LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR DIOGENES DE SINOPE

IMÁGENES DEL ESCRITOR DIOGENES DE SINOPE

FRASES COINCIDENTES

DIOGENES DE SINOPE

| FRASES | ESCRITOS |

No os preguntéis cómo sobreviviré sin mi esclavo, preguntad a mi esclavo cómo sobrevivirá sin mí.

Todo el mundo se muere en medio del camino, en medio del viaje.

El fundamento de cada estado es la educación de sus jóvenes.

Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.

Busco un hombre honesto.

Cuando llegué a Atenas, quise ser discípulo de Antístenes, pero fui rechazado.

Las gentes dan limosna a los pobres y no a los filósofos porque piensan que pueden llegar a ser pobres, pero nunca a ser filósofos.

Los grandes son como el fuego, al que conviene no acercarse mucho ni alejarse de él.

¿Por qué no descansas ahora si es lo que quieres? Después morirás. Todos morimos en mitad del viaje.

Un pensamiento original vale mil citas insignificantes.

¡Animo! ¡Este es el color de la virtud!

Yo lo que se hacer es mandar. Comprueba si alguien quiere comprar un amo.

¡Ojalá, frotándome el vientre, el hambre se extinguiera de una manera tan dócil!

Cuando estoy entre locos, me hago el loco.

Todo se consigue con el trabajo, hasta la virtud.

¡No es la jaula ajustada a la fiera!

Los dioses no necesitan nada; los que se parecen a los dioses, pocas cosas.

Vivir no es un mal, sino mal vivir.

Callando es como se aprende a oír, escuchando es como se aprende a hablar; después, hablando, se aprende a callar.

El elogio en boca propia desagrada a cualquiera.

Estás loco. Yo estoy descansando ahora. No conquisté el mundo y no veo la necesidad de hacerlo.

Cuando somos jóvenes no ha llegado el tiempo adecuado de casarnos todavía, y cuando somos viejos ha pasado ya.

En la vida es necesario proveerse de razón o de un ronzal.

El único medio para que el hombre conserve su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella.

¿De qué sirve un filósofo que no hiere los sentimientos de nadie?

Otros perros solo muerden a sus enemigos, mientras que yo también muerdo a mis amigos con el fin de salvarlos.

Durante meses he visto pasar ejércitos ¿A dónde van, y para qué?

Debemos tener buenos amigos que nos enseñen lo bueno; y perversos y crueles enemigos que nos impidan obrar mal.

Muévete hacia la derecha, me estás tapando el sol. Eso es todo lo que necesito.

Es preferible la compañía de los cuervos a la de los aduladores, pues aquellos devoran a los muertos y estos a los vivos.

La palabra tiene mucho de aritmética: divide cuando se utiliza como navaja, para lesionar; resta cuando se usa con ligereza para censurar; suma cuando se emplea para dialogar, y multiplica cuando se da con generosidad para servir.

Es preferible consolarse que ahorcarse.

Prefiero no tener más que sal para lamer en Atenas, a cenar como un príncipe en la mesa de Cratero.

El único bien es el conocimiento, y el único mal la ignorancia.

¿Por qué no castigar al maestro cuando el alumno se comporta mal?

Tenemos dos orejas y una sola lengua para que oigamos más y hablemos menos.

Los malvados obedecen a sus pasiones, como los esclavos a sus dueños.

La sabiduría sirve de freno a la juventud, de consuelo a los viejos, de riqueza a los pobres y de adorno a los ricos.

El movimiento se demuestra andando.

Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.

Las mordeduras más peligrosas son las del calumniador entre los salvajes y las del adulador entre los animales domésticos.

No hay un bastón lo bastante duro para que me aparte de ti, mientras piense que tengas algo que decir.

Mira bien quién es tu enemigo, porque si por tal le tienes y no lo es, puede ser tu enemigo mayor.

Gente mucha, personas pocas.

Ojalá que todos los árboles trajesen este fruto.

Preguntaron a Tales qué era más difícil al hombre y contestó: conocerse a sí mismo.

La envidia es causada por ver a otro gozar de lo que deseamos; los celos, por ver a otro poseer lo que quisiéramos poseer nosotros.

En la casa de un hombre rico no hay más lugar para escupir que su cara.

Si tú aprendieras a comer lentejas no tendrías que ser sumiso y adular tanto al emperador.

