LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL


 

CONTROLAR LA IRA

CUENTO ZEN NARRADO DE HOY

Hace mucho, mucho tiempo, en un pueblo cercano a los Alpes Suizos, vivía un granjero de nombre Cristian.

Cristian era un hombre encantador, con don de gentes: le encantaba ser amable, ayudar a todo el mundo, gastar bromas y mejorar el ánimo de todos sus vecinos. A Cristian le gustaba hacer reír a los demás, y se sentía muy feliz con la felicidad de otros. Sin duda, un hombre de gran corazón.

Pero Cristian no era perfecto, y tenía un gran defecto: cuando se enfadaba, no conseguía controlar su ira. Se ponía muy furioso y no era capaz de razonar. Y esto, a pesar de todas sus virtudes, le ocasionaba muchos problemas con los demás, que estaban un poco cansados de tener que aguantar las explosiones de ira de su vecino.

Cristian quería solucionar este problema, y como había oído hablar de un hombre sabio que vivía en lo alto de una montaña, se fue hacia allí para pedir ayuda.

Puedo ayudarte, le dijo el sabio. Pero para ayudarte necesito ver de dónde parte tu ira. Para ello, tengo que verte enfadado. Vuelve a tu casa, y en el momento en el que te enfades, ven corriendo a verme.

Al cabo de unos días, Cristian se enfadó con su mujer por una tontería, y al notar que su ira iba en aumento, en lugar de ponerse a gritar como solía hacer, salió corriendo, montaña arriba, en busca del sabio. Sin embargo, al llegar a la cima, se dio cuenta de que ya no estaba enfadado... ¡Qué desilusión! ¡No podría enseñarle al sabio su ira!

Oh, gran sabio, le dijo al llegar Cristian. Venía a enseñarte mi ira, pero al llegar aquí, ya se había pasado…

Entiendo… La próxima vez, debes subir más deprisa. Si no veo tu ira, no podré ayudarte.

Así que Cristian regresó a su casa. Y esperó que llegara un nuevo enfado.

Días después, Cristian volvió a enfadarse, y esta vez pensaba llegar a tiempo. Corrió a toda prisa montaña arriba, tan y tan rápido que sus pies apenas tocaban el suelo. Pero de nuevo, al llegar a la cima, notó que ya no sentía ira… El sabio volvió a enviarle a casa e insistió en que volviera a intentarlo. Así que Cristian lo volvió a intentar una, otra y otra vez más… Pero siempre ocurría lo mismo.

Cansado de subir la montaña, Cristian le dijo un día al sabio:

Creo que no puedes ayudarme, sabio. Cada vez que vengo cuando siento ira, llego totalmente sereno. No conseguiré llegar furioso nunca. Creo que he estado perdiendo el tiempo.

No lo creas, le respondió el sabio. Cada vez que venías corriendo, tu furia se disipó. Desde que haces esto, no gritas a nadie y consigues dominar a tu ira hasta que desaparece. Ahí tienes la solución a tu problema: cada vez que te sientas furioso, corre. Corre todo lo que puedas hasta que tu ira se aleje y halles la serenidad.

Cristian se dio cuenta entonces de que el sabio le había estado ayudando todo el tiempo. A partir de entonces, el joven consiguió manejar sus enfados y todos los vecinos fueron mucho más felices.

MORALEJA

Los maestros enseñan que el secreto de la imperturbable serenidad, es cooperar incondicionalmente con lo inevitable, la ira es un rechazo a lo inevitable.

La ira nos enfrenta todo el tiempo a situaciones impredecibles, que a veces ni los más experimentados pronosticadores pueden anticipar.

La ira en general nos pone en situaciones que no queremos, y ahí es donde se origina el sufrimiento y donde se perturba el alma. Es en el momento que no aceptamos lo que nos pasa cuando comenzamos a sufrir el desgaste emocional y el sufrimiento que esto conlleva. La pérdida de personas queridas, una pérdida económica o una ruptura sentimental son claros ejemplos del origen del sufrimiento.

En todas las situaciones, nuestra mente se resiste a aceptarlo, ¿qué paso? Nuestro ego perdió el control y ahí surgió la ira.

