LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL







ASCENDER CON LA MEDITACION DE FOCO ABIERTO

POR: GEORGES GURDJIEFF

Ascender con la Meditación de Foco Abierto es captar, sin más, desde la conciencia. Captarlo y ya está, no hay que juzgar, solo dejar que suceda.

Imagen Ascender con la Meditacion de Foco Abierto

MEDITACIÓN PARA ASCENDER

La meditación de Foco Abierto es para ascender meditando.

La practica de la técnica que hoy llamamos foco abierto, y que ha tenido muchos nombres a lo largo de los milenios que se viene practicando, te pondrá en contacto con lo trascendente, con tu ser real, con el Tao. Sin necesidad de intermediarios ni accesorios.

Comienza a practicar desde ya, la técnica de foco abierto pues esta practica es el equivalente en meditación al asenso en la montaña, y complementa y afina todas las demás técnicas que encontraras por el camino.

La técnica de foco abierto esta diseñada para que consigas la percepción directa, sin pasar por los contenidos mentales. Para estimular el desarrollo de la conciencia. Pero la mayoría de las personas pierden la capacidad de observación directa hacia los 7 años por efecto del proceso de socialización.

Uno de los objetivos de la practica de la técnica de foco abierto es recuperar en lo posible observación directa que te permite recuperar la visión directa de la realidad. Simple, debes desfocalizar para dar la misma calidad y cantidad de atención a todos los puntos del campo visual.

FOCO ABIERTO

«Observa en foco abierto y veras tu espacio es dinámico y no estático y veras como cualquier cosa es posible, según como lo veas». Georges Gurdjieff

Mientras estás leyendo estas líneas, tu atención está concentrada en ellas. Tu atención está dirigida a captar el significado de las frases escritas en la pantalla de tu monitor. Estás focalizando tu atención en la pantalla.

En Meditación, y concretamente en esta Técnica Zen, trataremos de conseguir el tipo de atención inverso al que estás utilizando ahora. Ahora estás focalizando, y trataremos de desfocalizar. El paso de focalización a desfocalización, la eliminación del deseo de ver algo en concreto, provocará la liberación de la energía retenida por el proceso de la atención, aumentando el nivel de consciencia.

En consecuencia al aumentar el nivel de consciencia aparecerá “El Testigo”, que es el primer escalón en el desarrollo del pleno nivel de consciencia humano que permite aun estando en cualquier lugar, a cualquier hora o realizando cualquier tipo de actividad, poder practicar esta técnica de Meditación de Foco Abierto.

Ni necesitamos ni nos estorban velas, cristales, mándalas, imágenes o incienso. Simplemente desfocalizamos. Damos la misma cantidad y calidad de atención a todos los puntos de nuestro campo visual.

Ahora, no centremos la atención en un punto o área de nuestro campo visual, sino en todos los puntos. El Prestidigitador, atrae nuestra atención hacia una de sus manos y, con la otra, realiza el truco. Pero, si no focalizas, si permaneces en Foco Abierto, verás ambas manos, y el truco.

Un día le preguntaron a Boddhidharma, el fundador de la técnica Zen: Maestro, ¿Cuál es el mayor obstáculo para la Iluminación? Boddhidharma, que estaba meditando, no contestó, y siguió en su meditación.

Su respuesta fue bien clara: Hay que practicar. El mayor obstáculo para La Iluminación Espiritual es posponer la práctica para después. Prueba ahora mismo. Frente a lo que estés observando, desfocaliza e incluye en tu atención todos los puntos de tu campo visual. Permanece ahí, sin fijar tu atención en ningún punto concreto dos o tres minutos.

Cuando te acuerdes, en el curso de tu vida normal, introduce el Foco Abierto. Un par de veces al día, al despertarte y antes de dormir, siéntate a practicar la desfocalización, durante unos 10 minutos. No es necesario más. Para los practicantes de Tai Chi Chuan y de Chi Kung, introducir Foco Abierto durante su práctica dará una nueva dimensión a ésta.

