduros motivan moviendo a la gente por beneficio mutuo.

La suma de todos tus pensamientos comprende tu actitud en general.

Cuando el líder carece de confianza, los seguidores carecen de compromiso.

La vida no te hace nada. Solo revela tu espíritu.

Un sueño se vuelve realidad como resultado de tus acciones y tus acciones están controladas, en gran medida, por tus hábitos.

Un líder que produce otros líderes multiplica sus influencias.

Se dice que un individuo puede vivir cuarenta días sin comida, cuatro días sin agua, cuatro minutos sin aire, pero solo cuatro segundos sin esperanza.

El cambio es inevitable. El crecimiento es opcional.

No siempre puedes controlar lo que te ocurre, pero puedes controlar lo que ocurre en ti.

Aprende a decir «no» a lo bueno para poder decir «si» a lo mejor.

Un líder es aquel que conoce el camino, recorre el camino y muestra el camino.

La mejor manera en que un mentor puede preparar a otro líder es exponiéndolo a otras grandes personas.

No entender lo que quieres es un problema de conocimiento. No tratar de obtener lo que quieres es un problema de motivación. No lograr lo que quieres es un problema de persistencia.

Inspirar a otros para hacer un mejor trabajo es el logro de un líder.

Ninguna cantidad de títulos, grados, oficios, designaciones, premios, licencias u otra credencial, puede sustituir la integridad básica cuando hablamos del poder de influir en otros.

Mira nuestra sociedad. Todo el mundo quiere ser delgado, pero nadie quiere hacer dieta. Todo el mundo quiere vivir mucho, pero pocos hacen ejercicio. Todo el mundo quiere dinero, pero rara vez controlan sus gastos.

Una persona exitosa encuentra el lugar correcto para si mismo. Pero una persona exitosa encuentra el lugar correcto para otros.

Si eres un líder, no deberías olvidar nunca que todo el mundo necesita ánimos. Y todo el que lo recibe es cambiado por el.

La diferencia entre la gente común y las personas que han alcanzado el éxito es la percepción y la respuesta al fracaso.

Uno no puede enemistarse con las personas e influir en ellas al mismo tiempo.

Todos los buenos líderes son conectores. Se relacionan bien y hacen que las personas se sientan seguras de sí mismas y de su líder.

Los administradores pueden mantener el rumbo, pero no pueden cambiarlo. Para cambiar el rumbo de las personas, se necesita influencia.

Las personas que usan el tiempo sabiamente lo gastan en actividades que promuevan su propósito general en la vida.

Los sueños y pasiones almacenadas dentro de los corazones son claves potentes que pueden liberar una gran cantidad de potencial.

El éxito viene a los que tienen toda una montaña de oro que continuamente minan, no a aquellos que encuentran una pepita y tratan de vivir de ella durante cincuenta años.

Cuando una persona comienza a hablar de sus sueños, es como si algo brota desde su interior. Sus ojos brillan, su rostro se ilumina, y se puede sentir la emoción en sus palabras.

Si eres un padre, probablemente ya te hayas dado cuenta de que tus niños siempre ven lo que haces. Y al igual que los niños ven a sus padres y emulan sus comportamientos, lo mismo hacen los empleados viendo a sus jefes.

Los líderes deben estar lo suficientemente cerca como para relacionarse con los demás, pero lo suficientemente lejos para motivarlos.

Toda persona tiene el deseo de ser importante; de hacer una contribución; de ser parte de algo noble y con propósito.

El liderazgo es influencia.

Cuando estás lleno de orgullo en el interior, te hace duro, terco y crea conflictos con los demás.

El crecimiento es el gran separador entre aquellos que triunfan y los que no. Cuando veo a una persona que comienza a separarse de la manada, es casi siempre debido al crecimiento personal.

Una palabra de aliento de un maestro para un niño puede cambiar una vida. Una palabra de aliento de un cónyuge puede salvar un matrimonio. Una palabra de aliento de un líder puede inspirar a una persona a alcanzar su potencial.

El tiempo es más valioso que el dinero, porque el tiempo es insustituible.

El mejor día de tu vida y la mía es cuando tomamos la responsabilidad total de nuestras actitudes. Ese es el día en que realmente crecemos.

El trabajo en equipo hace que el sueño funcione, pero una visión se convierte en pesadilla cuando el líder tiene un gran sueño y un mal equipo.

Sin fracaso no hay logro.

Los planes fallidos no deben interpretarse como una visión fallida. Las visiones no cambian, sólo se refinan. Los planes raramente permanecen igual y se desechan o se ajustan según sea necesario. Sé terco a cerca de la visión, pero flexible con tu plan.

La experiencia de dolor o pérdida puede ser una fuerza formidable de motivación.

El mayor error que cometemos es vivir en el constante miedo de que cometeremos uno.

La experiencia no garantiza la credibilidad, pero motiva a las personas a dar la oportunidad de probar que se es capaz.

Vive para aprender y realmente aprenderás a vivir.

No podemos llegar a ser lo que necesitamos permaneciendo lo que somos.

La gente compra al líder antes de comprar la visión.

Las habilidades relacionales son las más importantes en el liderazgo.

Nunca cambiarás tu vida hasta que cambies algo que haces diariamente.

No tomes la agenda que alguien ha trazado para tu vida.

Hay dos tipos de orgullo. El “orgullo bueno” representa nuestra dignidad y auto respeto. El “orgullo malo” es el pecado mortal de la superioridad que apesta a presunción y arrogancia.

El secreto de tu éxito está determinado por tu agenda diaria.

Los buenos líderes deben comunicar la visión claramente, creativamente y continuamente, Sin embargo, la visión no se vuelve real hasta que el líder la revela.

Las metas pueden dar orientación, pero los sueños dan poder.

El talento es un don, pero el carácter es una opción.

Pequeñas disciplinas repetidas con consistencia cada día, guían a grandes logros ganados lentamente con el tiempo.

La única garantía de fracasar es dejar de intentarlo.

La gente no puede sentir tus palabras, pero sienten tu actitud.

Un hombre debe ser suficientemente grande para admitir sus errores, lo suficiente inteligente para sacar provecho de ellos y lo suficiente fuerte para corregirlos.

Como líder, la primera persona a la que necesito liderar soy yo. La primera persona que debería cambiar soy yo.

El éxito es saber tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu potencial y plantar semillas para ayudar a otros.

No hay atajos a cualquier lugar al que merezca la pena llegar.

Si estamos creciendo, siempre vamos a estar fuera de nuestra zona de confort.

Tu éxito para donde para tu carácter. Nunca puedes crecer sobre las limitaciones de tu carácter.