LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN DOGMAS

ESCRITOS, FRASES Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO INTERIOR
UNA PALABRA Y SIN TILDE

IMPERMANENCIA Y TIEMPO EN EL BUDISMO

BUDISMO

Impermanencia y Tiempo en el Budismo. Vivir un día y saborear profundamente el significado de la impermanencia es mejor que vivir 100 años y no tocarla.

Imagen Impermanencia y tiempo en el Budismo

IMPERMANENCIA Y TIEMPO

El concepto de la impermanencia y de el tiempo y en el budismo.

Cuando un discípulo le preguntó a Siddhartha Gautama, el Buda, qué era el tiempo, él le contestó: «No tengo ningún tiempo. No existe el tiempo. El tiempo es sólo la conciencia individual de cada persona de lo largo y de lo corto, eso es todo.» Para el Buda, el tipo de tiempo que llamamos «Tiempo Físico» o «Tiempo Absoluto» newtoniano no existe. Sólo reconocía el tipo de tiempo que llamamos «tiempo psicológico» o «tiempo subjetivo». Para él, si somos felices el tiempo pasa rápido; si no, pasa lentamente.

El tiempo depende de las cosas; sin ellas, no existiría. Por eso las enseñanzas del Buda y el Budismo sobre el tiempo están basadas en la doctrina de la impermanencia. Tanto en el nivel macrocósmico como en el microcósmico: «Todos los seres nacen, envejecen, se enferman y mueren». De la misma manera., «El sistema del mundo llega a ser, alcanza estabilidad, decae y deja de ser», a través de ciclos, que son el resultado de una «Compleja red de causas kármicas» producidas por los distintos seres vivos que componen este sistema. Lo mismo se puede aplicar a cada momento del pensamiento, es decir, el alma humana llega a ser, permanece, decae y desaparece.

De acuerdo a las enseñanzas del Buda, no hay un Dios creador, y nunca señaló si hubo o no un comienzo del Universo. Los seres humanos, vemos este Universo como una serie sin fin de transformaciones de materia, energía y mente al través del tiempo. Esta visión no es real, pertenece al reino de la ilusión. Entonces, los seres vivos no tienen ningún origen, y el alma humana no es eterna; la creencia en su eternidad es una ilusión.

La impermanencia es la doctrina Budista que afirma, básicamente, que nada permanece igual en dos momentos consecutivos. Debe ser usada como un instrumento para ayudarnos a penetrar profundamente en la realidad y obtener una visión liberadora. Sin impermanencia, la vida no sería posible. Ella permite la transformación de nuestro sufrimiento, la justicia social, la esperanza, el devenir. Nuestro sufrimiento es producto de nuestra creencia de que las cosas son permanentes, no de la impermanencia. Si fuéramos conscientes de ésta, nos volveríamos positivos, amantes y sabios. Ella es sinónimo de buenas nuevas, es decir, del cambio para bien y no para mal. Abre las puertas para este cambio y para nuestra liberación.

Víctor Mansfield, profesor de Física y de Budismo, cree que la visión del tiempo que tiene el budismo, tiene algo relevante para aportar a la Física Moderna Occidental. De acuerdo a las escuelas, la doctrina de la impermanencia está relacionada con el concepto de «vacío» o «vacuidad». La vacuidad niega la existencia inherente o independiente de los fenómenos objetivos y subjetivos del mundo. Para el Budismo, las esencias no existen. Cuando analizamos profundamente un fenómeno objetivo o subjetivo para encontrar su esencia, lo que encontramos es que el hipotético objeto independiente está profunda e inextricablemente relacionado con su entorno y el observador, el sujeto que está haciendo el análisis. La creencia en la existencia inherente de los fenómenos es la base de nuestros deseos y aversiones. Sólo cuando podamos arrancar de raíz de nuestra alma esta falsa creencia, podremos realizar nuestra potencialidad para lograr el estado de Buda, o para convertirnos en «FAROS» de compasión y sabiduría.

