La iluminación espiritual

Frases Teresa De Calcuta

Citas Teresa De Calcuta


Cristo se convirtió en el Pan de Vida porque comprendió la necesidad, el hambre que teníamos de Dios. Y nosotros debemos comer este Pan y la bondad de su amor para poder compartirlo.

La alegría es fuerza.

No necesitamos armas y bombas para llevar la paz, necesitamos amor y la compasión.

Por cada gota de dulzura que alguien da, hay una gota menos de amargura en el mundo.

Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo no es mas que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo.

No hay mayor pobreza que la soledad.

No siempre podemos hacer grandes cosas, pero si podemos hacer cosas pequeñas con gran amor.

Lo único que Jesús nos pide en todo momento es que nos entreguemos absolutamente a el, que confiemos en el plenamente, renunciando a nuestros deseos para cumplir con el camino que nos va trazando.

A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar seria menos si le faltara una gota.

Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido.

La oración ensancha el corazón, hasta hacerlo capaz de contener el don de Dios. Sin el, no podemos nada.

Si todo lo he recibido, ¿que merito nos cabe? Si estamos bien convencidos de esto, nunca alzaremos altaneramente la cabeza.

Los pobres tienen esperanza; te tienen a ti y a mi para que seamos su amor y su compasión.

La cosa mas importante no es lo que decimos nosotros, sino lo que Dios nos dice a nosotros. Jesús esta siempre allí, esperándonos. En el silencio nosotros escuchamos su voz.

La falta de amor es la mayor pobreza.

Seamos los servidores del pobre. Hemos de brindar al pobre un servicio generoso, sincero. En el mundo, a la gente se le paga por su trabajo. Sintámonos pagados por Dios.

El silencio de la mente y del corazón: la Virgen María conserva cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Este silencio la aproximo tanto al Señor que nunca tuvo que arrepentirse de nada.

Vive sencillamente para que otros puedan simplemente vivir.

No es tanto lo que hacemos cuanto el amor que ponemos en lo que hacemos lo que agrada a Dios.

Hoy día esta de moda hablar de los pobres. Por desgracia, no lo esta hablarles a ellos.

No permitas jamás que alguien llegue a ti, sin dejarle ir mejor y mas feliz.

Jamás he visto cerrárseme puerta alguna. Creo que eso ocurre porque ven que no voy a pedir, sino a dar.

No hay nada que sea pequeño a los ojos de Dios, y el mismo se tomo la molestia de hacerlas para enseñarnos como actuar. Por eso se transformaron en infinitas.

Espero que tengas: suficiente felicidad para hacerte dulce. Suficientes pruebas para hacerte fuerte. Suficiente dolor para mantenerte humano. Suficiente esperanza para ser feliz.

El dinero solo puede comprar cosas materiales, como alimentos, ropas y vivienda. Pero se necesita algo mas. Hay males que no se pueden curar con dinero, sino solo con amor.

La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría en derredor nuestro precisamos que toda familia viva feliz.

No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.

Dios no pretende de mi que tenga éxito. Solo me exige que le sea fiel.

Yo puedo hacer cosas que tu no puedes, tu puedes hacer cosas que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas.

Preferiría cometer errores con gentileza y compasión antes que obrar milagros con descortesía y dureza.

El amor comienza en casa, y no es lo mucho que hacemos… es cuanto amor ponemos en cada acción.

Cada obra de amor, hecha de todo corazón, acerca a las personas a Dios.

Si de verdad queremos que haya paz en el mundo… Debemos empezar por amarnos unos a otros en el seno de nuestro propio hogar.

El servicio mas grande que pueden hacer a alguien es conducirlo para que conozca a Jesús, para que lo escuche y lo siga; porque solo Jesús puede satisfacer la sed de felicidad del corazón humano, para la que hemos sido creados.

Nunca estarás tan ocupado como para no pensar en los demás.

La ciencia mas grande en el mundo, en el cielo y en la tierra; es el amor.

Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar. Amarnos los unos a los otros. Amar hasta el dolor.

El amor es una fruta de temporada en todo momento y al alcance de todas las manos.

La pobreza es el resultado de lo que hacemos tu y yo cuando no compartimos lo que tenemos.

Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunas vienen a nuestra vida como lecciones.

Aprendemos a través de la humildad, a aceptar humillaciones alegremente.

No deis solo lo superfluo, dad vuestro corazón.

Hay una cosa muy bonita: compartir la alegría de amar.

Para que el amor sea verdadero, nos debe costar. Nos debe doler. Nos debe vaciar de nosotros mismos.

El amor comienza en el hogar, y no es que tanto hacemos… Pero en realidad lo vale es que tanto amor ponemos en las acciones que hacemos.

Recuerden que la Pasión de Cristo desemboca siempre en la alegría de la Resurrección, para que cuando sientan en su corazón los sufrimientos de Cristo, tengan bien presente que luego llegara la resurrección.

Las personas son irracionales, inconsecuentes y egoístas. amalas de todos modos.

El camino a la santidad comienza dejándonos vaciar y transformar por el mismo Jesús, para que el llene nuestro corazón y podamos luego dar de nuestra abundancia.

[1/3]