LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR MARPA

IMÁGENES DEL ESCRITOR MARPA

FRASES COINCIDENTES

MARPA

| FRASES | ESCRITOS |

La meditación no requiere de antídotos adicionales. La naturaleza de la mente no puede ser pensada. Descansa en este estado natural. Cuando veas esta verdad, serás liberado.

Compasión y vacuidad son inseparables.

Un hombre complejo no puede observarse porque está dividido. Tiene a su alrededor muchas cosas: muchos deseos, muchos pensamientos.

Remueve las energías negativas de los canales y los chakras, con posiciones físicas que armonizan los vientos internos y la mente.

No necesitas ningún motivo para ser feliz. ¡Puedes sentirte feliz simplemente por estar vivo! La vida es felicidad, la vida es gozo, pero eso sólo es posible para un hombre austero.

Si te purificas una y otra vez. Entonces, llegado el momento, cuando la muerte se aproxime no sabrás de la desesperación. Si de antemano te has acostumbrado a este Sendero, entonces en el momento de la muerte estarás lleno de dichosa confianza.

Las riquezas no son el problema; el problema es la actitud de los hombres que tratan de ser ricos.

Un hombre complejo no puede observarse porque está muy dividido. Tiene a su alrededor muchas cosas: muchos deseos, muchos pensamientos.

El estado natural, no nacido e innato, no puede ser abandonado por el esfuerzo del pensamiento. Así que descansa en la facilidad, naturalmente, sin restricción.

Para un iluminado es irrelevante lo que Dios piense. Vaya adonde vaya, allí estará el cielo, porque es feliz sin causa alguna.

Cuanto más te conoces, menos eres. Solamente los ignorantes son. Los Iluminados no son. Son como un vacío, son como un inmenso cielo.

Vigílala cuidadosamente con indestructible atención. Y realizarás todas las necesidades, deseos e intenciones.

La mente conscientemente está aprisionada. Meditando en esto, los pensamientos subsiguientes no son remendados juntos en la mente. Sabiendo que el mundo de los fenómenos es la naturaleza de la mente.

No te apegues a un lado o una dirección. Examina en el medio del espacio de la simplicidad.

A un hombre austero le queda tanta energía que, ¿qué va a hacer con esa energía? Puedes estudiarte a ti mismo. Podrás observar incluso los más sutiles aspectos de tus pensamientos, de tus emociones, de tus sentimientos.

Cuanto más te centres en el poseer, menos feliz serás. Cuanto menos feliz seas, más te alejarás de lo Divino, de la oración, del estar agradecido, del ser austero y feliz.

La entrega a Dios es la existencia en ti del estado de ausencia de ego.

¿Cómo va a poder rezar un hombre infeliz? Su oración contendrá una gran queja, un lamento. Habrá un profundo rencor. La oración es gratitud, no una queja, es felicidad.

Cuanto más crees conocerte, menos eres. Solamente los ignorantes son. Los Iluminados no son. Son como un vacío, son como un inmenso cielo.

Yo no necesito oro, pero si lo necesitara, toda la tierra es oro.

Solamente un hombre austero come, duerme y ama; eso es todo.

En general todos los dharmas son la mente. El gurú surge de la propia mente. No hay nada más que la mente, todo lo que aparece es la naturaleza de la mente, la cual es primordialmente no existente.

Yo no estoy buscando riqueza en esta vida, sea que muera o no, yo debo buscar el Dharma.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Alcancemos la iluminación en la vida cotidiana.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

La iluminación es transformación que acontece por sí sola cuando hay plena consciencia y aceptación.

No te apegues a tu espiritualidad porque te estarás negando La iluminación.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

El budismo tibetano reconoce que para alcanzar la iluminación se necesitan ambos aspectos, el femenino y el masculino; es decir, sabiduría y compasión, a los cuales nos referimos en algunas ocasiones como sabiduría y método.

La iluminación es el estado de paz que sucede cuando el flujo de pensamientos se calma.

El estado de Iluminación son cualidades humanas desarrolladas completa y perfectamente, en un grado que es difícil de imaginar.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

Examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos. Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual.

La iluminación es tu cuerpo absolutamente relajado, y sin embargo, hay una luz de consciencia que alumbra en tu interior.

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

Cuando el cuerpo y la mente del monje están calmados en el arrebatamiento, aparece en él la tranquilidad como factor de iluminación.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

Cuando el monje supervisa la mente concentrada con ecuanimidad, aparece en él la ecuanimidad como factor de iluminación.

La iluminación no sólo es atemporal, sino también más hermosa, más verdadera y más indestructible que cualquier cosa separable o condicionada. ¡No hay mayor felicidad que el pleno desarrollo de la mente!.

La Iluminación es un estado de energía mental y espiritual inagotable e inconmensurable.

Iluminación es descubrir la verdad que llevamos dentro.

Llega al punto en que sólo quede el dueño de casa, sin que vengan huéspedes. Sólo entonces Dios, sólo entonces el estado de nirvana, la iluminación, la suprema luz, la verdad, o como quieras llamarlo, golpeará a tu puerta.

Mantén siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran océano y el pico más alto: vacía de todo pensamiento. Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llénate a ti mismo con el poder de la sabiduría y la iluminación.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Al permanecer aquietado no se mira la mente como punto de referencia de quien eres. Lo que realmente eres no es ninguna idea de ignorancia o de iluminación.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

La ilustración es la iluminación de la percepción cuando la luz del alma fluye y el hombre en su conciencia, puede percibir lo que antes estaba oscuro y oculto.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

El despertar es un instante de comprensión, donde se hace evidente que la falta de iluminación era solo un pensamiento, una creencia de que no era libre.

Una experiencia tiene un comienzo, un medio y un final. La iluminación está más allá del tiempo. Es el fin de los tiempos, de verdad. Y es para siempre: infinito.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

La Iluminación es un estado de conciencia clara y pura, un estado de Visión Espiritual directa, un estado de Conocimiento Superior.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

La Iluminación no puede alcanzarse simplemente a través de un dogma.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

El único paso vital en tu camino hacia la iluminación es este: aprende a dejar de identificarte con tu mente. Cada vez que creas una brecha en el fluir de la mente, la luz de la conciencia se vuelve más fuerte.

La iluminación espiritual es una constante invitación, a través de cada momento de nuestra vida, a abrazarnos tal como somos, con todas nuestras imperfecciones.

La iluminación destruye todas las ficciones. Te deja la consciencia esencial de tu propio ser.

El ser que ha alcanzado un estado de iluminación permanente y manteniendo su alma completamente sumergida en la existencia, goza de la dicha eterna e imperecedera, libre ya de toda atadura a la acción.

La iluminación y la metamorfosis, representan los objetivos del ser humano en su camino hacia el despertar y la conciencia de su función en el universo.