Cuento del emperador con moraleja

POR: JBN LIE

Imagen; Cuento del emperador con moraleja; Jbn Lie

LA PROMESA

Un emperador estaba por salir de su palacio para dar un paseo matutino, cuando, a las puertas del mismo, se encuentra con un mendigo.

Suponiendo el pedido de una limosna, le preguntó:

El mendigo lo miró y le dijo:

El emperador le respondió:

Y el mendigo le dijo:

El emperador, comenzando a molestarse, insistió:

El mendigo le dijo:

Y Llamó a uno de sus servidores y le dijo:

El rumor de esta escena corrió rápidamente por toda la ciudad y entonces una gran multitud se reunió en el lugar, poniendo en juego el prestigio del emperador.

Entonces el emperador le dijo a sus servidores:

Era el atardecer y habiendo quedado el emperador ya sin ninguna cosa que colocar en la bolsa del mendigo(habiendo llegado incluso a desprenderse de joyas que habían pertenecido a su familia por siglos), se tiró a los pies del mendigo y, admitiendo su derrota, le dijo:

El mendigo le dijo: