LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LIBÉRATE DE LO MUNDANO
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR LEONARD JACOBSON

IMÁGENES DEL ESCRITOR LEONARD JACOBSON

FRASES COINCIDENTES

LEONARD JACOBSON

| FRASES | ESCRITOS |

Si estás plenamente presente, no hay ningún momento que no sea este momento.

El mayor obstáculo es el propio ego. El ego quiere llegar a ser más espiritual. Quiere adquirir conocimiento espiritual. Le encantaría llegar a iluminarse.

Estás en silencio y estás completamente presente con lo que actualmente está aquí y ahora.

La verdadera prueba del despertar es muy simple. Tú estás presente y tu mente está en completo silencio.

Lo extraordinario de la Presencia es que a medida que estás más presente, tiende a salir a la superficie todo lo que está sin cicatrizar y sin resolver dentro de ti.

Mientras estás atrapado en el dolor emocional y los traumas del pasado, no puedes estar presente.

Estás tan completamente presente que existes en este momento, y sólo en este momento. Estás despierto en el eterno ahora.

El mayor obstáculo que hay que superar es la resistencia del ego. El ego está más que feliz de que tú persigas la iluminación y participes en todo tipo de prácticas espirituales.

La energía de juzgar te mantiene atado al mundo de la mente, en el que el ego tiene el control.

Si vamos a despertar colectivamente, primero tenemos que despertar de forma individual, y para despertar individualmente tienes que encontrarte con tu ser a todos los niveles.

Sabes que has despertado cuando eres capaz de estar presente a voluntad.

Para establecerse en la realidad del momento presente se requieren dos pasos. Primero se aprende el arte de estar presente, y luego traes consciencia a todas las formas en que estás involuntariamente apartado de la presencia.

Conocer a Dios con la mente es creer en Dios y creer en Dios es crear a Dios a nuestra imagen. Es todo una ilusión.

Cualquiera que te exhorte a tener fe o creer será letal para ti, pues representa un obstáculo para el despertar de tu inteligencia y te impedirá avanzar.

Si haces de la mente tu enemigo, nunca despertarás. Si tratas de detener los pensamientos, los pensamientos continuarán. Si intentas derrotar al ego, el ego triunfará.

La única cosa que lleva al ego a una posición de renuncia es la energía del amor y la aceptación.

Estar presente es despertar a esa dimensión del ser y a esa dimensión de la vida que trasciende la mente pensante.

Si vas a liberarte de la ilusión debes traer la ilusión a la plena consciencia. Debes revelarla, poseerla, reconocerla y confesarla con amor, aceptación y compasión.

Estar presente es siempre instantáneo. No puedes practicar un camino a la Presencia. Sólo se puede estar presente ahora.

Yo enseño un sencillo método de dos pasos para despertar. El primer paso conduce a la Presencia, el segundo al dominio de la mente y el ego.

Cuando hablamos del despertar, nos referimos a ese estado de consciencia en el que estás fundamentalmente establecido en el momento presente.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos.

La iluminación espiritual trae todo a una conclusión muy simple y científica. Señala claramente que todo lo que necesitas es aprender el arte de la consciencia.

La Iluminación es un estado de visión espiritual directa, intuitiva, sin intermediarios, sin intelectualización; en el cual todo se concibe clara, directa e intensamente.

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

Y mientras estés sometido al nacimiento y muerte, nunca lograrás la iluminación.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

El Buda dejó claro que las mujeres como los hombres podían alcanzar la iluminación. Las admitió en la orden monástica de ese entonces como bhikkhunis.

Los que entran en el camino con dianas y objetivos o tiene el apego a la idea de iluminación final o el despertar no puede avanzar.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

La iluminación es única y real, es el estado sagrado en perfecta sintonía con Dios y con la existencia.

Solo hay una calamidad: la ignorancia. Y solo hay una solución: la iluminación.

En el mercado de la iluminación unos gustan de sentirse que están en un camino espiritual y comercializan sabiduría como si tratase de una mercancía.

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

La Iluminación Humana es el objetivo principal del budismo, de hecho su preocupación central; es el aspecto más básico y fundamental, tanto en la teoría como en la práctica.

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Si un pensamiento puede llegar a ti y salir de ti y tú puedes observarlo, entonces, este es el estado de la iluminación.

La iluminación es cuando tu cuerpo está completamente en el sueño más profundo posible y tu consciencia está en la cima.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

La iluminación y los seres sintientes es para todos aquellos que desean con sinceridad liberar de manera permanente a los seres sintientes del sufrimiento.

El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

El ego necesita algunos problemas. Si entiendes esto, los problemas desaparecen. De esto se trata la iluminación: una profunda comprensión de que no hay problemas.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

El impulso hacia la Iluminación, el impulso hacia algo más elevado y más allá de los confines del mundo es innato en todo ser vivo.

Cultiva la ecuanimidad como factor de iluminación.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

La comprensión del Zen para la iluminación no son prácticas que debes seguir. Es el punto de partida para experimentar continuamente el aquí y el ahora.

Expresado en la terminología budista, debemos comenzar con la iluminación y proseguir hacia la práctica y luego hacia el pensar.

La iluminación es la clave de todo, y es la clave para la intimidad, ya que es la meta de la verdadera autenticidad.

En el transcurso del tiempo uno no siente ni siquiera la existencia de Dios. Después de alcanzar la iluminación uno ve que los dioses y las deidades son todos mayas.

La iluminación es una condición en la que el individuo ha llegado al extremo de una relación con la vida fundamentalmente centrada en el yo.

Todos los caminos de bondad conducen a la iluminación y al despertar

Los que han alcanzado la iluminación nunca cesan de trabajarse a sí mismos. La comprensión de tales maestros no puede expresarse en palabras o en teorías. Las acciones más perfectas son el eco de patrones que se encuentran en la naturaleza.

Cuando estás sin pensamiento, hay no-mente. Lo puedes llamar la iluminación, lo puedes llamar samadhi, lo puedes llamar nirvana o lo que quieras.

Tres venenos infunden la muerte y la perdición: el odio, la codicia y la ilusión. El Camino Moral, la Meditación y la iluminación son las vías para contrarrestarlos.

Hay una energía vital muy intensa contenida en el cuerpo. La energía de la Iluminación Espiritual es extremadamente enérgica que tienes que experimentar.

La iluminación es simplemente ver las cosas como realmente son.

La experiencia Zen, de la iluminación o de Satori, trasciende toda categoría de pensamiento, no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

La iluminación es entender que no hay adónde ir, nada que hacer, y nadie tiene que ser excepto exactamente quién estás siendo ahora.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

Cuando un hombre ha alcanzado el samadhi, la iluminación definitiva, la unión con Dios, ser uno con Dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

La iluminación no sólo es atemporal. También es hermosa, verdadera e indestructible. Más que cualquier cosa separable o condicionada.

Alcancemos la iluminación en la vida cotidiana.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.