LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







FRASES STUART WILDE

CITAS STUART WILDE

CITAS STUART WILDE

STUART WILDE

El amor que exhala la Luz de Dios es imparcial. No es un amor emocional.

En tiempos de crisis todos tenemos el potencial de transformarnos a un nuevo nivel, y de hacer cosas que nunca pensamos que fueran posibles.

El Silencio evita que nos veamos en una situación embarazosa.

La vida es una oración; es un diálogo. Estás proyectando y recibiendo energía; esa es la interacción entre tú y la Fuerza de Dios.

El Silencio es quietud, tranquilidad y calma.

Es un amor que no pide nada a a cambio. No tiene emoción ni juicio. Ese amor es la de extrema felicidad que procede de un sentimiento de pertenencia.

Debemos ver la belleza donde hay fealdad.

Tiempo de tranquilidad, serenidad y silencio debilita el poder del ego y hace a tu yo interior más especial. Es un bello equilibrio.

La vida, para muchos, es un vano intento de estar seguro en una dimensión que es intrínsecamente insegura.

La transferencia telepática de energía, es un diálogo silencioso que ofrece amor o aliento de algún tipo.

La fuerza divina, la enormidad de esa energía es indescriptible. Es exquisita más allá de las palabras. El amor y la compasión, no hay modo de comprender la cantidad de amor allí.

El cuerpo es finito. La muerte es la última contradicción. Es natural, por lo tanto, que la mayoría de la gente se sienta un poco insegura.

He observado los destellos de energía que pasan de una persona a otra y he visto a personas reaccionar a pensamientos que se proyectan hacia ellos.

Muchos no ven la serenidad como una disciplina, pero en el mundo moderno, has de trabajar duro para tener algo de tiempo para la tranquilidad y el silencio.

Los ricos se hacen más ricos. No sólo porque tienen excedentes con los que invierten, pero debido a la liberación emocional primordial que la experiencia de tener riqueza.

La comunicación silenciosa puede ser en forma de oraciones pronunciadas en silencio hacia las personas, o afirmaciones silenciosas.

Los que son víctimas de sus Egos, imponen su opinión sin escuchar al resto, en su diálogo existe competitividad, no dejan hablar, su trato cambia en función de la persona que tienen enfrente.

El amor que exhala la Luz de Dios es imparcial, es lo más bello que existe; es la Fuerza de Dios que está en todo.

Debemos creer en un dios que no podemos ver.

Para componer música, es tan necesario el sonido como el silencio.

Nuestro diálogo externo e interno viene del silencio, y se desarrolla y fortalece a través de la serenidad.

El Silencio, en definitiva nos lleva hacia nuestro autoconocimiento y nuestra plena aceptación de aprender y renovarnos.

Todo lo que necesitas es equilibrio, y el contentamiento, creatividad, amor y comprensión que fluyen del silencio.

Tranquilidad, serenidad y silencio, debilitan el poder del ego y hacen a tu yo interior más especial.

Desde las cosas bellas entenderás tu lugar espiritual.

Desarrollemos la autoestima, mientras que la gente nos critica y menosprecia.

El diálogo externo/interno viene del silencio, y se desarrolla y fortalece a través de la serenidad.

La actividad alimenta la personalidad con sus gratificaciones y hace que el ego se sienta importante.

El amor infinito de la Fuerza de Dios es un poder que no busca un fin o resultado particular.

La trascendencia no es más que aprender a aceptar las contradicciones de la vida sin resistencia.

La pobreza es la restricción y, como tal, es la injusticia más grande que puede cometer en ti mismo.

La concentración es una forma de amor; cuando te estás enfocando en una persona, estás en el acto de amarlos.

Proyecta tu amor en dirección a otra persona, tratar de golpearlos en el corazón con tu misil de amor.

Amemos en una dimensión donde hay tanto odio.

Sé silencioso. No hables a menos que la gente te pregunte.

Si tienes percepción, puedes ver a una persona en la calle y ver la historia de su vida allí misma; no digas nada.

Abracemos la amabilidad y las actitudes positivas cuando estamos rodeados de incertidumbre.

La Fuerza de Dios no tiene necesidades ni deseos. No manipula ni pide respuesta. Sólo es.

Las personas están en constante lucha en lugar de aceptar la extrañeza de la lección humana como una cosa hermosa.

He llegado a creer, al observar el estado etérico, que todos estamos en un diálogo subliminal silencioso entre nosotros.

Nos debemos beneficiar de nuestro silencio, y debemos huir de aquellas personas que con sus palabras lo único que hacen es estorbar, criticar y perseguir.

Dios debe tener un maravilloso sentido del humor, pues las contradicciones de la vida son impresionantes, divertidas y atractivas.

Espiritualidad es tener el Tao en tu corazón, abrazar las pequeñas cosas, la suavidad y el silencio, el Yin.

La vida es oración; diálogo donde proyectas y recibes energía; es interacción entre tú y la Fuerza de Dios.

La clave del éxito es elevar tu propia energía. Cuando lo hagas atraerás a la gente hacia ti de forma natural. Y cuando se pongan a tiro, ¡pásales la factura!

Hay que sentirse seguro a pesar de nuestras preocupaciones.

Sí, el heroísmo es nuestra condición más entrañable.

Al permanecer silentes los demás se interesan más por nuestros pensamientos.

No eres tus emociones o tu cuerpo, o tu personalidad y su ego. Eso es sólo una parte de lo que eres.

El amor de Dios es la clase de amor más bella que existe, incondicional, celestial, y omnipresente, porque la Fuerza de Dios está en todos los lugares.

Cuando sientas que te manipulan, deberás de dar un paso atrás, cuando te provoquen, deberás mantener el silencio y cuando corran, deberás de caminar.

Debemos ver abundancia cuando la gente habla constantemente de la escasez y la falta.

Desde lo bello fluye el poder silencioso, la gratitud, lo sagrado.

Abracemos el infinito dentro de un cuerpo mortal.

En los malos tiempos, generalmente los ricos se hacen más ricos.

El silencio y la tranquilidad son la manera en que rezas al Yo interior.

En el estado etérico, tienes la habilidad de entrar en la energía sutil de otra persona.

El caminar silencioso y la meditación, te mostraran la verdadera naturaleza multidimensional de esta realidad.

Descubramos la libertad donde el control es la religión del estado.

El Silencio, muy a menudo, permite a otros pedir algo mejor de lo que hubiéramos dicho nosotros mismos.

Mira el flujo y reflujo; observa tu diálogo interior y el lenguaje simbólico de la vida, y ofrece tus simples actividades humanas, tus momentos de silencio, en intercambio simbiótico de energía e información, de pedir y agradecer.

Vuélvete un observador silencioso de la vida y un compasivo observador de ti mismo.

Ten cuidado de no atorarte con percepciones dogmáticas de la espiritualidad.

El Poder del Silencio, no se encuentra con el aislamiento, sino precisamente con la aproximación a los demás, pero como seres independientes.

Permanece dentro del silencio, y si lo pierdes, regresa.

Tienes derecho divino a la abundancia, y si eres algo menos que un millonario, no has recibido lo que te toca.

FRASES POR AUTOR

1 A 50 50 A 75 75 A 100 + DE 100