Aceptar los hechos que «creemos» que no podemos controlar es parte de elevar nuestra energía y aprender que la aceptación, no debe ser resignación. Aceptar es interpretar que es parte de la vida tener momentos duros que nos llevan a aprender algo.

Cuando más rápido nos adaptamos a una circunstancia menos sufrimos, no hablamos de ser indiferentes, o que nos resignemos como ovejas.

Aceptar significa no resistirnos desde nuestro interior. Entender que cada situación tiene una explicación, que todas las cosas pasan por un «por qué» y dentro del mediano o largo plazo son siempre a nuestro favor. Es parte de comprender que la vida no te coloca situaciones para castigarte, sino para aprender algo, entender, crecer y luego seguir avanzando. Pero esto requiere que primero aceptes lo que te sucede. Esto es una actitud de madurez, de crecimiento espiritual y humano.

Un refrán dice «La existencia sabe cómo hace sus cosas» y está referido a que en general las cosas que nos ocurren no son cuando nosotros queremos sino cuando es el momento indicado. Esos momentos rara vez ocurren automáticamente y a nuestro antojo, pero si analizas tus circunstancias en retrospectiva, deberás reconocer, luego de cada mal momento y con una mente clara, el beneficio final de todos los acontecimientos.

Aléjate de la ira, no sufras, acepta, coopera con lo inevitable y la sabiduría llegará a ti para que puedas entender, aprender y adaptarte a lo nuevo. Todo tiene una razón de ser, solo con paciencia y mirando hacia atrás vas a poder comprenderlo todo.

