LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE
ESCRITOS Y CUENTOS PARA EL CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO INTERIOR

 

GRÁFICOS ESCRITOR MOOJI

IMÁGENES ESCRITOR MOOJI

FRASES COINCIDENTES

MOOJI

| FRASES | ESCRITOS |

Supera sin orgullo.

Atestigua sin juzgar.

Cuando miramos con los ojos del ser todo se ve divino. Se ve la perfección en la aparente imperfección.

En todo el ruido incesante de la mente, el despierto permanece imperturbable, permaneciendo sin esfuerzo en el silencio del Ser.

Quédate quieto y conoce la magnificencia de la intuición «yo soy» tu verdadero ser, testigo y presencia consciente. Reconoce tu propio Ser y sé feliz.

Sé tan persistente como el ego parece ser. Cuando finalmente hayas realizado al Ser inmutable, el ego desaparecerá.

Yo soy, yo existo. Es la auto-indagación del ser y el conocimiento más natural. La sensación de existir se siente espontáneamente en ti como «yo soy».

Un ser despierto permanece neutral ante la alabanza y el reproche.

Sé sin auto-definirte.

Ríe sin cinismo.

Enfrenta sin odio.

El ser pretende engañarse a sí mismo. Después de olvida de su propio juego. La mente por sí misma no tiene poder para engañar o confundir a la Eseidad , sin la cooperación de la propia Eseidad. Es una relación.

Estate al completo servicio de las necesidades del momento, incluso si para la mente se siente como inconveniente. No esperes que otra persona haga lo que realmente es tu deber en ese momento.

Sentir cómo es habitar en el cuerpo cuando ya no se está al servicio de la mente. ¡Resulta increíble la facilidad y la naturalidad con las que fluye la vida!

Recibe sin poseer.

Parte sin arrepentirte.

Superioridad, juicio y sentencia. Estas son las trampas del ego.

Descansa, pero no seas holgazán, complaciente contigo mismo ni perezoso.

Desafía sin dominar.

Reflexiona sin imaginar.

Discierne cuándo está bien expresarse sobre las cosas que te molestan. No protejas aquello que te está quitando la paz mental.

Ábrete a aceptar sugerencias y guías sinceras. Esto ayuda a madurar y a refinar tanto a ti como a la comunidad.

En el corazón de la vida, existe lo siempre perfecto. No puedes mejorar lo que ya es perfecto. Solo puedes descubrirlo.

Esfuérzate por descubrir la inmensidad del amor impersonal, que no tiene ego, y que sostiene, abraza y nutre el mundo entero.

Relaja sin flojera.

Guía sin superioridad.

Vive sin arrogancia.

Un ser despierto permanece neutral ante ambos, la alabanza y el reproche.

Da sin demandar.

Cuando miramos con los ojos del Ser todo se vuelve divino. Cuando uno experimenta la Verdad no es que este mundo sea reemplazado por otro, lo mismo está aquí pero los ojos han cambiado, ven la perfección incluso en la aparente imperfección.

Cuando miramos con los ojos del Ser todo se vuelve divino. Ven la perfección incluso en la aparente imperfección.

Es suficiente que despiertes con claridad y convicción a la Verdad inmutable que ya eres.

Recurre a la fuerza de la comunidad espiritual, que está aquí en completo apoyo a tu libertad.

Si miramos con los ojos del ser todo se vuelve divino. Vemos la perfección incluso en la aparente imperfección.

Toda la Realidad Suprema es como el astro sol, que solo siendo hace posible que la vida responda a la luz.

Sirve sin egocentrismo.

El despierto permanece en el silencio del Ser al ruido incesante de la mente.

«Yo Soy» Es la inmaculada concepción con la fuente suprema en el despertar de este dormir, es aquello que ve verdaderamente, es conciencia sin asociación.

Cuando la conciencia dinámica se identifica con el cuerpo-mente, el resultado es el egoísmo, que es la raíz y causa de todo sufrimiento.

El despierto permanece sereno y en armonía al ruido incesante de la mente.