Cada fenómeno es dependiente en tres maneras diferentes:

  1. De las causas y condiciones, es decir, de la vasta red de factores causales y condiciones que lo hacen posible.
  2. De las relaciones entre el todo y sus partes, y sus interrelaciones. La creencia en su existencia independiente nos hace imaginar que tiene una esencia unitaria, que no puede dividirse en partes. Sin embargo, sí tiene relaciones entre su totalidad y sus partes componentes, por ejemplo: un árbol con su tronco, sus ramas, raíces, etc.
  3. De la clasificación mental del sujeto (formalización). El sujeto recibe constantemente gran cantidad de información que analiza, clasifica, nombra, etc., extrayendo de los datos empíricos aquellos que nos ayuden a comprender formalmente lo recibido. Esto es parte del trabajo normal de la mente humana. Lo que sería ilegítimo es creer que estos objetos que analizamos efectivamente tienen existencia independiente. Esta creencia la proyectamos sobre el mundo que estamos construyendo, y luego sufrimos las consecuencias de esta proyección. Debemos eliminar esta creencia y así podremos salir del mundo del sufrimiento y de la rueda de samsara, o de las reencarnaciones. En verdad, todos los fenómenos existen sólo como un conjunto de relaciones o dependencias entre sus partes, los otros objetos y el observador, que mentalmente los denomina. No existe nada aparte de estas relaciones de dependencia y nombres.

En otras palabras, dependen de las causas y condiciones, del todo y sus partes, y de la designación mental. La vacuidad o falta de existencia independiente de los fenómenos es lo que les permite funcionar a través de sus relaciones. Si los fenómenos existieran independientemente, por necesidad, el mundo sería inmutable e impotente, incapaz de actuar sobre nosotros, y nosotros sobre él.

El pináculo de esta visión de los fenómenos del mundo viene cuando nos planteamos la vacuidad de la existencia independiente de mi propio yo. El budismo afirma esta vacuidad: el yo no existe independientemente del mundo. Todo nivel identificable de subjetividad carece de existencia independiente. Por el contrario, la creencia en esta manera de existir, nos encadena al sufrimiento de la rueda de samsara; es la fuente de nuestros deseos y aversiones, nos lleva al egoísmo, a poner nuestros asuntos y deseos por encima de todo.

La negación de la existencia independiente no implica la inexistencia de los objetos, no es un nihilismo extremo. La tarea fundamental de la doctrina del budismo «El Camino del Medio» es evitar la confrontación de los opuestos, en este caso, entre el dogmatismo del realismo y el escepticismo del nihilismo. Los objetos tienen una existencia convencional y nominal, proveyéndonos de ayuda o dolor, pero no son independientes. Esta idea está formalizada en la Doctrina de las Dos Verdades: todos los fenómenos objetivos o subjetivos carecen de existencia independiente en realidad, pero en el mundo de la acción diaria, tienen una existencia convencional; funcionan así y deben utilizarse en este nivel.

La doctrina de la vacuidad o falta de existencia independiente es la que garantiza que todos los fenómenos sean impermanentes, evolucionando sin cesar, madurando, decayendo, transformándose, en otras palabras: deviniendo. La vacuidad y la impermanencia son dos caras de la misma moneda de la existencia.

«Vivir un día y saborear muy profundamente el significado de la impermanencia es mejor que vivir 100 años y no tocarla». Buda


IMPERMANENCIA Y TIEMPO EN EL BUDISMO


TIEMPO AHORA PACIENCIA


TE PUEDE INTERESAR

EL TIEMPO EL ENIGMA DESCIFRADO

JEBUNA

Todo sucede en un presente absoluto aun en el lugar más distante del universo la manifestación fluye en el mismo instante en el aquí y en el ahora.

LOS VIAJES EN EL TIEMPO

FRASES TIEMPO

Los viajes en el tiempo son simplemente viajes al mundo de los fantasmas, muchas veces pavonados de ciencia por físicos aturdidos de alto vuelo.

TODO LLEGA A SU TIEMPO

MAHATMA GANDHI

El genio Albert Einstein dijo sabiamente: Las generaciones del porvenir apenas creerán que un hombre como Gandhi caminó la tierra en carne y hueso.

EL REGALO DEL TIEMPO

JEBUNA

El tiempo es un regalo empacado junto con el de la reencarnación es para espíritus en reparación. Es necesario que lo aprovechemos de la mejor manera.

¿POR QUE EL TIEMPO PASA MAS RAPIDO?

FRASES TIEMPO

El tiempo en realidad transcurre más rápido, se ha comprobado que el día de 24 horas supuestamente, no tiene 24 horas sino que tiene solo 16 horas.

EN EL TIEMPO EN EL QUE LOS ANIMALES HABLABAN

PAULO COELHO

Reúno algunas de las historias actuadas por la zorra. La fuerza de sus historias es tan intensa que hasta nuestros días es símbolo de la astucia.

TIEMPO PRESENTE DE LA VIDA Y LA MUERTE

OSHO

La existencia puede mostrarnos vida y muerte cara a cara en un tiempo presente. Vive ahora cada momento presente, da muerte a cada momento del pasado.

LOS HOPI Y EL TIEMPO

FRASES TIEMPO

Para el Hopi el Tiempo se asimila al Espacio. Si algo está por ocurrir lo expresa como que algo se acerca. Si algo ya ha pasado, es algo que se aleja.