CUENTOS ZEN EN TUS REDES

CUENTOS ZEN CON MORALEJAS

CUENTOS NARRADOS EN AZUL

¿COMO SOLTAR EL YO? ¿PUEDES VER LA REALIDAD? ACEPTARSE A UNO MISMO ALEJANDRO MAGNO Y EL AGUA AMAR AMOR AMOR CONDICIONADO ANHELAR A DIOS CON FUERZA APRENDER AMAR ATA TU CAMELLO BEETHOVEN BELLEZA INTERIOR BENEFICIOS COLATERALES BUDA Y LA IMPERTURBABILIDAD CAMBIARME A Mí MISMO CAMELLO ATADO CARTA DIRIGIDA A PAPA NOEL CEGUERA EN EL ALMA CHARLA DE LA VERDAD Y LA MENTIRA COMPORTAMIENTO COMPRENDER LA DUALIDAD CONCHUDO CONTROLAR LA IRA CRECER CON LA CRíTICA CUANDO PREGUNTAR DAVID Y LA DERROTA DE GOLIAT DéJATE FLUIR DESGRACIA O SUERTE DESPROGRAMARSE DIóGENES DE ESCLAVO DIOS Y EL ZAPATERO DIOS Y LAS CAMPANAS DEL TEMPLO DOMINAR EL EGO EL ABORTO EL AFECTO DE UNA MADRE EL AGRADECIMIENTO EL AGRICULTOR EL AGUA DEL POZO EL AMOR EL AMOR DE MARíA MAGDALENA EL AMOR Y LAS FLORES DE BLAVATSKY EL ANCIANO AMARGADO EL ANILLO DE GIGES EL APEGO EL AQUí Y EL AHORA EL ATAQUE DE CORAZóN EL AVARO EL BARBERO ATEO EL BUSCADOR EL CAFé Y LOS AMIGOS EL CAJóN DE REBLUJOS EL CHOQUE EL CIEGO Y EL COJO EL CIEGO Y LA LáMPARA EL COCO EL CONOCIMIENTO EL CONOCIMIENTO Y LA BALSA EL CONSEJO MATRIMONIAL DE SóCRATES EL CUENTO DE LA TIERRA EL CUENTO DE LOS CUENTOS EL DESCANSO EL ECO DE LA EXISTENCIA EL EGO HERIDO DEL LEóN EL ELEFANTE Y LA HORMIGA EL EQUILIBRIO DEL LA ROSA Y EL SAPO EL ESPEJISMO EL ESTADíSTICO Y LOS HIJOS EL EXHIBICIONISMO DE DIóGENES EL FALSO SACERDOTE EL FANATISMO EL FAROL EL FOSO DE LAS RANAS EL FUNERAL DE ARROZ Y DE FLORES EL GALLO DE PELEA EL GRAN PAUL CéZANNE EL HALCóN Y EL áGUILA EL HOMBRE SIN OREJAS EL INTELECTUAL Y EL SABIO EL JUDíO EL LORO QUE IMITABA A NASRUDIN EL MAESTRO Y EL ESCORPIóN EL MAESTRO ZEN QUE SE ILUMINó EL MANDARíN IMPACIENTE EL MEDICO EL MEDICO Y EL ANCIANO EL MENDIGO DEL TáMESIS EL MILAGRO DE LA CONSCIENCIA EL MILAGRO DEL ZEN EL MíSTICO OBSERVADOR EL MíSTICO QUE NO REZABA EL MONJE Y LA MUJER HERMOSA EL MONJE ZEN Y EL ARQUERO EL MONSTRUO DEL RíO EL OBSEQUIO DE LAS PALOMAS EL ORIGEN DE LA VIOLENCIA EL PAISAJISTA EL PáJARO DE PIEDRA EL PáRROCO DE DOBLE MORAL EL PáRROCO Y LA HERMOSA MUJER EL PASAJERO EL PERDóN EL PEREZOSO QUE MORíA DE HAMBRE EL PERRO EL PODER INTERNO EL PODEROSO AMOR EL PRIMER PASO HACIA EL AMOR EL PRISIONERO EL PROBLEMA EL RATóN CON MIEDO EL RECUERDO DE GEORGE WASHINGTON EL REFLEJO DE LA LUNA EL REINO DE LOS CIELOS EL RETO EL SAPO EL SECRETO DE LA SERENIDAD EL SENTIDO COMúN EL SILENCIO DE JOHN CAGE EL SOL Y LA OSCURIDAD EL SULTáN Y LOS DOS ESCLAVOS EL TEMPLO QUE SERá DESTRUIDO EL TROPEZóN DEL CIEGO EL TROZO DE LA VERDAD EL VALOR DE LA EXISTENCIA EL VALOR DEL SER HUMANO EL VERDADERO AMOR EL VIOLíN EL YO EL ZORRO MUTILADO ENTENDER EL AHORA ENVIDIAR ES COMPARAR ERRORES AJENOS ESCUCHAR EXPERIMENTAR ES DE SABIOS FáCIL O DIFíCIL GENEROSO HASTA LA MUERTE GUERRA HAS OíDO EL CANTO DE ESE PáJARO HISTORIAS DE LAS MADRES HUMILDAD IDEOLOGíA ILUMINACIóN ESPIRITUAL INCONSCIENCIA INFORMACIóN VERAZ Y FATAL INSEGURIDAD JESúS CONVIERTE EL AGUA EN VINO JESúS VA AL