LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

PORTADAS DEL ESCRITOR BODHIDHARMA

IMÁGENES DEL ESCRITOR BODHIDHARMA

FRASES COINCIDENTES

BODHIDHARMA

| FRASES | ESCRITOS |

Mientras buscas un Buda en otro lugar, nunca verás que tu propia mente es el Buda.

Mientras busques a Buda en alguna parte, nunca veras que tu propia mente es el Buda.

Los que viven en el pensamiento ilusorio, no saben quiénes son.

Si debe ser bendecido por un gran premio, como la fama o la fortuna, es el fruto de una semilla plantada por nosotros en el pasado.

Cuando el Tigre y el Dragón se encuentran en el cielo, el resultado siempre es incierto. Enseña rectitud a tus seguidores, permite que cada generación se levante y se mantenga viva.

Y el Buda es la persona que está libre: libre de planes, libre de cuidados.

Muchos saben el camino, pocos lo acaban recorriendo

Si tu mente es pura, todas las tierras búdicas son puras.

La verdad es que no hay nada que encontrar. Pero para alcanzar una comprensión tal necesitarás un maestro y deberás luchar para llegar a comprender.

Tu naturaleza es el Buda.

Nirvana significa no nacimiento y no muerte.

Para encontrar un Buda todo lo que tienes que hacer es ver a su naturaleza.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

La verdad es que no hay nada que encontrar.

Una vez que veas tu naturaleza, el sexo es básicamente irrelevante.

Los mortales liberan a los Budas y los Budas liberan a los mortales.

Si usas tu mente para estudiar la realidad, no entenderás ni tu mente ni la realidad. Si estudias la realidad sin la necesidad de utilizar tu mente, comprenderás ambos.

Si usas tu mente para buscar un Buda, no podrás ver el Buda.

El camino no tiene forma ni sonido. Es como cuando se bebe agua: sabes lo fría o caliente que está pero no puedes explicárselo a los demás.

Liberación significa no estar sujeto a la aflicción. No hay otra liberación

Pero mientras que el éxito y el fracaso dependen de las condiciones, la mente ni crece ni se desvanece.

Engaño significa la mortalidad. Y el conocimiento significa budeidad.

Cualquiera que sepa que la mente es una ficción y está vacía de cualquier cosa real, sabe que su propia mente ni existe ni no existe… los budas ni crean ni niegan la mente.

Si ves un buda, un dharma y concibes respeto hacia ellos, te relegarás a ti mismo al reino de los mortales.Si buscas la comprensión directa no te aferres a ninguna apariencia, sean las que sean, y lograrás el éxito.

La mente está siempre presente. Simplemente no la ves.

Liberarse uno mismo de las palabras es liberación.

No participar en la ignorancia es la sabiduría.

El desapego es iluminación porque niega las apariencias.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

No crear ignorancia es liberación, la no aflicción es el nirvana.

Cuando la mente deja de moverse, penetra en el nirvana. Nirvana es una mente vacía. Cuando no existe la ignorancia, los Buddhas alcanzan el nirvana. Cuando no existen las aflicciones, los bodhisattvas entran en el lugar del despertar.

La gente de este mundo están engañados. Ellos siempre están anhelando algo - siempre, en una palabra, buscando.

Liberarse de las palabras es la liberación.

No pensar en nada es Zen. Una vez que sabes esto, caminar, sentarse o tumbarse… todo lo que haces es Zen.

Para ir de mortal a Buda, tienes que poner fin al karma, nutrir tu conciencia, y aceptar lo que la vida trae.

No sufrir otra existencia es alcanzar el Camino.

Muchos caminos conducen a la ruta, pero en el fondo sólo hay dos: la razón y la práctica.

…ir a la raíz de la vida y la muerte.

El Dharma es la verdad de que todas las naturalezas son puras.

Muchos caminos conducen a la iluminación, pero en el fondo sólo hay dos: la razón y la práctica.

Buda significa la conciencia, la conciencia del cuerpo y mente, que evita que el mal se presente.

El buda es lo que está libre de toda forma.

Renunciar a ti mismo sin pesar es la mayor caridad.

El camino es básicamente perfecto. No se requiere perfeccionamiento.

Todos los fenómenos están vacíos.

Alcanzar la iluminación sin ver la propia naturaleza es imposible.

Vida y muerte son importantes. No sufras en vano.

Pero la gente engañada no se da cuenta de que su propia mente es el Buda. Lo buscan fuera.

Independientemente de lo que hacemos, nuestro karma no tiene dominio sobre nosotros.

Como mortales, somos gobernados por las condiciones, no por nosotros mismos.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

Cuando permanece así, atentamente consciente, examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje, la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.

La paz solo puede venir como una consecuencia natural de la iluminación universal y de la fusión de razas, y aún estamos lejos de esta dichosa realización.

La iluminación sólo puede suceder cuando estás tan en silencio, tan relajado, que casi no estás. Tan sólo un puro silencio, e inmediatamente la explosión, la explosión sin fronteras de tu alma luminosa.