JOSE MUJICA DICE QUE EL TIEMPO ES AHORA

JOSE MUJICA

José Mujica nos dice que el tiempo es ahora, que es el tiempo para todo. El tiempo para amar, para meditar, para la unión, para la austeridad y para vivir.

QUE HACER CON EL TIEMPO

JEBUNA

En términos espirituales lo más sabio es dejar que el tiempo haga lo suyo, solo intervenir pacíficamente para que el tiempo haga lo pertinente.

EL TIEMPO INTERNO ES LA PRESENCIA

ECKHART TOLLE

Espacio es el reino inmóvil infinitamente profundo de la no-mente, el equivalente interno del tiempo es la presencia, la conciencia del eterno ahora.

NUEVA ESPERANZA SOBRE EL CAMBIO CLIMATICO

JEFFREY SACHS

Actuemos. Las soluciones realistas son posibles, lo que le permitirá al mundo combinar desarrollo económico y control de gases de tipo invernadero.

NO HAY MAS TIEMPO QUE EL AHORA

DEEPAK CHOPRA

He tenido momentos en que mi vida cobra sentido. Yo sabía exactamente quién era. Todas las personas presentes en mi vida estaban ahí por una razón.

30 PENSAMIENTOS DEL TIEMPO

FRASES DESPERTAR

El tiempo es una magnitud física que podemos medir y registrar transcursos de las variaciones o cambios perceptibles de los sujetos y acontecimientos.

FACUNDO CABRAL EL AMOR Y EL TIEMPO (BIOGRAFIA)

FACUNDO CABRAL

Tiempo presente, quietud activa, creadora, la que hablan los místicos, ese éxtasis de la paz, el mejor espejo de la realidad que la mayoría desconoce.

ENTENDIENDO EL TIEMPO Y EL ESPACIO

RAMANA MAHARSHI

El Gurú Bhagavan (Ramana Maharshi) explica que el «tiempo» lo hemos inventado para ir entendiendo que el tiempo y el espacio son realidades objetivas.

LA FISICA ESPIRITUAL Y EL REINO NATURAL DEL TIEMPO

OBERTO AIRAUDI

El inspirador de la religión de la película Avatar en su artículo «La física espiritual y el reino natural del tiempo», motiva a la imaginación a volar.

CRISTIANOS ORIGINARIOS EN EL TIEMPO

CRISTIANISMO

La línea de los Cristianos Originarios en el tiempo es un escrito con la esencia de los verdaderos seguidores de Jesús de Nazaret y su religión interna.

LA HORA CERO

JEBUNA

Los religiosos están atacando la espiritualidad. Sera que se dieron cuenta que la espiritualidad es un compromiso personalizado de cada ser con Dios.

EL TIEMPO NO PERDONA

JEBUNA

Hay personas que viven en el odio. Siguen ahondando las heridas, nunca podrán cicatrizar; no dejan que cicatricen; su vida entera depende del pasado.

EL AHORA TOTAL

HARUCHIKA NOGUCHI

Quienes viven el ahora con total intensidad no se preocupan por el mañana. El temor a la muerte, viene de no estar totalmente inmersos en el ahora.

SOLO POR HOY

ECKHART TOLLE

Sólo por hoy: Le diré a Dios Todo y Eterno cuán afortunado soy, por permitirme percibir e irradiar felicidad, valor, respeto, lealtad, honestidad.

QUE ANIQUILA EL AQUI Y EL AHORA

JEBUNA

Deseo, basura y recuerdos impiden estar en el aquí y en el ahora. El deseo ata al futuro, el recuerdo al pasado y la basura a moverte en el presente.

AQUI Y AHORA

OSHO

Jesús dijo: Deja que los muertos entierren a los muertos. No tienes porqué ir sígueme. Hay muchos cadáveres en el pueblo. Ellos enterrarán al difunto.

EL TIEMPO NO EXISTE COMO ALGO ABSOLUTO

DEEPAK CHOPRA

El tiempo no existe como algo absoluto. Es otro artificio del pensamiento. Creamos el tiempo, mediante el movimiento del pensamiento y la imaginación.

EL TIEMPO PERDIDO DE JESUS

CRISTIANISMO

Con los años perdidos de Jesús (o años oscuros) se hace referencia al periodo indocumentado entre la infancia de Jesús y el comienzo de su ministerio.

AQUI Y ALLA

JEBUNA

Es raro el teje maneje de este articulo. Este artículo es para motivar al espíritu de cada ser para que deje el total apego a la relatividad.