LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES CICERON

CITAS CICERON

CITAS CICERON

MARCO TULIO CICERON

Una vida feliz consiste en tener tranquilidad de espíritu.

Hay que atender no sólo a lo que cada cual dice, sino a lo que siente y al motivo porque lo siente.

No entiendo por qué el que es dichoso busca mayor felicidad.

El rostro es el espejo del alma, y los ojos, sus delatores.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es como ser incesantemente niños.

Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.

Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.

Hay momentos en la vida que son verdaderamente momentáneos.

Así como no podemos mirar al Sol, ni ver a Dios cara a cara sin morir, tampoco podemos en el mundo de las apariencias realizar en la acción un solo absoluto. El amor mismo a la verdad me ha enseñado la belleza del compromiso.

Fruto es de la vejez el recuerdo de los muchos bienes anteriormente adquiridos.

Si queremos gozar la paz, debemos velar bien las armas; si deponemos las armas no tendremos jamás paz.

Difícil es decir cuánto concilia los ánimos humanos la cortesía y la afabilidad al hablar.

Aquel que mete la pata, y reconoce su falta, da prueba de su valor, reconociendo su falta.

El que tiene virtud no necesita nada para vivir bien.

No solamente es ciega la fortuna, sino que de ordinario vuelve también ciegos a aquellos a quienes acaricia.

El tiempo es una cierta parte de la eternidad.

¿Se me nota mucho?.

El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a las leyes.

En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tú mismo.

La evidencia es la más decisiva demostración.

Es bueno acostumbrarse a la fatiga y a la carrera, pero no hay que forzar la marcha.

La gloria sigue a la virtud como si fuera su sombra.

Y como decía Napoleón: El que parte y reparte, le toca su Bonaparte.

La vida feliz y dichosa es el objeto único de toda la filosofía.

La prudencia es la ciencia que sabe distinguir las cosas que hay que apetecer, de las que hay que huir.

La cólera es una demencia pasajera.

La costumbre de decir sí me parece peligrosa y resbaladiza.

El placer es una incitación a la vileza.

No entienden los hombres, cuán gran renta constituye la economía.

La vida de los muertos está en la memoria de los vivos.

Es propio de los necios ver los defectos ajenos y olvidar los propios.

Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad.

La discusión fortalece la agudeza.

Este es el primer precepto de la amistad: Pedir a los amigos sólo lo honesto y sólo lo honesto hacer por ellos.

La frente, los ojos, el rostro engañan muchas veces, pero la palabra muchísimas más.

No tema, vaya no mas, sin verguenza.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100