LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES ALFRED DE MUSSET

CITAS ALFRED DE MUSSET

CITAS ALFRED DE MUSSET

ALFRED DE MUSSET

El hombre es el único que envejece; todo lo demás rejuvenece con torno suyo cada día.

Una lágrima dice más que cualquier palabra. La lágrima tiene un gran valor, es la hermana de la sonrisa.

La imaginación abre a veces unas alas grandes como el cielo en una cárcel grande como la mano.

No hay nada tan rápido como un sentimiento de antipatía.

Vivir es dormir, y el amor es el sueño; si habéis amado, habéis vivido.

Cuando el corazón es bueno, el dolor es saludable.

Hay gentes que piensan que el amor no es sino una especie de perfume; cierto que la flor que lo exhala es la más bella de la creación.

Nada se parece tanto a un altar como una tumba.

Desprecia al hombre orgulloso que se avergüence de verter lágrimas.

Lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella.

Experiencia es el nombre que los hombres le dan a sus desatinos o a sus tristezas.

La mujer es como una sombra: no podrás atraparla, pero tampoco huir de ella.

La discusión es una tierra estéril; todo lo mata.

La poesía es el más dulce de los pesares.

Las canas no hacen más viejo al hombre cuyo corazón no tiene edad.

Enamorarse no es lo difícil, pero sí acertar a expresar ese estado.

Un cura joven hace los mejores sermones.

Cualquiera que haya amado tiene una cicatriz.

El hombre es un aprendiz: el dolor es su eterno maestro.

Sólo lo hermoso es cierto, nada es cierto sin belleza.

¿Quién ha mirado mi oculto llanto? / ¿Quién mis amores pudo advertir? / padezco a solas y sufro tanto / que, de callarlo, voy a morir.

Es necesario amar siempre, aún después de haber amado.

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.

A falta de perdón, deja venir el olvido.

Quien ama a su Madre, jamás será perverso.

Nada nos hace tan grandes como un gran dolor.

Es una ley casi invariable que los placeres más exquisitos son los que más caros se pagan.

Haceos de este mundo un sueño sin despertar.

Se cree en la sangre que corre y se duda de las lágrimas.

El juego es la única pasión que puede competir con el amor.

Los axiomas son los enemigos de las máximas.

El olvido llega al corazón como a los ojos el sueño.

Extraña cosa que el hombre que sufre quiera hacer sufrir a lo que ama.

Se puede amar sin sufrir cuando se ama sin enrojecer.

Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestras espaldas y, como no nos enteramos, nada ocurre.

Los proyectos de felicidad son, tal vez, la única felicidad de este mundo.

¡Días de trabajo! Son los únicos días que he vivido.

Ni la ausencia ni el tiempo son nada cuando se ama.

Tened cuidado con el hombre que pide un perdón: puede caer fácilmente en la tentación de merecer dos.

El vaso en el que bebo no es grande, pero es mío.

Es de presumir que las mujeres tienen en más su cuerpo que su alma, puesto que la mayoría entregan su corazón sin resistencia y se resisten a entregar su cuerpo.

Un pueblo desgraciado hace los grandes artistas.

Nadie se conoce a sí mismo hasta tanto no ha sufrido.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100