Las mejores cosas se venden por muy poco precio y al contrario.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos. Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

La postura y la manera de respirar son sólo medios para obtener la iluminación.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

La iluminación es el final de la relación dolorosamente centrada en el yo.

La Iluminación Espiritual es comprender que todo ES, como debe SER.

Busca la iluminación y nuestra vida tendra un mejor sentido.

La iluminación siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

No se trata en absoluto de practicar la meditación o de buscar la Iluminación; se trata de mirar dentro de uno mismo, de ver dentro de nuestra propia Naturaleza.

Una practica diaria diligente es iluminación.

Ve al origen dónde procede la luz interior. ¡Entra en el estado de la Iluminación! Conviértete en el amo de la consciencia misma.

Es un estado de no saber, eso es la iluminación. Y cuando estás realmente inmerso en no saber y no querer saber, no puede haber ninguna experiencia. No hay tiempo para ninguna experiencia.

El ideal natural para el ser humano es la Iluminación, porque el ser humano verdadero, el individuo genuino, en el fondo, nunca se sentirá satisfecho con nada que no sea el estado de la Iluminación.

La iluminación espiritual no puede ser dado, quitado ni perdido, por lo tanto no tenemos que convertirnos ni en maestros ni en discípulos.

Descansa tus esperanzas en la base de la atención y haz tu morada en el principio de las cosas; sólo en medio del silencio esencial puedes encontrar la iluminación espiritual.

Los que entran en el camino con dianas y objetivos o tiene el apego a la idea de iluminación final o el despertar no puede avanzar.

Aquellos que perfeccionan sus mentes en los Factores de Iluminación, sin ataduras, deleitándose en el abandono de la avidez, esos, libres de corrupción, esclarecidos, alcanzan el Nirvana incluso en este mundo.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

La iluminación espiritual significa toda aniquilación consciente de uno mismo.

No es que menospreciemos la idea de lograr la iluminación, sino que lo más importante es el momento actual.

La iluminación se une a las energías colectivas útiles y centradas en el amor, lo bueno y lo verdadero.

La iluminación es una discontinuidad con el pasado. Recuerda: nunca te volverás iluminado; tendrás que abandonar. Sólo cuando abandonas, sólo cuando no estás en el camino, se produce lo nuevo.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

Lo que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se denomina ignorancia.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

Si su liberación se convierte en su única prioridad, todo se abrirá para usted. La iluminación no sucederá al margen.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

La iluminación no es un estado especial de perfección reservado para seres de otra dimensión.

La mente es el mayor obstáculo a la iluminación espiritual, ella te utiliza inconscientemente, te identificas con ella, eres su esclavo.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

No existe una diferencia fundamental entre la preparación para la muerte y la práctica de la muerte, y la práctica espiritual que conduce a la iluminación.

Tu alma en la unidad viviente alcanza la verdadera iluminación; unidad con Dios.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

Cultiva la atención consciente como factor de iluminación.

El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminación repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

Tienes que encender tu propia lámpara; nadie más te dará la salvación. El método simple para la iluminación es conocerse primero a sí mismo.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.

La iluminación está ahí aún antes de que la practiquemos. Ésta es la comprensión errónea. Los anteojos mismos son la iluminación y ponérselos es también la iluminación.

En la búsqueda de la iluminación espiritual te das cuenta de que quien realmente eres no ha sido nunca tocado por ningún concepto o idea religiosa.

Aunque la espiritualidad necesita incesantemente iluminación, no debe eludir la diversión de corazón de niño en el camino hacia su destino.

Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.

La existencia condicional es el asiento de la Iluminación, siempre que conozcas cómo es en realidad.

Mantén siempre tu mente tan luminosa y clara como el vasto cielo, el gran océano y el pico más alto: vacía de todo pensamiento. Mantén siempre tu cuerpo lleno de luz y calor. Llénate a ti mismo con el poder de la sabiduría y la iluminación.

No hacemos a la ligera la idea de la iluminación, pero lo más importante es este momento, no hay algún día en el futuro. Tenemos que hacer nuestros esfuerzos ahora mismo. Esto es lo más importante para nuestra práctica.

Los genuinos aspirantes a la auténtica Iluminación deberían primero interrogarse a sí mismos, para de ese modo descubrir su inherente luz espiritual.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.