LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

NOVEDADES MÁS RECIENTES

| FRASES GRÁFICAS | FRASE TEXTO |

CUENTO PARA HOY

ALEJANDRO MAGNO Y LA BOTELLA DE AGUA

FRASES Y CITAS HELEN KELLER

CITAS Y PENSAMIENTOS HELEN KELLER

CITAS Y PENSAMIENTOS HELEN KELLER

RESULTADOS PARA HELEN KELLER

HELEN KELLER

| FRASES | ESCRITOS |

La belleza surge porque existe la comprensión desde el alma que dé vida a estos elementos.

La belleza interior surge de un proceso espiritual ligeramente subordinado a las sensaciones.

La luz hace al hombre ver, percibir y creer.

No veras la oscuridad, si tu alma ve la luz.

Si una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero a veces miramos tanto tiempo la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros.

El miedo y la desconfianza son fruto del pánico de una tímida imaginación, que pueden ser vencidas por un corazón fuerte y una mente trascendental.

Uno no debe nunca consentir arrastrarse cuando siente el impulso de volar.

La vista es la función de los ojos, pero la visión es la función del corazón.

Mucha gente se hace una idea equivocada sobre la verdadera felicidad. No se consigue satisfaciendo los propios deseos, sino siendo fieles a un cometido que merezca la pena.

La seguridad es más que nada una superstición. La vida es una aventura atrevida o no es nada.

Lo mejor y lo más bonito de esta vida no puede verse ni tocarse, debe sentirse con el corazón.

La noche de la ceguera tiene también sus maravillas.

El proverbio árabe expresa una verdad admirable: Este es tu mundo, en el que te encuentras tú mismo.

¿Qué gran invento no ha existido en la mente del inventor durante mucho tiempo antes de llegar a darle una forma tangible?

Para mí, la base estuvo en la determinación de Anne , mi profesora.

La sutileza de nuestra visión no depende de cuánto somos capaces de ver, sino cuánto somos capaces de sentir.

Con mis tres fieles guías, el tacto, el olfato y el gusto, realizo infinidad de incursiones en la región limítrofe de la experiencia y visible desde la ciudad de la luz.

El conocimiento universal, en términos generales, es una concepción imaginaria.

A pesar de la sensibilidad en la percepción corpórea, mi espíritu me impulsa a usar palabras que se hallan íntimamente ligadas con la vista y el oído, aunque sólo puedo adivinar su significado por medio de sus analogías y mi imaginación.

Hay más significado en cada cosa en sí misma, que todas las cosas que puede abarcar la vista.

Si te has establecido una tarea difícil, pero tendrás éxito si perseveras, y encontrarás gran regocijo al superar los obstáculos.

A menos que, como las lilas, podamos alzarnos puros y fuertes por encima de un entorno sórdido, probablemente seremos unos débiles morales en cualquier situación.

El día más importante que recuerdo en toda mi vida es el día que conocí a mi maestra, Anne Mansfield Sullivan.

Soy sólo una persona. Pero aún soy una persona. No puedo hacer todo, pero puedo hacer algo. No voy a rehusar a hacer el algo que puedo hacer.

Cuando hacemos lo mejor que podemos, nunca sabemos qué milagro se produce en nuestra vida o en la de otros.

En una estatua hermosa encuentro tanto la perfección de la forma corpórea como las cualidades de integridad y equilibrio.

Sólo a través de la experiencia de prueba y sufrimiento puede el alma ser fortalecida, la ambición inspirada, y el éxito logrado.

La noche de la ignorancia y de la insensibilidad es la única tiniebla impenetrable.

Ten buen ánimo. No pienses en las fallas de hoy, sino en el éxito que puede venir mañana.

Ninguna de las frases que se han hecho sobre la luna y las nubes me entristece o aflige; sino que, por el contrario, transportan mi alma más allá de la realidad que limitó mi desdicha.

La cuestión más importante no es el tipo de entorno que tenemos, sino el tipo de pensamientos que elaboramos cada día, el tipo de ideales que seguimos; en una palabra, el tipo de hombres y mujeres que somos realmente.

Las personas sordas para el sentimentalismo, son las únicas que se atreven a marcar límites a la visión de los que, careciendo de uno o dos sentidos, poseen voluntad, alma, pasiones e imaginación.

El límite más remoto y al cual mi pensamiento irá libre de obstáculos es el horizonte de la mente. De éste, supongo, proviene el que se capta con la vista.

Multiplico por un millón de veces las medidas extremas de altura y ancho, que obtengo mentalmente con la ayuda del tacto, y de este modo alcanzo a tener un sentido profundo de la inmensidad del cielo.

Me han hablado de las grandes distancias que separan a la Tierra del Sol y de los otros planetas y estrellas.

Mientras atravieso el espacio continuo e infinito y siento el aire de cada lugar y a cada instante, mi rostro sólo percibe una parte pequeñísima de la atmósfera.