Decíamos, pues, que la técnica de foco abierto no necesita de ningún accesorio para su práctica, y que puede llevarse a cabo en cualquier sitio y en cualquier situación. Pero, si estás empezando, te ayudará el seguir estas pautas, al menos durante el primer mes de práctica:

  • Siéntate 1 vez al día, no más de 20 minutos ni menos de 10, espalda recta.
  • Procura colocar tu cuerpo en una postura cómoda y relajada.
  • Si te sientas en una silla, mantén los pies planos en el suelo.
  • Si te sientas en el suelo, la postura del loto es muy adecuada.
  • Siéntate mirando al Este.
  • En cualquier postura que adoptes, relaja tu cuerpo.
  • Deja que tu respiración sea tranquila y suave y se regule por sí sola.
  • Comienza a practicar la desfocalización o foco abierto. Da la misma importancia a todos los puntos de tu campo visual. Procura no centrar tu atención visual en nada en concreto.
  • Si te distraes y focalizas en algo, sea interno (ideas) o externo (luces, colores, formas, sonidos) no te culpes. Simplemente vuelve a la desfocalización.
  • Los primeros días es bastante difícil. No te desanimes y practica al menos una vez cada día.
  • Si te es posible, al principio de tu práctica, medita en la naturaleza; esto lo facilita, pero no es imprescindible.
  • El silencio ayuda, pero no es imprescindible.
  • Si tu mente interrumpe tu práctica con frecuencia, no te preocupes; es normal.
  • Toma nota de la interrupción y vuelve a la desfocalización.
  • Cuanto más a menudo te interrumpa tu mente, más beneficios obtendrás con la práctica. Persevera.
  • Tras un mes de práctica deberías ser capaz de obtener períodos de al menos un minuto de silencio mental y de desfocalización ininterrumpida.
  • Cuando esto suceda, comienza a practicar la desfocalización siempre que te acuerdes, en cualquier lugar o situación.
  • Recuerda que la práctica no puede ser sustituida con la charla.
  • Si eres practicante de artes marciales o de Tai Chi Chuan, introduce el foco abierto durante el tiempo que dediques a tu práctica.

REFORZAR EL FOCO ABIERTO

Ejercicio para ganar experiencia en el uso del Foco Abierto.

Foco Abierto es un ejercicio meditativo, en quietud y silencio. Consiste en sentarse, sostenidos de forma estable sobre la propia base, en un buen contacto con el suelo, también puede hacerse sentado en silla. Y desde esta actitud de arraigo y estabilidad, tender hacia lo alto, con la columna derecha y hombros relajados, y con sentido de presencia. Las manos recogidas en un gesto de unión, la cabeza ligeramente inclinada hacia delante y la mirada posada en el suelo con foco abierto que es la postura que conocemos del sabio.

Hay dos conceptos importantes presentes en esta Meditación de Foco Abierto: la percepción y la conciencia. Lo que trabaja esta meditación es captar algo, sin más, desde la conciencia. Captarlo y ya está, no hay que juzgarlo ni hay que desarrollar pensamientos sobre lo que se ve. Dicho de otra manera, la técnica del foco abierto está diseñada para conseguir la percepción directa sin pasar por los contenidos mentales para estimular el desarrollo de la conciencia. Esta meditación aumentará tu campo de visión y la puedes practicar incluso paseando. También la puedes practicar con el sentido del oído. Cierras los ojos e intentas percibir todos los sonidos que te rodean.

Este tipo de práctica de Foco Abierto permite que la atención a diferentes focos que surgen de manera espontánea y natural en el campo de nuestra conciencia. Tal vez podemos observar por un momento la respiración, luego una sensación corporal, o un sonido, incluso un pensamiento o emoción. Y aunque el foco no es un solo objeto, nos permite también cultivar la atención del momento presente, y entender cómo funciona la mente, al observar sin juicios lo que surge naturalmente en nuestra conciencia y con la misma curiosidad observarlo mientras permanece. Para algunas personas es más fácil practicar este tipo de meditación ya que no se siente forzado a mantenerse en un solo objeto.


TE PUEDE INTERESAR