FúTBOL JESúS Y MARíA MAGDALENA JESúS Y PINOCHO JONEYED Y EL BARBERO JUEGO DE LA VIDA JUGAR AJEDREZ INTENSAMENTE LA ANCIANA QUE AMA LA ANGUSTIA Y LA ILUMINACIóN LA AVARICIA MEZQUINA LA BURRA Y LA REENCARNACIóN LA CALMA LA CERCA Y LOS LEONES LA CONCIENCIA CONSTANTE LA CONCIENCIA DE ADáN Y EVA LA CONFIANZA EN LA EXISTENCIA LA DESNUDEZ DE ADáN Y EVA LA DIETA LA DIFERENCIA LA DISTANCIA DEL CORAZóN LA DOCTORA Y EL ABOGADO LA DULCE VIDA LA ESENCIA DE LA FELICIDAD LA ESENCIA DE LA ILUMINACIóN LA ESTACA DEL ELEFANTE LA FáBULA DEL COLIBRí LA FALSA HUMILDAD LA FE LA FELICIDAD ES UNA MARIPOSA LA FRESA LA HIJA QUE LLORABA Y GEMíA LA HISTORIA DEL BESO LA HUIDA DE LA SOMBRA LA HUMILDAD RELIGIOSA LA IDOLATRíA DEL REY LOCO LA ILUMINACIóN Y LOS UPANISHADS LA IMPORTANCIA DE LA ACTITUD LA INOCENCIA LA ISLA LA JOVEN CIEGA DESAGRADECIDA LA LENGUA Y LOS DIENTES LA LóGICA Y LA DIALéCTICA LA MEDITACIóN Y LA FALTA DE TIEMPO LA MOTIVACIóN LA MUERTE DE SóCRATES LA MUJER QUE LEE LA MUJER Y LOS TRES ERUDITOS LA NAVIDAD LA NOVELA POR LA MITAD LA NOVIA Y EL NOVIO FIEL LA OFENSA LA ORACIóN CORRECTA LA PACIENCIA DE LA SEMILLA DE BAMBú LA PERCEPCIóN LA PERFECTA ESCUCHA LA POBREZA DEL ESPíRITU LA PREGUNTA CORRECTA LA RACIONALIZACIóN DE LA MENTE LA REBANADA LA REINA QUE SE LE CAíAN LOS DIENTES LA REPUTACIóN LA REVELACIóN LA SABIDURíA DE LA NATURALEZA LA SABIDURíA Y LA LóGICA LA SENSIBILIDAD DE GEORGE BERNARD SHAW LA SOMBRA DEL áRBOL LA SOSPECHA LA TAZA DE Té LA TIENDA DE LA VERDAD LA VERDAD LA VERDAD RELATIVA DE ALBERT EINSTEIN LA VERDAD SUCEDE LA VIDA DEBERíA SER AL REVéS LA VOZ LLENA LA SALA LADRILLOS DE VERDAD Y DE MENTIRA LAS COSTUMBRES DE LOS MONJES LAS CRíTICAS LAS DOS HORMIGAS LAS LLAVES PéRDIDAS LAS OPINIONES LAS PALABRAS DEL SILENCIO LAS PUERTAS DEL CIELO LAS TRETAS DE LAS SECTAS LOS 10.000 MONJES LOS CHISMES LOS CLAVOS EN LA CERCA LOS DOS BURROS DE CARGA LOS DOS MIOPES LOS JóVENES Y LA PROSTITUTA LOS NIñOS QUE PUDIERON HACERLO LOS OJOS DEL AMOR LOS PALILLOS LARGOS LOS PIES DEL REY LOS POLíTICOS SIN LUZ LOS PUERCOESPíN LOS RICOS LOS SEIS CIEGOS Y EL ELEFANTE LOS SIETE TARROS DE ORO LOS SUEñOS LOS VERDADEROS AMIGOS MAFALDA Y LA VIDA AL REVéS MENTE NEGATIVA MIRADA DE OJOS NUEVOS MUERTOS ENTERRANDO MUERTOS NATURALEZA HUMANA NO ES BUENO SABERLO TODO NO HAY AMOR CUANDO GRITAS NO IMITES A NADIE NO SOY YO OBJETIVIDAD Y SUBJETIVIDAD OJOS PARA VER Y OíDOS PARA ESCUCHAR OTRA HISTORIA DE SANSóN Y DALILA PACIENCIA PEPE EL MUSCULOSO PODEMOS SER DIFERENTES POR QUE LAS PERSONAS SE GRITAN POSESIONES POSITIVISMO PRISIONEROS QUE TU LUZ NO SE APEGUE QUIéN ES EL TONTO REALIDAD OBJETIVA REBELIóN RECONOCER RELIGIóN SABIDURíA DE LAS ARENAS SANTOS DE PIEDRA SE VENDE AGUA DEL RíO SEMILLAS DE AMOR SER úTIL O VALIOSO SERES DE LUZ SERIEDAD Y RISA DEL EMPERADOR SILENCIO INTERIOR SIN PREGUNTAS ES LA RESPUESTA SóCRATES Y LA FELICIDAD SUSANITA TAMBIéN ESTO PASARá TODO ESTá BIEN TRANSFORMACIóN DE AMOR VERDAD VERDAD COMUNICADA VERDADERO AMOR VIVIR LA VIDA

LINK RELACIONADOS

MUCHAS GRACIAS