Las maravillas innumerables del universo nos son reveladas en la medida exacta con que somos capaces de recibirlas.

La forma, la proporción y el orden son elementos evidentes al tacto. Pero la belleza y el ritmo son, como el amor y la fidelidad, más profundos que éstos.

El día más importante de mi vida es aquél en que mi profesora, Anne Mansfield Sullivan, llegó a mí.

La energía emocionante del aire, que encierra en sí todo un universo, es cálida y arrobadora.

Cada átomo de mi cuerpo equivale a un registro de vibraciones. Diría que la música del órgano convierte en éxtasis los actos del sentimiento.

La Naturaleza se ajusta a las necesidades de cada individuo.

Hago una súplica a ustedes, Leones, que gozan del preciado sentido de la vista, ustedes que son de empuje, valerosos y bondadosos, quisieran ser paladines del ciego en la cruzada contra las tinieblas?

El hombre se busca y estudia a sí mismo, y a su debido tiempo encuentra su grado de extensión y el verdadero significado para sí del universo.

Cuando aprendí el significado del yo y el mi me enteré de que yo era algo y comencé a pensar.

En conclusión, yo también puedo construirme un mundo mejor, pues soy otra hija de Dios y, como tal, heredera de un fragmento de la Mente que creó el Universo.

Otras personas, aunque dispongan de unos oídos perfectos, son del todo sordas para el sentimentalismo.

Tengo una ventaja para mi alma. La belleza y el ritmo interior surgen de un proceso espiritual ligeramente subordinado a las sensaciones.

De acuerdo con todo arte, toda naturaleza y todo pensamiento coherente sabemos que el orden, la proporción y la forma son elementos esenciales de la belleza.

Donde hay un sonido muy sutil nada puede prevalecer entre éste y el silencio.

El infortunio de los ciegos es inmenso, irreparable. Pero no nos priva de compartir con nuestros semejantes la acción altruista, la amistad, el buen humor, la imaginación y la sabiduría.

La oscuridad y el silencio en lugar de apartarme del resto del mundo y encerrarme en mí misma, abren sus puertas, muy hospitalariamente, a las incontables sensaciones que me distraen e informan, amonestan y divierten.

Cualquier objeto tangible pasa en una forma completa a mi cerebro, no pierde su calor de vida en él y ocupa el mismo lugar que en el espacio ya que, sin egotismo, cabe decir que la mente es tan inmensa como el Universo mismo.

No existe una manera más hermosa de dar gracias a Dios por tu vista, que brindando una mano de ayuda a aquellos que por carecer de ella viven en la oscuridad.

¡Qué insignificante sería mi mundo sin la imaginación.

¡Cuántas veces viajamos por las mismas carreteras, leemos los mismos libros, hablamos el mismo idioma, y no obstante nuestras experiencias son distintas!

Mi mano es para mí lo que el oído y la vista juntos son para vosotros.

Difícil ser mujer, universitaria y discapacitada en Estados Unidos a principios del siglo XX; y más aún, siendo socialista.

La física me indica cómo puedo vivir cómodamente en un mundo en el cual se desconocen el color y el sonido.

No hay rey que no haya tenido un esclavo en sus antepasados, ni esclavo que no haya tenido un rey entre los suyos.

Lo único peor a no tener vista es no tener visión.

Entre no ver y no oír sin ninguna duda es mucho peor no oír pues no ver te incomunica con los objetos pero no oír te incomunica con las personas y eso te convierte en un objeto.

La vida o es una aventura atrevida o no es nada.

Si conservas tu rostro dirigido al sol, nunca verás las sombras.

Los libros me hablan sin impedimentos de ninguna clase.

Muchas personas a pesar de poseer una vista excelente, son ciegos en sus percepciones.

¡Qué interesantes y encantadores son los juegos del cielo, el agua y la tierra…, precioso espejo donde se refleja ese otro mundo más alto que es la meta de nuestra fe y nuestros sueños!

Las personas no pueden ser desarrolladas en la sencillez y el silencio. Sólo a través de probarse a si mismo y la experiencia del sufrimiento, pueden ser el espíritu fortalecido, la ambición inspirada y el éxito conseguido.

No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara.

La felicidad no viene de fuera, viene de dentro.

Las mejores y más bellas cosas del mundo no pueden verse ni tocarse, deben sentirse con el corazón.

Nos corresponde a nosotros orar no por tareas iguales a nuestros poderes, sino por poderes iguales a nuestras tareas, seguir adelante con un gran deseo golpeando para siempre a la puerta de nuestros corazones mientras viajamos hacia nuestra meta distante.

Tu éxito y felicidad están en ti. Decide mantenerte feliz, y tu alegría y tú seréis un anfitrión invencible contra las dificultades.

La Biblia para mí una profunda y reconfortante sensación de que «las cosas son que se pueden ver son temporales y las cosas invisibles son eternas».