Cuando abandonas la idea de la iluminación te das cuenta de aquello a lo que apunta la idea de la iluminación.

La insuperable y sublime Iluminación es, en esencia, inherente a cualquier persona.

La Iluminación es un estado de perfecta libertad, ausente de toda clase de limitación subjetiva.

Ora a Dios con lágrimas en los ojos cuando quieras iluminación o te encuentras frente a cualquier duda o dificultad. El Señor eliminará todas vuestras impurezas, aplacará vuestra angustia mental y os dará iluminación.

La iluminación será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

La iluminación espiritual es una trascendencia más allá de la mente.

No tengas la arrogancia de pretender que buscas la Iluminación; la Iluminación no puede verse.

La iluminación siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Cuando la mente de alguien que está feliz y cuyo cuerpo está calmado, está concentrada, aparece en él la concentración como factor de iluminación.

La iluminación es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

La experiencia de la iluminación proviene del esfuerzo sincero tanto del maestro como del discípulo.

Toda la gente rigurosa destruye su inteligencia y su cuerpo. Quienes alcanzan la iluminación lo han hecho en un estado relajado. La relajación es la tierra donde crecen las rosas de la iluminación espiritual.

El ámbito de su conocimiento son doctrinas que tienen como característica la meditación; en la acción, se alejan de la Iluminación y se confunden al hundirse en el polvo, quedando atrapados en él, incapaces de liberarse.

El Ideal de la Iluminación no es un ideal artificial, porque para el humano éste no es una imposición arbitraria externa, sino que corresponde con su propia naturaleza.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

La iluminación espiritual es una apertura radical hacia el regalo extraordinario de haber obtenido una experiencia humana.

La Iluminación Espiritual es desaparecer todo EGO, y toda preocupación.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

La meditación es un modo de vida. No es una actividad; es tu ser mismo. Tiene que ser constante, tiene que ser continua; tiene que serlo. Debe transformarse en una continuidad cristalizada. Sólo entonces se produce la iluminación; nunca antes.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

La iluminación espiritual es el estado extático donde la risa es todo lo que queda.

Cultiva el arrobamiento como factor de iluminación.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

Cuando la atención consciente es continua e inamovible, aparece en el monje, la atención consciente como factor de iluminación.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

Conocer a los otros es sabiduría conocerte a ti mismo es iluminación.

Sin duda, sin duda la Iluminación no existe; cualquier dogma es una ilusión.

El Buda dejó claro que las mujeres como los hombres podían alcanzar la iluminación. Las admitió en la orden monástica de ese entonces como bhikkhunis.

Aquel que a través de su estado de iluminación ya no diferencia entre el alma inmortal y la existencia, ni tampoco entre el universo y la existencia; a este hombre se le reconoce como un liberado en vida.

El ideal para todo el ser humano es la Iluminación, la Budeidad.

La iluminación no es más que la ausencia total de resistencia a lo que es. Fin de la historia.

La Iluminación es un estado de visión Trascendental, libre de toda ignorancia y puntos de vista erróneo.

Es imposible buscar la iluminación o el nirvana más allá de la mente. Tu mente es el nirvana. Puedes pensar que encontrarás un buda o la iluminación más allá de la mente, pero ese sitio no existe.

La iluminación es el final de la relación dolorosamente centrada en el yo.

La iluminación es el estado de la mente pura. Es conocimiento no dualista y se llama sabiduría primordial. Sus experiencias son auténticas; es decir, no tienen ilusión. La mente pura es libre y dotada de numerosas cualidades.

Os saludo, amigos míos, con el saludo de la paz y agradecido por vuestra paciencia al seguir mis escritos en «La iluminación» durante este tiempo.

En la sinfonía de la iluminación no hay religión, ni credo, es segura, te mantiene libre, sin apegos, sin control, te conducen a la armonía interior.

La intención última de Buda es conducir a todos los seres sintientes a la felicidad suprema de la iluminación mostrándoles el camino del amor supremo.

No es la búsqueda de estados mayores y mayores de felicidad y dicha lo que conduce a la iluminación, sino el anhelo de la realidad y la insatisfacción rabiosa con vivir algo menos que una vida plenamente auténtica.

No hacemos a la ligera la idea de la iluminación, pero lo más importante es este momento, no hay algún día en el futuro. Tenemos que hacer nuestros esfuerzos ahora mismo. Esto es lo más importante para nuestra práctica.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La iluminación es simplemente un reconocimiento, no un cambio.

La percepción clara y consciente del yo eterno es el único despertar o iluminación, es la única liberación ilusoria de una esclavitud ilusoria, es el despertar del sueño viviente.

Quien sepa que nada depende de nada habrá encontrado el Camino. Y quien sepa que la mente depende de nada siempre está en el lugar de la iluminación.

Despertar es salirnos del tiempo y del espacio, del pasado y del futuro, del lamento y la anticipación y de la búsqueda de diferentes estados y experiencias, incluso abandonar la búsqueda de la iluminación espiritual.

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.