Frases Habito

Citas Habito


El único problema al salir e ir a algún lugar es que te llevas contigo. Llevas tus hábitos y patrones vibratorios contigo.

La libertad de espíritu te aleja de la rutina antifilosófica y el habito embrutecedor del ambiente.

Ocupamos el templo con el dios Mercado, el nos organiza la economía, la política, los hábitos, la vida y hasta nos financia en cuotas de tarjeta la apariencia de felicidad.

¿Donde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?

Tenemos el habito de suponer como los demás piensan, sienten y actúan. Y lo peor es que reacciónanos emocionalmente a esta idea porque pensamos que es cierta.

Las enseñanzas orales deben acomodarse a los hábitos de los oyentes.

La calidad no es un acto, es un habito.

Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta.

La excelencia moral es resultado del habito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía.

Todas las acciones humanas tienen una o mas de estas siete causas: azar, naturaleza, compulsiones, habito, razón, pasión, deseo.

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un habito.

Todo cuanto deseamos honestamente se reduce a estos tres objetos principales, a saber, entender las cosas por sus primeras causas, dominar las pasiones o adquirir el habito de la virtud y, finalmente, vivir en seguridad y con un cuerpo sano.

Cuando la estabilidad se hace un habito, la madurez y la claridad siguen.

Si tengo el habito de esperar a los demás, me quedare atrás.

No hay nada mas terrible que el habito de la duda. La duda separa a las personas. Es un veneno que se desintegra amistades y rompe las relaciones agradables. Es una espina que irrita y daña; es una espada que mata.

No hay nada mas terrible que el habito de la duda. La duda separa a la gente. Es un veneno que desintegra las amistades y rompe relaciones agradables. Es una espina que irrita y duele; Es una espada que mata.

Todo habito requiere de todas sus partes para funcionar. Si alguna de esas partes desaparece, el habito se desarma.

Contemplar es acceder a lo natural; por eso ha de ser sencillo, aunque a partir de nuestros hábitos nos parezca complicado.

Nunca podría haber logrado lo que logre sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia; sin la determinación de concentrarme en una sola tarea a la vez.

Cuando nos encontramos con verdadera tragedia en la vida, podemos reaccionar de dos maneras: con la perdida de la esperanza y caer en hábitos autodestructivos, o usando el desafío para encontrar nuestra fuerza interior.

La infancia y la adolescencia constituyen una autentica oportunidad para asimilar los hábitos emociónales fundamentales que gobernaran el resto de nuestras vidas.

Las personas con habilidades emociónales bien desarrolladas tienen mayores posibilidades de ser alegres y eficientes en la vida, y serán capaces de cultivar los hábitos mentales que mejoran su productividad.

Cada día nos enfrentamos a miedos de formas diversas: expresando nuestros sentimientos, rompiendo un viejo habito, o tomando el riesgo de ser diferentes.

El habito es el problema. Todo lo que necesitas es tomar consciencia de tus elecciones… y responsabilizarte por tus acciones.

Cultiva el habito de agradecer todo lo bueno de la vida, no dando nada por sentado, ni siquiera las cosas pequeñas.

Todos los hábitos mentales están asociados con el patrón de respiración. Cambia el patrón de respiración y la mente cambiara inmediatamente, instantáneamente. Inténtalo.

Tus hábitos de atención e interpretación dan lugar a unas creencias profundamente arraigadas, las cuales corresponden a las interpretaciones que consideras ciertas. Las creencias moldean la biología.

Nada debe reformarse tanto como los hábitos de la gente.

Con la experiencia de la edad, he aprendido a controlar este habito de simpatía que deforma la verdad.

El cambio de milenio nos va a traer cambios positivos significativos en nuestros sistemas educativos, gubernamentales, legales y de telecomunicaciones. Nuestros hábitos alimenticios cambiaran drásticamente, así como las expectativas de vida.

Convierte en un habito preguntarte a ti mismo: ¿Que pasa dentro de mi en este momento? Esta pregunta te orientara en la dirección correcta. Pero no analices, simplemente observa.

Si consigues abandonar tus propios hábitos y confiar en la llegada de la inspiración, veras como sucede.

El abandonar los hábitos, hacerse a un lado y observar el propio proceso respiratorio equivale a convertirse en un canal de inspiración.

El ser humano pueda generar por si mismo salud, vida, paz, alegría y Amor, basándose en hábitos saludables y en actos conscientes de Amor.

El cuerpo se auto cura con hábitos de vida saludables y actos conscientes de Amor.

Sea tu propio cuerpo el habito remendado, el Verdadero Nombre tu cayado.

Uno de los hábitos mas peligrosos de los hombres políticos mediocres es prometer lo que saben que no pueden cumplir.

Concede a tu espíritu el habito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia.

No hay energía para cambiar el habito mas pequeño. Esa energía se disipa en el conflicto interno por no sustituir las viejas ideas con las nuevas.

Si deseas obtener un nuevo resultado, debes suprimir el habito de ser el mismo de siempre y reinventarte.

Si deseas obtener un nuevo resultado, debes suprimir el habito de ser el mismo de siempre (reaccionar igual), y reinventarte.

Un sueño se vuelve realidad como resultado de tus acciones y tus acciones están controladas, en gran medida, por tus hábitos.

La pregunta mas importante que podemos hacer con cualquier habito, la conducta o la acción es: Esto contradice el.

Comienza a hablar solo cosas buenas de las personas y hazlo un habito. Te invito a que cambies, y la recompensa llenara tu vida de luz.

Ocupamos el templo con el dios Mercado, el nos organiza la economía, la política, los hábitos.

Cuando su imagen se disperse, regrésela a la contemplación de su meta. Conviértalo en un habito. Con esto se disciplina la mente.

Usted debe escoger la felicidad. La felicidad es un habito.

Usted tiene la libertad de escoger. Puede obtener un habito bueno o malo. La plegaria es un buen habito.

[1/4]