No soy la única, pero aún así soy alguien. No puedo hacer todo, pero aún así puedo hacer algo; y justo porque no lo puedo hacer todo, no renunciaré a hacer lo que sí puedo.

Las cosas mejores y más hermosas se deben sentir con el corazón.

Todos los actos de mi vida dependen de mi mano como de un eje central. A ello le debo mi continuo contacto con el mundo exterior. También es mi mano la que me permite salir del aislamiento y de la oscuridad.

La forma, la proporción y el orden están imposibilitados de engendrar por sí solos en la mente la idea abstracta de la belleza, a menos que exista ya una comprensión mutua de alma que dé vida a estos elementos.

Los que estamos de luto no estamos solos. Pertenecemos a la compañía más grande del mundo: la compañía de quienes han conocido el sufrimiento.

No quiero la paz que sobrepasa todo entendimiento, quiero la comprensión que trae paz.

La vida es una sucesión de lecciones que deben ser vividas para ser entendidas.

La felicidad es el final perfecto y fruto de la obediencia a las leyes de la vida.

No hay rey que no haya tenido un esclavo entre sus antepasados, ni esclavo que no haya tenido un rey entre los suyos.

Lo que estoy buscando no está ahí afuera, está en mí.

La muerte no es más que pasar de una habitación a otra. Pero hay una diferencia para mí, ¿sabes? Porque en esa otra habitación podré ver.

Las mejores y más bellas cosas en el mundo no se pueden ver ni siquiera tocar, deben ser sentidas con el corazón.

El optimismo es la fe que conduce al logro. Nada puede hacerse sin esperanza y confianza.

La fe es la fuerza por la cual un mundo destrozado emergerá a la luz.

La literatura es mi Utopía. No hay barrera de sentidos que me pueda quitar este placer.

¡Qué interesantes y encantadores son los juegos del cielo, el agua y la tierra…, precioso espejo donde se refleja ese otro mundo más alto que es la meta de nuestra fe y sueños!

No te preocupes por lo que has perdido, abre los ojos ante las nuevas oportunidades que tienes justo delante de ti.

Una vida feliz no consiste en la ausencia, sino en el dominio de las dificultades.

El carácter no puede ser desarrollado en tranquilidad y quietud. Solo a través de la experiencia de la prueba y el sufrimiento se puede fortalecer al alma, inspirar ambición y lograr el éxito.

El mundo está lleno de sufrimiento, pero también de superación.

La experiencia es el mejor maestro.

La lealtad o la fidelidad no son más que un remedo, si no nos sirven para construir un mundo indeciblemente más perfecto y más bello que el material.

Se me ha dado tanto que no tengo tiempo para reflexionar sobre lo que se me ha denegado.

Todo llega a esto: la forma más fácil de ser feliz es hacer el bien.

Nunca podríamos aprender a ser valientes y pacientes si hubiera solamente alegría en el mundo.

Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos.

La muerte no es más que pasar de una habitación a otra. No obstante, hay una diferencia para mí, ¿sabes? Porque en la otra habitación podré ver.

La literatura es mi Utopía. No hay barrera de sentidos que me pueda quitar este placer. Los libros me hablan sin impedimentos de ninguna clase.

No es necesario, como se cree generalmente, renunciar a los placeres naturales antes de poder conquistar los espirituales. Por el contrario, lo disfrutamos con más exquisita fruición a medida que crecemos interiormente.

La vida es una aventura atrevida o nada en absoluto.

A veces pensamos que no hay Dios, porque de haberlo, habría creado al hombre incapaz de pecar. ¡Como si alguien quisiera ser autómata!

En el maravilloso reino de la mente he de ser libre como los demás.

En estos oscuros y silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida para un propósito que no conozco, pero un día lo entenderé y entonces estaré satisfecha.

La persona más patética en el mundo es aquella que tiene vista pero no visión.

Ningún pesimista ha descubierto nunca el secreto de las estrellas, o navegado hacia una tierra sin descubrir, o abierto una nueva esperanza en el corazón humano.

La tiranía no puede derrotar el poder de las ideas.

Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos.

Nunca baje su cabeza. Manténgala alta. Mire directo a los ojos.

A la gente no le gusta pensar, si uno piensa, uno debe llegar a conclusiones. Las conclusiones no siempre son agradables.

Yo anhelo realizar una tarea grande y noble, pero es mi deber principal realizar las tareas pequeñas como si fueran grandes y nobles.

¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar?

El carácter no puede ser desarrollado en tranquilidad y quietud. Sólo a través de experiencias de juicio y sufrimiento se puede fortalecer el alma, despejar la visión, inspirar ambición y lograr el éxito.

Las mejores y más bellas cosas del mundo no pueden verse ni tocarse. Deben sentirse con el corazón.

El mundo está lleno de sufrimiento pero también de superación del mismo.