En la más elevada verdad tienes toda la atención. El Satsang, es el testigo de tu estado interior más puro, no cuando surge la mente y el pensamiento.

Si te doy toda mi sabiduría y todo mi amor igualmente tengo toda mi sabiduría y todo mi amor porque lo no-material es fuente inagotable.

Corrige sin culpar.

Llora sin piedad.

Sé rápido para perdonar. Es verdadera sabiduría no juzgar ni a los otros ni al mundo. Sé vacío y puro de mente, con el corazón lleno de compasión.

Percibe sin proyectar.

Reconociendo lo falso, no tienes que buscar lo real, porque lo falso es visto desde la base de lo real.

Goza sin ansiar.

El ego es la mancha más difícil de eliminar, pero puede trascenderse indagando en la naturaleza del verdadero Ser.

La Divinidad está justo aquí, justo ahora, sal por fin de la jungla limitada de la mente. Descubramos esta Verdad.

FRASES PALABRA ILUMINACIÓN

ILUMINACIÓN

| FRASES | ESCRITOS |

El aquí y el ahora nunca se te volverá a escapar si tienes una comprensión correcta de La Iluminación en el Zen, un entendimiento que te dará paz y calma.

Estudiar los Cuerpos Sutiles del ser humano y el alma a través de la ciencia espiritual es esencial para el crecimiento y la iluminación espiritual.

Iluminación: estás constantemente buscando un nuevo terreno donde no sabes cómo caminar, eso es un proceso espiritual.

Cultiva la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Cuando permanece así, atentamente consciente, examinando e investigando el Dharma, aparece en el monje, la investigación de las cualidades como factor de iluminación.

Dentro del espíritu renovador de la página de LA iluminación de buscar la paz espiritual examinando temas que aparentemente son en extremo polémicos.

Ora a Dios con lágrimas en los ojos cuando quieras iluminación o te encuentras frente a cualquier duda o dificultad. El Señor eliminará todas vuestras impurezas, aplacará vuestra angustia mental y os dará iluminación.

Comprender la existencia armoniosa del aquí y el ahora es la esencia del Dharma y la espiritualidad. El Dharma es un camino a La Iluminación Espiritual.

Cuando uno trata de lograr la iluminación, se crea karma que nos gobierna y se está perdiendo el tiempo en prácticas.

Aunque la espiritualidad necesita incesantemente iluminación, no debe eludir la diversión de corazón de niño en el camino hacia su destino.

Debemos lograr la iluminación antes de lograr la iluminación. No es después de haber logrado la iluminación cuando comprendemos su verdadero significado. La intención de hacer algo es de por sí la iluminación.

Cuando un hombre ha alcanzado el samadhi, la iluminación definitiva, la unión con Dios, ser uno con Dios. No vuelve a nacer, alcanza la vida eterna.

Tu alma en la unidad viviente alcanza la verdadera iluminación; unidad con Dios.

Como para los niños Santa, no importa si la iluminación o la salvación que se ofrece son reales o no, siempre y cuando la creencia en ello sí lo sea.

En realidad el reino de los cielos existe en nuestro interior, y por eso toda alegría y toda felicidad sale de nuestro interior. No va a rescatarnos nadie. Al experimentar el amor verdadero y alcanzar la iluminación, nos salvaremos nosotros mismos.

Un hombre común busca la libertad a través de la iluminación. Un hombre iluminado expresa la libertad a través de ser ordinario.

Por iluminación entiendo el creer en la nada, creer en algo sin forma ni color que está dispuesto a tomar forma o color.

El fenómeno de la iluminación, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Rotar sobre su propio eje no es el único movimiento para el alma humana. También está su giro alrededor del Sol de una iluminación inagotable.

Tratar de encontrar un buda o la iluminación es como tratar de coger el aire

La percepción clara y consciente del yo eterno es el único despertar o iluminación, es la única liberación ilusoria de una esclavitud ilusoria, es el despertar del sueño viviente.

