LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

NOVEDADES MÁS RECIENTES

| FRASES GRÁFICAS | FRASE TEXTO |

CUENTO PARA HOY

EL MONJE Y LA MUJER HERMOSA

FRASES Y CITAS CARL SAGAN

CITAS Y PENSAMIENTOS CARL SAGAN

CITAS Y PENSAMIENTOS CARL SAGAN

CARL SAGAN

| FRASES | ESCRITOS |

Seguía pareciendo, con su frente delicada y su rostro pálido e inteligente, un ser especial, elegido para tener un destino distinto al de los demás.

Los médicos cortan, queman, torturan. Y haciendo a los enfermos un bien, que más parece mal, exigen una recompensa que casi no merecen.

El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar.

A los verdaderos hombres no les pertenece nada. El tiempo y el dinero pertenece a los mediocres y superficiales.

El contacto diario con la tierra, sus plantas y sus animales habían despertado en mí pocas cualidades sociales.

Así sucedió, que a eso de la una me escabullí para marcharme, era una derrota, un retroceso al lobo estepario.

De nuevo tuve la convicción de que yo no estaba hecho para la vida hogareña y reposada entre los hombres.

Lo bueno de ser una celebridad es que, cuando la gente se aburre contigo piensa que la culpa es suya.

Lo bueno de ser una celebridad es que, cuando la gente se aburre contigo, piensa que la culpa es suya.

Una celebridad es una persona que es conocida de muchas personas a las que se alegra de no conocer.

La sabiduría muchas veces consiste en saber cuál es el siguiente paso que hay que dar.

Lee los buenos libros primero; lo más seguro es que no alcances a leerlos todos.

Las matemáticas no mienten, lo que hay son muchos matemáticos mentirosos.

Y entonces tuve la seguridad de que nunca sería nativo de ningún lado.

Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.

La adulación en un amigo verdadero es una cosa monstruosa.

El cielo, el infierno y el mundo entero, está en nosotros.

Casi todos los médicos tienen sus enfermedades favoritas.

La salud humana es un reflejo de la salud de la tierra.

El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito.

Nadie cambia si no siente la necesidad de hacerlo.

Una sabiduría múltiple no enseña la cordura.

Es usted un poeta, dijo la muchacha.

Temías perderla y la has asesinado.