LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL


 

¿VAMOS HACIA EL CIELO Y NO LO SABEMOS?

POR: ELIZABETH GILCHRIST B

¿Vamos hacia el cielo y no lo sabemos? Sí, Vamos a los primeros niveles de evolución de la vida en un estado de mayor perfección, que podríamos llamar Cielo.

Imagen ¿Vamos hacia el cielo y no lo sabemos?

ANCLANDO EL CIELO A LA TIERRA

Vamos a un estado de perfección, que podríamos llamar Cielo.

La vida manifestada en rangos de alta vibración transmuta y consume al instante, por acción de la misma acción vibratoria, todo aquello que vibra más bajo. En los reinos de más alta vibración donde también se manifiesta la vida en todo su esplendor, los Seres que los habitan siempre Crean en Perfección. Lo contrario NO es posible porque el nivel de vibración no lo permite. La inmutable Ley de la Vida Universal siempre es benéfica y siempre conduce hacia la Perfección.

«Si no existieran estas condiciones de vida, reales, permanentes y perfectas, que escapan a toda descripción humana, la existencia sería sólo una parodia. Hay reinos de actividad y consciencia, individuales y cósmicos, más elevados y armoniosos, donde sigue adelante continuamente la Creación con Alegría, con Amor, con Libertad y con Perfección.

Estos reinos SON REALES Y MUCHO MÁS PERMANENTES que vuestros cuerpos y edificios. Estos Reinos de Vida son creados de una Substancia que está tan cargada con Amor, que nunca se les puede imponer o registrar dentro de ellos una cualidad o actividad de discordia, imperfección o desintegración. Debido a que están basados en El Amor, la Perfección permanece siempre activa, se expande siempre y bendice siempre con Alegría a todo lo que existe», nos explica Saint Germain.

Si logramos comprender el significado que tiene para nuestra forma de vivir el paso a la Quinta Dimensión, podríamos concluir, sin temor a equivocarnos, que ¡Sí! ¡Vamos camino hacia los primeros niveles de evolución de la vida en un estado de mayor perfección, que podríamos equiparar a lo que llamamos Cielo! Y seguiremos ascendiendo poco a poco, a medida que nuestra Consciencia se va unificando con la Consciencia del Padre Creador, pasando por maravillosos mundos espirituales. ¿Estamos listos?

Como Consciencia Colectiva Planetaria, pasaremos a un -Estado del Ser- donde experimentaremos El Amor Fraternal, el Gozo de Crear, el saber que Somos UNO en Dios y la inefable Gratitud por existir como Niños eternamente amados.

Anita Moorjani, quien tuvo una experiencia cercana a la muerte, en su Libro -Muero por ser Yo- nos describe su experiencia:

«Fue como si cuando morí me despertara de un sueño. No fue como si me hubiera ido a ningún lugar, sino como si me hubiera despertado y fuera capaz de percibirlo todo a través de los sentidos, eso quiere decir, 360 grados de visión y percepción simultánea de los sentidos. Podía ver, oír, sentir y saber todo lo referente a mí. Estaba viviendo mi pasado, presente y futuro simultáneamente. Lo comparo con una persona ciega que es capaz de ver por primera vez. Hubo un entendimiento increíble de cómo estamos todos interconectados y cómo lo que yo siento afecta al Universo, ya que EL TODO está en mi interior. Si yo estoy feliz, el Universo es feliz. En ese estado consciente parecía como si esta existencia en Tercera Dimensión fuera simplemente la culminación de mis pensamientos. Cuando estuve en el otro reino, realmente desperté en un lugar más real que este; algo así como lo que sentimos cuando nos despertamos de un sueño a nuestra realidad de todos los días».

Anita Moorjani nos continúa compartiendo su increíble experiencia:

«Regresé con el entendimiento de que el Cielo es realmente un estado. Es la experiencia de nuestro grandioso, expandido, infinito y magnificente Ser. Nuestro Hogar real está en el interior de cada uno de nosotros y nos sigue a dónde quiera que vayamos. Entendí que en el otro reino, todos SOMOS UNO. Todos somos lo mismo, Todos somos perfectos Niños del Universo y existimos desde el Amor puro. El Amor incondicional es nuestro derecho de nacimiento, en vez del juicio o la condena y no existe nada que tengamos que ganarnos».

Maravillosa experiencia que nos ayuda a visualizar lo que nos espera como Planeta y como Galaxia, porque el cambio es a nivel Galáctico. Entonces, ¿Estamos ascendiendo hacia El Cielo o El Cielo está bajando hacia nosotros?

No es lo uno ni lo otro. Seguiremos experimentando la vida en este bello Planeta Tierra, La grandísima diferencia es el elevado nivel vibratorio y el masivo -Despertar de Consciencia- que indefectiblemente nos conducirá a vivir como se vive en lo que llamamos Cielo. Al vibrar como vibran Los Ángeles -Anclaremos el Cielo a la Tierra-.

Tomado del libro:
-Vamos hacia El Cielo y no lo sabemos-

Libro en PDF Clic acá


TE PUEDE INTERESAR