Para tener buena salud, encontrar la felicidad verdadera en la familia y traer paz a todos, el hombre debe primero controlar su propia mente. Si lo logra, habrá llegado a la iluminación, y toda la sabiduría y virtud vendrán naturalmente a él.

Todo el camino espiritual se puede describir en el contexto del refugio. La perfección del refugio es la Iluminación, el único que no necesita tomar refugio es el Buda.

Hay cristales que son necesarios eliminar para poder ver la luz interior, prescindamos de ellos aquí y ahora para lograr la iluminación espiritual.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante.

Si a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible ser egoísta. Una no va con la otra, «YO SOY» elimina lo negativa.

El conocimiento emplea la antorcha para mostrar el camino. La iluminación, es en si la misma antorcha.

Moisés vio a Dios en una zarza sin mucho valor que ardía en medio del desierto. Buda alcanzó la iluminación durmiendo debajo de una higuera. Jesucristo nació en un pesebre.

¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.

La iluminación es una sinfonía si escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar permanencia en ellas, en su discurrir está la armonía.

La intención de hacer algo es de por sí la iluminación. Cuando sufrimos una dificultad o una desgracia, allí tenemos iluminación.

Aunque hayamos logrado obtener y conservar el éxito y las riquezas, que nos proporcionan placer, todavía nos quedará un rincón vacío en nuestros corazones, que sólo se llenará cuando logremos alcanzar el estado de Iluminación.

El verdadero guerrero siempre cuenta con tres armas: la radiante espada de la pacificación; el espejo de la valentía, la amistad y la sabiduría; y la piedra preciosa de la iluminación.

El inicio de la búsqueda de la iluminación es seguir los códigos y las prácticas de la religión. El final, es la rebelión hacia todos los códigos y todas las religiones.

Cuando este arrobamiento espiritual emerge en alguien que ya posee la energía, surge en el monje el arrobamiento como factor de iluminación.

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

Nuestra vida humana encierra un gran valor y significado, pero solo si la utilizamos para alcanzar la liberación permanente y la felicidad suprema de la iluminación.

El único paso vital para la iluminación: aprende a dejar de identificarte con tu mente para que la luz de la conciencia se vuelva más fuerte.

Si puedes ver sin que la mente intervenga eso es iluminación. Si puedes oír sin que la mente se interponga eso es iluminación.

Hasta que no te vuelvas simple como un niño, no recibirás la iluminación divina. Olvida toda tu sabiduría mundana e ignórala por completo.

El ser completo no es la acumulación de todo. Es imposible dividir en partes una existencia entera. Está siempre aquí y siempre funcionando. Esto es la iluminación.

El ideal de la Iluminación es «El Ideal» natural para el ser humano, porque éste corresponde tanto a su naturaleza intrínseca como a sus necesidades más profundas.

El único método para abandonar nuestra ignorancia y disfrutar de la felicidad suprema de la iluminación es alcanzar la perfección de la sabiduría en general, y la perfección superior de la sabiduría en particular.

La iluminación consiste en encender el arbol de navidad interior.

La iluminación es actualizar el potencial ilimitado y experimentar lo máximo en cada momento de la vida como algo nuevo. Viviendo en este espacio divino es la mejor vida y el mayor servicio a la sociedad.

Lo que en un estado de ignorancia se denomina consciencia, en un estado de Iluminación es llamado conocimiento; seguir el principio se denomina Iluminación, seguir las cosas se denomina ignorancia.

La Iluminación es como alguien que vuelve a su hogar: todo le resulta familiar, en ese ambiente se siente cómodo y claro, no tiene ningún pensamiento de duda o confusión.

Una vez alcanzada la iluminación, esta distinción dualista entre cuerpo y mente deja de existir. Se podría decir que ambos comienzan a funcionar en la misma frecuencia. Pero hasta entonces, los dos son necesarios y deben desarrollarse por igual.

Cuando permaneces sumergido en lo ilusorio, no percibes con claridad el contenido de la Iluminación.

La sabiduría de la Vida te está proporcionando la oportunidad para conducirte a la iluminación. No una iluminación futura, sino la que puede acontecer en ese preciso momento.